Frases de la película Un hombre irracional

Frases de la película dirigida por Woody Allen, estrenada en 2015, también conocida como Irrational Man.

Kant dijo que la razón humana está acosada por preguntas que no puede rechazar pero que tampoco puede responder. Entonces ¿de qué hablamos? ¿De moralidad? ¿De elecciones? ¿Del carácter fortuito de la vida? ¿De estética? ¿De asesinato?

Hay una diferencia entre un mundo teórico de filosofía barata y la vida real, ¿no? La vida real, desagradable, fea que incluye la codicia, el odio, el genocidio.

Recuerden, si no aprenden nada más de mí deben aprender que la mayor parte de la filosofía es masturbación verbal.

La ansiedad es el vértigo de la libertad.

Otra escuela, otro grupo de chicos. Chicos dulces. Chicos promedio. Agradables, pero la mayoría mediocres. Crecerán y serán esa gente que da forma al mundo con su ignorancia o falta de información o pasividad.

Es impresionante cómo la gente agranda las historias. Abe dice que la gente solo fabrica el drama para poder atravesar sus vidas porque están vacías.

Es muy aterrador cuando te quedas sin distracciones.

- Intento terminar un libro que empecé hace tiempo.
- ¿Sobre qué es?
- Heidegger y el fascismo. Justo lo que el mundo necesita. Otro libro sobre Heidegger y el fascismo.

- Estoy bloqueado. No puedo escribir.
- ¿Por qué?
- No puedo escribir porque no puedo respirar.
- ¿Qué te podría hacer respirar de nuevo?
- Ya sabes... La voluntad de respirar.

- ¿Qué haces aquí? ¿Tienes una de tus visiones mórbidas de la futilidad transitoria de la felicidad?
- ¿Tengo la cara tan sombría?

- Si quieres morir, toma cianuro del laboratorio. No lo hagas frente a nosotros.
- Esta es una lección existencial mejor que en los libros.

Una posibilidad de 50-50 es mejor que lo que tiene la gente en su vida.

Los románticos piensan que el suicidio es romántico.

La verdad es que me sentía atraída a Abe. Aunque era un alma perdida. O por eso.

Quise cambiar el mundo activamente y terminé siendo un pasivo intelectual que no puede hacer el amor.

Dicen que ahogarse es una forma indolora de morir.

La desesperación es lo que Kierkegaard llamó la enfermedad de la muerte, Abe. Y tú sufres de desesperación.

- Espero que al juez le agarre cáncer.
- No le agarrará cáncer. Porque desear algo no funciona. Si lo quieres muerto, haz que ocurra. Pero nunca podrás hacerlo y, aunque lo hicieras, serías el sospechoso principal. Pero yo podría matarlo por usted, señora y nadie en el mundo imaginaria que lo hice. Me desharía de esta cucaracha y terminaría su sufrimiento.

Todo lo relacionado a matar al Juez Spangler me encendió. La idea de ayudar a la mujer, de entrar en acción de librar al mundo de esta alimaña que hace del mundo un infierno extra para todos nosotros. Me intrigaba el desafío creativo de llevar a cabo un asesinato perfecto. Los riesgos eran altos, pero me hacía sentir vivo.

¿No crees que haya personas que mueren y con sus muertes el mundo se vuelve un lugar un poco mejor instantáneamente?

Aunque fuera un buen hombre de familia es como esos jefes de la mafia que hacen cosas horribles ¿se supone que debemos ser indulgentes porque son maravillosos con sus esposas e hijos?

Decidí que es hora de dejar de quejarme y tomar los problemas en mis manos y hacer que algo pase.

- El truco es no examinar las cosas muy de cerca. No debatir todos los temas, sino seguir tus sentimientos. Y elegir la acción, hacer cosas más que observar y perderse en clichés convencionales.
- Creo que te sigo. La filosofía no tiene la mejor cualidad...
- Sé cuál es tu mejor cualidad...

- Estoy enamorada de ti.
- Crees que lo estás. Estás enamorada del concepto romántico de estar enamorada de tu profesor universitario.

La gente llena sus horas vacías con chismes.

Porque la filosofía continental se encarga de problemas mucho más excitantes y personales que la tradición analítica. Los existencialistas intentaban descubrir no solo lo que algo significa, sino lo que significa para mí.

No había duda que había algo más liviano sobre Abe. Su espíritu parecía elevado parecía más enfocado, más optimista, más encantador. Dijo que estaba decidido a ganarme un premio. Y luego de una de sus disertaciones sobre el impacto de la suerte y el azar logró sacar el número ganador en su primer giro.

- La suerte rige el universo.
- ¿Piensas eso?
- Corrección, no la suerte, el azar. Todos estamos a su merced.

Intentaba decirme que la razón por la que no dejaba que fuera lejos era porque una relación entre un profesor y una alumna era contra las reglas de Braylin pero sabía en mi corazón que Abe era muy romántico para no arriesgarse.

Solo estaba segura de que aunque me interesaba Roy y de verdad lo hacía estaba completamente enamorada de Abe Lucas. Cuanto más intentaba que no pasara nada serio más quería yo que pase.

Investigué todos los venenos y fue claro por qué el cianuro se había hecho un cliché de los escritores de misterio y espías. El cianuro sería rápido e indoloro. Y aunque sería imposible conseguirlo legalmente sabía dónde podía conseguirlo sin tener que llenar formularios.

A la mañana siguiente, salí a comprar los periódicos. Y ahí estaba. Un sentimiento genial de logro me embargó.

Creo que es un poco macabro celebrar la muerte de alguien.

- Juré que no lo haría, pero no sé qué me pasó.
- Lo que te pasó es que finalmente celebras la vida... En vez de ser romántico con la muerte con tu loca ruleta rusa.

He tenido muchas experiencias y ahora una que es única. He tomado una vida humana. No en batalla o en defensa personal pero tomé una decisión en la que creí y actué de acuerdo a ella. Me siento como un ser humano auténtico.

Hoy discutiremos las elecciones existenciales. Que la vida tiene el significado que eliges darle. Y examinaremos la maravillosa visión de Jean-Paul Sartre: "El infierno es el Otro".

- Tienes un perfume nuevo.
- Me encanta que notes esas cosas.
- Me he adaptado a los placeres sensuales de la vida. Las imágenes y los sonidos, el sabor de la comida y el vino.

- Hoy por un momento breve pensé que sería irónico si tú hubieras matado al juez Spangler.
- ¿Y cómo logré ese pequeño milagro?

Disfrutaba toda la conversación. Era como sentarse en una tensa mesa de póquer teniendo todo un juego, y canturrear inocentemente... Confiado de tener la mano ganadora pero ansioso por la posibilidad de poder ser derrotado por otro con un juego mejor.

Ambos decíamos que habíamos experimentado muchas cosas en la vida. Pero una cosa que él nunca había experimentado pero que se preguntaba era cómo sería matar de verdad.

- Parece las charlas de Abe, azarosas y tontas. Ya sabes cómo se pone cuando bebe un poco. Es dramático.
- Eso es exactamente lo que también pensé. Es Abe siendo Abe. Pero luego mi esposo lo vio dejando el campus muy temprano la mañana en que envenenaron al juez.

No me tengo que dejar llevar por mi imaginación exagerada. Pero una nube oscura había cruzado la Luna.

El intelecto no comprende todo. Si se siente bien, generalmente lo está.

Te pido que dejes de lado nuestras suposiciones diarias y confíes en tu experiencia de vida. Para poder ver el mundo de verdad debemos romper con nuestra aceptación normal de el. En el segundo en que decidí tomar esta acción, mi mundo cambió. Lo viste. De repente encontré la razón para vivir. Pude hacer el amor, pude experimentar mis sentimientos por ti porque hacer esta acción por esta mujer dio significado a mi vida.

No tengo el intelecto para refutar estos argumentos. No puedo discutir contigo. Pero tú me enseñaste a seguir mis instintos y no tengo que pensar en esto. Siento que no está bien. Es asesinato.

Solía pensar que Roy era maravilloso pero sin inspiración, comparado con Abe. Y ahora comienzo a creer que Roy era más adecuado para mí. Creo que no soy tan vanguardista como me imaginé.

Igual me sentía justificado por lo que había hecho. Sentía que había experimentado algo único y más profundo que todas mis protestas sociales y mi trabajo de caridad. Ayudé a una familia y no lastimé a nadie, solo a quien lo merecía. Un hombre qué sacó ventaja de su poder para dañar a otros.

Pero no tenía intenciones de entregarme. Hace unos meses, mi vida no significaba nada para mí. No encontraba diversión ni placer. Hubiera estado bien si ese juego de ruleta rusa acababa con todo. Pero desde que planeé y ejecute el plan de eliminar al juez Spangler mi vida había dado un nuevo giro. Entendí por qué la gente amaba la vida y la veía como algo dichoso de experimentar. Me daba placer vivir. No quería suicidarme, o pasar el resto de mis días en una celda. Quería vivir, enseñar, escribir, viajar, hacer el amor. Esa noche, me fui a la cama con Rita y hasta pensé en llevarla conmigo a Europa.

La moralidad de dejar que alguien cargara la culpa me ponía mal pero iba en contra de mi deseo natural de sobrevivir.

Es gracioso cómo tus mejores ideas salen bajo presión si tienes poco tiempo.

Con el paso del tiempo la horrible nitidez de lo que había experimentado muy gradualmente se hizo menos y menos traumática. Me ayudó tener un novio que era muy cariñoso y comprensivo. De vez en cuando, reflexionaba sobre todo el episodio. Y en retrospectiva, ganaba perspectiva sobre la vida y el amor y sobre quién era yo. Hasta experimenté, por un momento aterrador la cercanía de la muerte. Todo había sido una gran lección. Una lección dolorosa. Del tipo que Abe solía decir que no se saca de ningún libro.

Frases archivadas en Comedia, Drama, Emma Stone, Romance, Woody Allen, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco