Frases de la película Una separación

Frases de la película dirigida por Asghar Farhadi, estrenada en 2011, también conocida como La separación, A Separation y Jodaeiye Nader az Simin.

- No son razones suficientes para divorciarse.
- ¿No hay más?
- ¿Como qué?
- Si es un adicto, si le pega, si no le da dinero, por ejemplo.
- Nada de eso, es un hombre decente, bueno.
- ¿Por qué quiere divorciarse?
- No quiere venir conmigo.

Nos costó 18 meses de papeleo y de gastos conseguir los visados. Tienen una vigencia de seis meses. Expiran dentro de 40 días. No quiero perder esta oportunidad.

- ¿Cómo te atreves?
- Pero, ¿sabe que eres su hijo?
- Yo sé que es mi padre.

- Señor Juez, ¿qué debo hacer? Solo quedan 40 días.
- Uno no se divorcia por una nimiedad.
- ¿Una nimiedad? No me parece que sea una nimiedad.
- Se trata del futuro de mi hija.
- Gracias.
- ¿Le parece poco?
- Adiós.

Buenos días, tengo una pregunta religiosa. Trabajo en una casa. Debo cuidar de un anciano que no se vale por sí mismo. Mi pregunta es, verá, se ha hecho pis encima. Tengo que cambiarlo, pero si lo hago ¿contará como pecado?

- Juro que no he tomado dinero.
- Haga el favor de irse.
- Váyase.
- Se lo juro por nuestros mártires.

- Intentaba echarla de mi casa.
- Sea claro, lo acusan de asesinato. Tenía 19 semanas, era un ser humano.
- Nunca fue mi intención empujarla.
- Quería que se fuera para cerrar la puerta.
- ¿No me empujó?
- Señora. De haber sabido que estaba embarazada ni siquiera habría intentado sacarla de mi casa.

¿Cómo podía imaginar que una embarazada se presentaría para un trabajo así?

- Señor Juez, hablé de mi embarazo delante de él, su hija y la profesora de su hija. Me oyeron. Él también.
- ¿Cuándo? No lo recuerdo.
- Claro, usted no recuerda nada.
- No se trata de si lo sabía o no.
- Sí, de eso se trata. Si se demuestra que lo sabía la pena es de uno a tres años de cárcel.
- ¿Y bien?
- ¿Qué?
- No, no lo sabía.

- Señor Juez, yo solo he venido aquí por una razón. Perdí a mi hijo pero me dolió más que me tratara de ladrona.
- ¿Ladrona?
- Calle. Si fuéramos ladrones, no iríamos a limpiarle el culo a su padre.

- Su hija dibujaba a un hombre y una mujer. Dijo que eran mamá y papá y que mamá estaba gorda porque esperaba un bebé.
- ¿No lo dedujo por su aspecto?
- No.
- ¿Por qué miente? Usted es una mujer. ¿No reconoce a una embarazada cuando la ve?

- ¿Debo jurarlo por el Corán?
- El Corán le da igual.

Trabajé diez años con un zapatero. Me despidió y dijo que recurriera a la justicia. Le denuncié y pasó un año. Un año. Y total, ¿para qué? Para no conseguir nada. Pero esta vez no me rendiré. Esta vez es diferente, esta vez ganaré. No tengo nada más que perder. Pero, claro, no sé hablar como este hombre, tengo mal genio.

- Cariño, no te preocupes si tus padres y yo nos peleamos. Deja que lo guarde en la mochila.
- Mi mamá no tomó tu dinero.
- Lo sé. No discutimos por eso.
- Entonces, ¿por qué?
- Me enojé porque dejó a mi papá solo.
- Salió para ir al médico.

¿Por qué creen que les pegamos a nuestras mujeres e hijos? Juro por el Corán que somos seres humanos.

- ¿Qué pasa?
- Se ha presentado en el colegio. Ha sido bochornoso.
- ¿Qué dijo?
- "¡Su padre mató a mi hijo!" Gritaba como un loco. ¿Cómo va a volver a esa escuela? ¿Te das cuenta de lo que haces? ¿De lo que hago yo?
- Me ha amenazado.
- No se atreverá. Termeh, ve a tu cuarto.
- ¿Y si mata a tu hija camino al colegio?
- ¿Qué sugieres? ¿Huir al extranjero? A la mierda el extranjero, hablemos como personas.
- Se trata de Termeh. Está en esta situación por tu culpa.
- ¿Por mi culpa? ¿Cómo te atreves a acusarme?
- ¿Quién se fue de casa? ¿Quién pidió el divorcio?
- Dijiste que me fuera.
- ¿Y para qué has vuelto?

- Tu hija quiere vivir aquí, deja que aprenda.
- ¿Que aprenda qué, a ser una terca?
- No, a no ser una cobarde como tú que se rinde a la primera de cambio.

Eres capaz de decir lo que sea con tal de salir de este país.

¿Sabes lo que pasará si digo que lo sabía? Me darán de uno a tres años de cárcel. En ese momento, solo pensaba en qué sería de ti. Con quién vivirías. Por eso lo dije.

Se queda conmigo porque quiere. ¿Por qué crees que lo hace? ¿Por qué te ha escogido? Solo para impedir que nos separemos.

- ¿El niño ya había muerto?
- No lo sé, puede que sí.
- ¿Qué ocurrió?
- No estoy segura. La noche anterior me dolió.
- ¿Habías tenido un aborto antes?
- No. Me atropelló un coche. Su suegro se escapó, estaba al otro lado de la calle. Corrí detrás de él. Él cruzaba para volver.
- Me lancé para pararlo y me dio un coche que venía. Esa noche me dolió.
- ¿Lo sabe tu marido? ¿Por qué no se lo dices al juez?
- Mi marido me matará si se entera de todo esto.

Señora, es usted muy creyente. Jure por el Corán que soy el causante del aborto.

- ¿A quién eliges? ¿A tu padre o a tu madre?
- ¿Lo sabes?
- Sí.
- ¿Estás segura?
- Sí.
- Dime. ¿Seguro que lo sabes?
- Sí.
- ¿Con cuál de los dos?
- ¿Debo decirlo ahora?
- Si no lo has decidido--
- Lo he decidido.
- Si no estás segura--
- Lo estoy.
- ¿Y bien?
- ¿Prefieres que esperen afuera?
- ¿Puede ser?
- Señor, espere afuera. Usted también, señora.

Frases archivadas en Drama, enviadas por .

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 105 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco