Frases de la película Tenemos que hablar de Kevin

Frases de la película dirigida por Lynne Ramsay, estrenada en 2011, también conocida como We Need to Talk About Kevin.

Mira, Eva. Realmente no me importa quien eres ni que has hecho. Siempre que sepas tipear y archivar, tienes este empleo.

- Parece que alguien está teniendo un buen día. ¿Disfrutando?
- ¿Disculpe?
- ¡Espero que te pudras en el infierno, maldita perra!

- Dios. ¿Qué diablos fue eso?
- No, no. No es nada.
- Permíteme llamar al 911.
- No, fue mi culpa.
- Pero ella te pegó.
- No, no, estoy bien.

- Cuando era bebé, no paraba de gritar y pensé que tal vez eso le dañó su audición.
- No, su audición está bien.
- ¿Pero no debería estar hablando ya? En algún lado leí que no hablar era señal de autismo.
- No se balancea ni presenta otros indicadores. No me preocuparía demasiado por eso. Es un niño flojo, ¿no es así? Pero no tiene nada malo.

Mamita era feliz antes de que naciera el pequeño Kevin. ¿Lo sabes? ¡Ahora mamita se despierta cada mañana deseando estar en Francia!

- Me hice caca.
- Hola, amiguito. ¿Qué? ¿Te hiciste caca? De acuerdo. Bueno, déjame ayudarte. A ver Espera un segundo, ¿sí? A ver, ve a tu habitación. Ya voy. No despertemos a mami.

- Esos cuadrados de papel son tontos.
- Todos necesitan una habitación propia. Tienes tu habitación. Esta es la de mami. Si quieres, puedo ayudarte a hacer tu habitación más especial.
- ¿Qué quieres decir con "especial"?
- Bueno, la decoras según tu personalidad.
- ¿Qué personalidad?
- Creo que sabes lo que quiero decir.
- Son tontos.

Dice que realmente lo siente y que sólo trataba de ayudar a hacerla más especial.

¿Sabes cómo entrenan a los gatos para que controlen sus esfínteres? Les hacen meter las narices en su propia mierda. No les gusta, así que usan la caja.

Toma, puedes sumar todo eso, dado que crees ser tan inteligente.

Tengo que decirte algo, Eva. Qué niño valiente tienes.

- Me quebré el brazo.
- ¿Cómo te quebraste el brazo?
- Me hice caca. Mami fue a buscar toallas. Yo me caí del cambiador sobre mi camión de volcar. Mamá me llevó al Dr. Goldblatt.
- Fue todo mi culpa.
- No, no seas tonta. No puedes estar pendiente de él cada segundo del día.

- Así que el papá oso plantó su semilla en la mamá oso y eso se transformó en un huevo.
- ¿Estás hablando de coger?
- ¿Sabes lo que eso significa?
- El chico pone su pito en la cola de la chica.

- ¿Nunca quisiste tener alguien con quien jugar?
- No.
- Podría gustarte.
- ¿Y si no me gusta?
- Entonces te acostumbrarás.
- Que estés acostumbrada a algo no significa que te guste. Tú estás acostumbrada a mí.

- Buenas tardes, señora. Espero que no sea un momento inoportuno.
- Bueno, lo es en realidad.
- Sólo queremos hacerle un par de preguntitas.
- ¿Sobre qué?
- ¿Sabe dónde irá cuando muera?
- Sí, en realidad, lo sé. Iré directo al infierno. Castigo eterno. Todo eso. Gracias por preguntar, ¿de acuerdo?

Te despiertas y ves TV. Subes al auto y escuchas la radio. Y vas a tu trabajito o a tu escuelita pero no escucharás sobre eso en la noticias de las 6:00. ¿Por qué? Porque nada está sucediendo realmente. Luego vas a tu casa y ves un poco más de TV. O tal vez, si es una noche divertida, sales y ves una película. Digo, es tan malo que la mitad del tiempo la gente esté en TV dentro de la TV, mirando TV. ¿Y que está mirando toda esa gente? A gente como yo. Digo, ¿qué están haciendo todos ustedes ahora mismo sino mirarme? ¿No creen que ya hubieran cambiado de canal si todo lo que hubiera hecho fuera sacar un 10 en geometría?

Kevin y yo estábamos jugando a Secuestro Navideño.

- ¿Quieres bailar?
- No, gracias, Colin.
- Vamos. Solo una.
- Yo no bailo. De veras.
- ¿Dónde acabas, perra creída? ¿Crees que alguien más va a quererte?

Cuando veo gente gorda, siempre están comiendo. No digas porquerías como "metabolismo lento" o "son mi glándulas". Es comida. Están gordos porque comen la comida incorrecta. Demasiada y todo el tiempo.

- ¿Y cómo va la escuela?
- Va.
¿Quieres mis horarios de clase? ¿Y tus maestros? ¿Hay alguno que-- Qué bandas estoy escuchando en estos días, ¿cierto? Luego, puedes sonsacarme si hay o no algún pequeño imbécil en la primera fila que me hace enfermar. De ese modo, puedes seguir con cómo todo depende de mí, por supuesto y a que antes de tener sexo en el recibidor me convendría esperar hasta que esté listo. Y luego, puedes preguntarme sobre las drogas. Con mucho cuidado porque no quieres asustarme metiendo historias en mi cabeza. Así que me contarás cómo fue tu experiencia. Entonces una vez que hayas chupado toda esa botella de vino puedes humedecer tus ojos y decir lo lindo que es pasar tiempo juntos. Puedes arrimarte y poner tu brazo alrededor de mi hombro darle un pequeño apretón.

- Escucha, amigo, es fácil malentender algo cuando lo oyes fuera de contexto.
- ¿Por qué no sabría el contexto? Yo soy el contexto.

- No te ves feliz.
- ¿Alguna vez lo he sido?

- Quiero que me digas, ¿por qué?
- Pensaba que lo sabía. Ahora no estoy tan seguro.

Frases archivadas en Basadas en libros, Drama, Thriller/Suspenso, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco