Frases de la película Suspiria (1977)

Dirección: Dario Argento.
Actuación: Flavio Bucci, Jessica Harper, Stefania Casini.
Género: Horror, Música.
Estreno: 1977.
Otros títulos: Alarido y Dario Argento's Suspiria.

- ¡Que no se acaba el mundo porque te hayan expulsado!
- A mí me han echado de todas partes. ¿Crees que me importa que me hayan expulsado?
- ¿Entonces?
- Es inútil que te lo explique. No me creerías. Todo parece tan fantástico y absurdo que lo único que puedo hacer es huir de aquí.

He leído que los nombres que empiezan por ese son nombres de serpiente.

- ¿Oyes esa respiración? Es como un silbido. Escucha.
- ¿De dónde crees que viene?
- De ahí detrás.
- Es verdad.
- ¿Qué?
- Nos toman el pelo. La directora está aquí. Es ella la que respira así. Es la directora.
- ¿Cómo lo sabes?
- Estoy segura. El año pasado yo vivía en uno de los cuartos de invitados, los del final de la escalera. Una noche oí llegar a alguien. Durmió en la habitación de al lado. Escucha. Es la misma forma extraña de respirar. No la he olvidado jamás. Escucha. Era igual. Por la mañana vi a Madame Blanche y supe que la directora había dormido en la habitación de al lado. Por eso ahora sé con certeza que está aquí. Esa respiración no puede olvidarse.

Pero tened presente que soy ciego, no sordo. ¿Está claro? ¡No sordo!

- Pobre Daniel, ha muerto despedazado. Los perros lobo son imprevisibles. No son de fiar. En Axtad teníamos dos terribles.
- Primero un loco mata a Pat, después el perro a Daniel. Quizá este sitio esté maldito.
- Pues que exorcicen el edificio.

- Quiero contarle algo un tanto extraño.
- La muerte de Daniel te habrá afectado.
- No, es otra cosa. ¿Saben quién mató a Pat?
- El comisario dice que tienen una pista fiable.
- La noche en que llegué vi a Pat.
- Ya lo dijiste.
- Pronunciaba frases incomprensibles.
- Eso no lo dijiste.
- No tenían sentido. Había tormenta, un estruendo infernal. Entendí dos palabras: Secreto y lirio. No sé qué significan.
- Has hecho bien contándomelo.

- Conozco bien a Sara, fue paciente mía. ¿No lo sabías?
- Ni sabía que fuera psiquiatra.
- Tuvo una depresión tras la muerte de su madre y acudió a mí. Hemos seguido siendo amigos. Últimamente la habían afectado las ideas de una compañera.
- Tú no, supongo.
- No.
- Ideas extravagantes. Había descubierto que la Academia Tam...fue fundada en 1895 por una tal Elena Marcos, una emigrante griega que muchos consideraban una bruja.
- ¿Lo sabías?
- No, pero es como si alguien ya me hubiese contado eso o algo parecido. No lo recuerdo.
- La leyenda activó la fantasía de Sara. Otros dicen que en el XIX, Elena Marcos fue expulsada de varios países. Siempre olía a azufre, y los biempensantes la perseguían. Escribió varios libros, y los iniciados la llamaban la Reina Negra. Cuando se estableció aquí fue objeto de chismorreos.
Misteriosamente reunió dinero y creó la academia. Era una escuela de baile y de ciencias ocultas. No duró mucho. En 1905, tras diez años de persecuciones, Elena Marcos murió en un incendio. Hasta aquí la historia de brujas. Una alumna se quedó la escuela, se olvidaron los orígenes y se convirtió en la academia de ahora.

Creo en el mundo material y soy psiquiatra y creo que la gran difusión actual de magia se debe a enfermedades mentales. La mala suerte no proviene de espejos rotos, sino de cerebros rotos.

- ¿Qué quiere saber?
- ¿Cree en las brujas?
- He conocido a mujeres acusadas de ser brujas.
- ¿De verdad?
- Hace ya años que, aparte de ejercer de psiquiatra, estudio el tema. Usted es incrédula, ¿no?
- Son cosas difíciles de creer. ¿Qué hacen las brujas?
- El mal, sólo eso. Practican secretos ocultos que les dan el poder de obrar sobre las personas, pero sólo maléficamente. ¿Lo entiende? Quieren ventajas materiales y personales que consiguen con el mal ajeno: El sufrimiento, el dolor y la muerte de aquellos a los que tienen ojeriza. ¿Por qué le interesa el tema?
- Algunos amigos me han hablado de ello. ¿Ha oído hablar de Elena Marcos?
- Era una reina negra. Una bruja con recursos prodigiosos, una maestra. Vivió y murió aquí. ¿Lo sabía?
- Sí. ¿Hay asociaciones de brujas?
- Sí, se forman en torno a una reina, que tiene cien veces más poderes. Son como una serpiente: La fuerza reside en el líder, en la cabeza. Si no hay líder, son como una cobra decapitada: Inocuas. Uno también se puede reír de la magia. Pero sepa que la magia es: "Quoddam ubique, quoddam semper, quoddam ab omnibus creditum est". "La magia es aquello en que, dondequiera y siempre, todos creen."

- ¡He visto más allá de la puerta! ¡Los lirios, gira el azul! ¡El secreto! ¡Los tres lirios, gira el azul!
- ¡Hay que hacer desaparecer a la chica americana! Que desaparezca, ¿entendido? ¡Tiene que morir, morir, morir!
- ¡Elena, dame la fuerza!
- ¡Enfermedad, enfermedad! ¡Dolor, dolor! ¡Muerte, muerte, muerte!
- ¿Quién hay ahí? Te esperaba. Eres la americana. Sabía que vendrías. ¿Quieres matarme? ¿Quieres matar a Elena Marcos? ¡Ibas a matarme! ¡Ibas a matarme! ¿Y ahora qué vas a hacer? ¡La muerte viene a por ti! ¡Y querías matar a Elena Marcos! El infierno está detrás de esa puerta. Ahora conocerás la muerte. ¡La muerte con vida!