Frases de la película T2 Trainspotting

Frases de la película dirigida por Danny Boyle, estrenada en 2017, también conocida como T2 Trainspotting: La vida en el abismo.

- ¿Cinco años más? ¿Qué creen que soy? ¿Uno de esos tipos bíblicos que viven para siempre? ¿Es lo que creen?
- No estoy seguro. Hacen una evaluación.
- He escrito cartas. A todos los idiotas, hasta a la Reina.
- ¿Le escribiste a la Reina?
- Nadie nos contesta. No tienen tiempo para la clase trabajadora. Es distinto cuando necesita soldados. "Pase por aquí, Sr. Begbie". "Firme aquí, Sr. Begbie".
- No sabía que habías sido soldado.
- Nunca lo fui. ¿Cómo iba a serlo? ¡Llevo 20 años encerrado! ¿No te habías fijado?

Horario... de verano. A mí me importa poco lo de la luz. No ahorro ni me gasto luz. Más bien soy agnóstico. Pero la luz no ha mostrado la misma actitud hacia mí. Tenía un trabajo. Era albañil. Trabajo manual. Carpintería, plomería. No era mi vocación favorita. Pero en la oficina de beneficios me dijeron: "Si no trabajas, no te damos dinero". Así que dejé el caballo. Veo a Gail, al pequeño Fergus. Ya no es pequeño, pero lo era. Básicamente, estoy bien. Pero una mañana me despidieron por llegar una hora tarde al trabajo. Y luego una hora tarde a Seguridad Social para explicar por qué me echaron. Y una hora tarde para apelar la pérdida de beneficios. Y una hora tarde para mi asesoría. Una hora tarde para mi visita con Fergus. Y tarde con Servicios Sociales para explicar por qué. Por fin lo entendí. Eran los relojes. Los adelantaron una hora. "Horario de verano británico", lo llaman. Ni hacía calor. Yo todavía traía un suéter. "Pasa cada año, Sr. Murphy". ¿Cómo iba a saberlo? Pasé 15 años adicto al caballo. El horario no es lo más importante en tu vida cuando eres drogadicto.

- Una vez aquí, otra aquí. No muy hondo. Dos puñaladas. Un poco de sangre. Sin lastimarme.
- No hay problema, Franco.
- Bueno, hazlo.
- ¿Estás seguro?
- Hazlo y ya. ¡Maldito desgraciado! ¡Me perforaste el hígado!
- Perdón, Franco. ¿Quieres la otra apuñalada?
- No, así está bien. Ya hiciste bastante.

Gail. Ojalá se me ocurriera una manera mejor de pedirte perdón. No deberías tener que leer esto. Ya te hice sufrir demasiado. Pero sé que tú y Fergus viven en un mundo mejor sin mi caos. Perdón por todas las cosas que destruí. Eres muy hermosa. La más hermosa del mundo. Solo he hecho que este mundo sea más feo. Fergus necesita simplicidad. Sé cuánto se avergüenza de mí. No pude ser el hombre que los dos necesitan. He tratado durante 20 años, y cada vez que trato es otro desastre. Te quiero. Quiero a Fergus con todo mi corazón. Pero esto se acabó para mí. Perdóname. Los quiero a los dos. Quiero verlos sonreír de nuevo a los dos. Danny.

- ¿Qué me estás haciendo?
- ¡Te estaba salvando la vida!
- ¿Salvándome la vida? ¡Me arruinaste la maldita vida, Mark! ¡Me la arruinaste ¡Ahora me arruinas mi muerte!

Mark huyó con el dinero. Se lo llevó todo. ¿Y ahora cree que soy una puta? ¿Que me puede pagar £4.000 y ya? ¿Qué debo hacer? ¿Comprar una máquina del tiempo? ¿Volver a vivir mi vida? ¡Pero esta vez sin que me robe y me traicione mi mejor amigo! No, así no funcionan las cosas. Lo que voy a hacer, Veronika, es engatusarlo como amigo como mi mejor amigo, mi socio y luego lo voy a lastimar de todas las maneras posibles.

- Tú y yo, hijo, tú y yo. Vamos a hacer unos negocios juntos.
- Me inscribí en la universidad, papá.
- ¿Qué?
- Voy a estudiar administración de hoteles.

- No puedo fracasar de nuevo. Necesito desintoxicar el sistema.
- Spud. "Desintoxicar el sistema". ¿Qué significa eso? No significa nada. El problema no es sacártelo del cuerpo, es sacártelo de la mente. Eres un adicto.
- ¿Crees que no me lo han dicho cien mil veces, Mark? ¿Me quieres dar otros 12 pasos?
- Entonces vuélvete adicto a otra cosa.
- ¿Como correr hasta no poder más?
- Sí. U otra cosa.
- Tienes que canalizarlo. Tienes que controlarlo. La gente hace todo tipo de cosas. Algunas personas boxean.
- ¿Boxear?
- Solo es un ejemplo. No tienes que...
- ¿Hacia qué lo canalizaste tú?
- Hacia escapar.

- Nos fuimos a ese parque, atrás de los edificios, el parque Caca de perro.
- Sí.
- Compartimos una aguja.
- Compartimos una aguja. Tú te inyectaste primero. Tengo tu sangre en mis venas, Mark.

- Me voy a divorciar.
- ¿Regresaste solo para decirme eso? Claro que todas tus desdichas son música para mis oídos.
- Tenía que ir a sacar mis cosas. El apartamento es de ella.
- ¿Y los niños?
- No tuvimos.
- ¿Ni uno?
- No.
- Entonces cuando hablaste de James y...
- Laura.
- Laura, ¿no era estrictamente verdad?
- No.
- ¿Por qué me mentiste?
- Porque no quería decirte la verdad.
- ¿Y la falta de niños fue un problema?
- Eso no te incumbe. Sí, sí fue un problema. Fue un problema enorme. ¿Está bien? ¿Contento?
- Un poco.
- Vete al diablo. Se acabó el matrimonio. 15 años. Y mi compañía se va a fusionar con otra. Me van a sacar, me faltan certificados. Lo veo venir, no tengo que recibir la carta. Y entonces, hace 3 meses sufrí un episodio de insuficiencia coronaria aguda. Como un infarto. Me pusieron un tubo aquí dentro. Tengo un stent en mi arteria coronaria izquierda. Quedé como nuevo. Debe de durar otros 30 años, me dijeron pero no me dijeron qué hacer con esos 30 años. Dos o tres, está bien. Me las puedo arreglar. Se me ocurren bastantes maneras de malgastarlos. ¿Pero 30? ¿Qué debo hacer con ellos? ¡Tengo 46 años, y estoy frito! No tengo hogar ni un lugar al que pueda llamar hogar.

- ¿Y cuál es la esencia de nuestra relación?
- La amistad, por favor.
- Me pides que participe en un plan para establecer y llevar un burdel.
- Una sauna, por favor.
- Un burdel.
- Bueno...
- Lo triste del asunto lo más patético de todo, es que no se me ocurre nada mejor.

- Tuvimos un problema. Un ciudadano honrado bajó por las escaleras, armado. Yo estaba en desventaja. Pero Franco Junior lo noqueó sin problema.
- No fue exactamente así.
- De tal palo tal astilla, ¿no? ¿Verdad que sí?

No saben nada. No entienden nada. Viven en el pasado. En mi tierra el pasado es algo que olvidamos pero aquí es lo único de lo que hablan. Ustedes dos están tan enamorados que me siento rara en su presencia. En vez de mirarme a mí desvístanse y hagan el amor.

Anda. Pégame, desgraciado. Dame un golpe. Hazlo. ¡Hazlo! No, no puedes golpearme. Si fueras mi hijo, me habrías acuchillado. Estaría tirado, agonizando con un hoyo en el pecho. Pero no puedes hacerlo.

- ¿Tú eres la mujer del video?
- Mi cara no se ve.
- ¿Tienes marcas que te identifiquen? ¿Tatuajes en las nalgas?
- Claro que no.
- ¿En tu perineo?
- Es la piel entre la vagina y el ano.
- Eso es asqueroso.
- No lo tienes vagidecorado.

- ¿Qué es "Escoge la vida"?
- ¿Qué?
- "Escoge la vida".
- Simon lo dice a veces. Dice: "Escoge la vida, Veronika".
- "Escoge la vida". "Escoge la vida" era el eslogan de un campaña antidrogas de los 80. Le agregábamos cosas. Yo diría, por ejemplo: Escoge ropa interior cara con la esperanza de revivir una relación muerta. Escoge bolsos. Escoge zapatos de tacón alto. Lana de cachemira y seda para sentirte lo que pasa por feliz. Escoge un iPhone hecho en China por una mujer que saltó por una ventana y métetelo en tu saco hecho en una fábrica que se puede incendiar. Escoge Facebook, Twitter, Snapchat, Instagram y miles de otras maneras de echarle tu bilis a gente desconocida. Escoge actualizar tu perfil.
Dile al mundo lo que desayunaste esperando que a alguien le importe. Escoge buscar a exnovios, porque crees que te ves mejor que ellos. Escoge bloguear en vivo desde tu primera masturbada hasta tu muerte. La interacción humana reducida a mera información. Escoge 10 cosas que no sabías sobre celebridades operadas. Escoge gritar sobre el aborto. Escoge chistes de violación, porno de venganza y misoginia deprimente. Escoge pensar que 11/9 nunca pasó, y que si pasó, fueron los judíos. Escoge un contrato de cero horas y un viaje de 2 horas al trabajo y escoge lo mismo para tus hijos, pero peor. Y quizá piensa que es mejor que ellos nunca hayan existido. Y luego relájate y ahoga el dolor con una dosis desconocida de una droga desconocida hecha en una cocina. Escoge promesas no cumplidas y arrepentirte de todo. Escoge nunca aprender de tus errores. Escoge ver la historia repetirse. Escoge resignarte lentamente a lo que puedes obtener en vez de a aquello con lo que soñabas. Confórmate con menos, y pon buena cara. Escoge la desilusión y escoge perder a seres queridos. Y al ir desapareciendo, un pedazo de ti muere con ellos. Hasta que ves que en el futuro, pedazo por pedazo, todos desaparecerán. Y no quedará nada de ti que puedas llamar vivo o muerto. Escoge tu futuro, Veronika. Escoge la vida. En fin...Nos entretenía en esa época.
- Me gustas, Mark.

Es la renovación y transformación de un edificio icónico de Leith. Queremos captar la experiencia de una posada artesanal. Un destino por derecho propio. Pinturas de artistas locales en las paredes, comida fresca local. Programas para inspirar a niños a pensar con originalidad. Para inspirar en ellos la creencia de que sí, sí pueden. En una época este puerto sirvió a miles de barcos de todo el mundo. Ahora puede renacer. Y nuestro negocio puede ocupar un lugar central tanto física como emocionalmente en el corazón de esta nueva ola de regeneración en Leith. Leith 2.1.

- Mark y yo robábamos muchas cosas. Hasta que nos agarraron. A él lo soltaron, a mí me encerraron 6 meses. En la cárcel descubres tus talentos. Yo soy bueno para las firmas. La de quien sea. Si la veo, la puedo copiar. Así que cuando salí, dije: "Adiós, robos. Hola, chequera. Hola, tarjeta". Voy a Western Union. Una firma, dinero en mano. Voy con Swanney, pago mis deudas, compro caballo. Era una mina de oro portátil.
- Entonces, ¿qué pasó?
- Chip, NIP, tarjetas de débito, banca electrónica. Millonarios transfiriendo dinero con un botón. Ya no hay cabida para un artesano honesto como yo.
- ¿Y qué hiciste?
- Volví a la calle, siete días a la semana.
- Me gustan tus historias. Deberías escribirlas.
- ¿Tú crees?
- Sí. Solo escríbelas como las dices. Son chistosas. A mí me gustaría leerlas.

"Tommy se ve bien. Es aterrador. Se va a morir. En algún momento, dentro de unas semanas o 15 años Tommy dejará de existir. Es probable que me pase lo mismo a mí. La diferencia es que lo sabemos acerca de Tommy. Tommy no se puede zafar. No puede calentar su casa, meterse en una burbuja vivir con calorcito, comer comida fresca estimular su mente con retos nuevos. Solo vivirá cinco, 10 o 15 años más antes de ser aplastado. Tommy no sobrevivirá el invierno en West Granton".

- Me estoy esforzando, pero no siento nada. Éramos jóvenes. A veces pasan cosas malas. Se acabó. ¿Podemos irnos a casa?
- El próximo tren pasa en dos horas.
- Mierda.
- Mira, vinimos para rendirle homenaje.
- Es la nostalgia. Por eso estás aquí. Eres un turista en tu propia juventud. Tuviste una experiencia cercana a la muerte, y te sientes sentimental. ¿Qué otros momentos vas a querer revivir? Aquí tienes uno: ¿Qué tal cuando le vendiste a Tommy su primera dosis llevándolo a la adicción, a la infección de VIH y finalmente a su muerte a la edad de 22, 23 años?
- 23.
- 23.
- ¿Qué tan inocente fue eso?
- Sí, eso fue culpa mía. ¿Qué fue culpa tuya?
- No sé a qué te refieres.
- Sería una mujer ahora. Quizá tendría hijos. Pero nunca llegó tan lejos, ¿verdad? Nunca pudo hacer su vida. Porque su padre, alguien que debería haber estado cuidándola protegiendo a su bebé estaba demasiado ocupado drogándose para ver que estuviera respirando bien. ¿Cómo puedes enterrar eso?

- ¿Saben quién soy yo? Muy bien. Tengo un par de saunas en el norte de Edimburgo. Deberían saber que soy dueño de todas las saunas de Edimburgo. Su empresa nunca iba a cobrar vida. No podía tenerlos de vecinos compitiendo conmigo por mi personal o mi clientela. Nunca iba a suceder, ¿verdad?
- No, Sr. Doyle.
- Esa es la respuesta correcta. Yo no lo permitiría, y no va a pasar. Lo bueno para ustedes es que los investigué y me enteré de que son unos perdedores. Dos perdedores completos. ¿Qué dices, Simon?
- Sí, suena bastante acertado.

Primero hay una oportunidad. Y luego hay una traición.

"Fuimos a orinar en la vieja estación central de Leith. Yo, Renton y Begbie. El lugar estaba vacío. Lo iban a demoler pronto". Esta estación era enorme. Venían locomotoras de todos lados. -¡Chu y más chu!
"Un viejo borracho, que Begbie había estado observando se tambaleó hacia nosotros, botella en mano". ¿Qué hacen, muchachos? ¿Están dejando sus huellas? ¿En la central de Leith? "Eso dijo, riéndose. Me fijé que Begbie parecía estar muy callado e incómodo. Los echan a andar para ti. ¡Infeliz de mierda! Entonces me di cuenta de que el viejo borracho era el padre de Begbie". Primero, hay una oportunidad, y luego hay una traición. Y así es como acaba.

- Franco Junior. ¿Puedo pasar un momento? Hay algo que tengo que hacer esta noche y luego me voy a ir. Pase lo que pase, no volverán a verme en mucho tiempo. Así que pensé venir... Pensé venir para desearte buena suerte, hijo. Eso es todo.
- Gracias, papá.
- Es difícil para mí porque nunca tuvimos eso cuando era niño. Digo, lo de los hoteles...Administración. Administración de hoteles, todo eso. Nunca lo tuve. Pero aun así. El mundo cambia, ¿no, June? Aunque nosotros no cambiemos. Así que cuídate, hijo. El viejo borracho era mi padre. Este tonto es el tuyo. Serás mejor hombre que nosotros dos.

- ¡Anda, Rent Boy! Tú no eres tímido.
- Me acuerdo de mi primer día de primaria. El primer día. Y la maestra me dijo: "Buenos días, Mark. Te puedes sentar aquí. Junto a Francis". ¿Te acuerdas, Franco? Eras mayor que yo. Reprobaste el año.
- Me acuerdo muy bien. Sí. Teníamos todo por delante, ¿no? Todo el futuro. Y ahora, henos aquí. Sí. A ti te ha ido bien. El mundo trata bien a las personas listas. ¿Pero a mí? ¿A los malditos hombres como yo? ¿Qué me toca? Lo que puedo agarrar con los manos. Lo que me consiguen mis puños. ¿Eso es lo que me toca? ¿Quién es el listo ahora?

- Estarás seguro si te vas conmigo.
- No. Soy de las últimas personas nativas de aquí. No me puedo ir.
Eso dijo, esperando no cometer este crimen contra sus amigos.
- Y ella dice: Te mandaré tu parte.
- Eso no me conviene. Me lo gastaré en hache.
- Está bien. Se la mandaré a Gail, entonces. Y al pequeño Fergus.

"Agarra la pluma. Y con su don para la falsificación, ahora poco usado, firma sus nombres. Simon Williamson. Mark Renton.
Transfiere las £100.000 a la cuenta bancaria de Veronika Kovach en Bulgaria".

¡Síguenos!

Frases archivadas en Danny Boyle, Drama.

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 130 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!
Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco.