Frases de la película Star wars: Episodio V – El imperio contraataca

Frases de la película dirigida por Irvin Kershner, estrenada en 1980, también conocida como Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back.

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana...

No es fácil vivir con la amenaza de la muerte.

- ¡Han!
- ¿Sí, Alteza?
- Creía que habías decidido quedarte.
- El cazador de recompensas en Ord Mantell me hizo cambiar de idea.
- Han, te necesitamos.
- ¿"Necesitamos"?
- Sí.
- ¿Y lo que necesitas tú?
- ¿Yo? No sé de qué estás hablando.
- Es posible que no.
- ¿Qué se supone que debo saber?
- Vamos, quieres que me quede por lo que sientes por mí.
- Sí, eres de gran ayuda para nosotros. Eres un líder nato.
- No. No es por eso. Vamos. ¡Vamos!
- Te estás imaginando cosas.
- ¿De veras?
- Entonces, ¿por qué me sigues? ¿Temías que me fuera sin darte un beso?
- Besaría antes a un wookiee.
- Eso puede arreglarse. ¡Te vendría bien un buen beso!

R2 dice que las probabilidades de supervivencia son una entre 725.

No te preocupes por el amo Luke. Seguro que estará bien. Para tratarse de un ser humano, es bastante ingenioso.

- Luke. ¡Luke!
- ¿Ben?
- Irás al sistema Dagobah.
- ¿Sistema Dagobah?
- Allí aprenderás de Yoda, el maestro Jedi que me instruyó a mí.

Supongo que aún no lo sabes todo acerca de las mujeres.

Señor, soy experto en 6 millones de formas de comunicación. Esa señal no la utiliza la Alianza. Podría ser una clave imperial.

Me ha fallado usted por última vez, almirante.

A veces no comprendo el comportamiento humano.

- Déjame, por favor.
- No te excites.
- Capitán, el que tú me abraces no es suficiente para excitarme.
- Lo siento, preciosa. No tenemos tiempo para nada más.

Tu arma esconde. No voy a hacerte daño.

- Estoy buscando a un gran guerrero.
- Un gran guerrero. Las guerras a uno grande no le hacen.
- Deja eso. ¡Oye! Es mi cena.
- ¿Cómo has crecido tanto comiendo esta clase de comida?

- A veces eres insoportable.
- Lo sé, es verdad. Aunque tú podrías ser un poco más amable. Vamos, admítelo. No siempre te caigo tan mal.
- Bueno, quizá algunas veces, cuando no te comportas como un sinvergüenza.
- ¿Un sinvergüenza? Me gusta como suena.

Te gusto porque soy un sinvergüenza.

- Hay una gran perturbación en la Fuerza.
- Lo he notado. Tenemos un nuevo enemigo.
- El joven rebelde que destruyó la Estrella de la Muerte.No me cabe ninguna duda de que este muchacho es el hijo de Anakin Skywalker.
- ¿Cómo es posible?
- Explora tus sentimientos, Lord Vader. Sabrás que es la verdad.
- Podría destruirnos.
- Es sólo un niño. Obi-Wan ya no podrá ayudarlo.
- La Fuerza es intensa en él.
- El hijo de Skywalker no debe convertirse en un Jedi.
- Si se lo pudiera atraer se convertiría en un poderoso aliado.

Se unirá a nosotros o morirá, mi Señor.

- No puedo enseñarle. El chico no tiene paciencia.
- Aprenderá a tenerla.
- Mucha ira en él hay, como en su padre.
- ¿Era yo diferente cuando me enseñaste?
- No. No está preparado.

Durante 800 años he adiestrado a los Jedi. Yo decidiré quién debe ser adiestrado.

- No tengo miedo.
- Lo tendrás.

Sí, el poder de un Jedi proviene de la Fuerza. Pero ten cuidado con el lado oscuro--ira, miedo, agresión. El lado oscuro de la Fuerza son ellos. Con facilidad fluyen y enseguida te inducen a la pelea. Si alguna vez caes en el lado oscuro para siempre dominará tu destino. Te consumirá, como hizo con el discípulo de Obi-Wan: Vader.

- ¿Es más poderoso el lado oscuro?
- No, no. No. Más rápido, más fácil, más seductor.
- ¿Cómo distinguiré el lado bueno del malo?
- Lo sabrás cuando estés tranquilo, en paz., equilibrado. Un Jedi utiliza la Fuerza para aprender y defenderse, nunca para atacar.

- Aquí hay algo extraño. Siento frío. Muerte.
- Ese lugar es más poderoso con el lado oscuro de la Fuerza. Es propiedad del mal. Entrar en él debes.
- ¿Qué hay dentro?
- Sólo lo que lleves contigo.

- Tú siempre dices que no se puede. ¿Nada oyes de lo que digo?
- Maestro, mover piedras es una cosa, pero esto es totalmente diferente.
- No, no es diferente. Sólo es diferente en tu mente.Tienes que olvidarte de lo que has aprendido.
- Está bien, lo intentaré.
- No lo intentes. Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes.

- Mírame a mí. Por mi tamaño me juzgas, ¿no? Pues no deberías hacerlo porque mi aliada es la Fuerza. Y una poderosa aliada es. La vida la crea y la hace crecer. Su energía nos rodea y nos une. Seres luminosos somos, no esta materia bruta. Debes sentir la Fuerza a tu alrededor. Aquí entre tú y yo, el árbol, la roca-- Por todas partes. Sí, incluso entre la tierra y la nave.
- Quieres lo imposible. No puedo creerlo.
- Por eso has fallado.

- Lando no es un sistema, es un hombre. Lando Calrissian. Un jugador de cartas, un jugador. Un sinvergüenza. Te gustará.
- Gracias.

Siempre en movimiento el futuro está.

¡Oye! Puerco tramposo, cerdo estafador. Tienes muchas agallas para venir aquí después de lo que me hiciste.

- Luke, debes completar tu entrenamiento.
- No puedo olvidar esa visión. Son mis amigos, debo ayudarlos.
- No debes irte.
- Han y Leia morirán si no me voy.
- Eso no lo sabes. Ni siquiera Yoda puede ver su destino.
- Pero puedo ayudarlos. Siento la Fuerza.
- Pero no puedes controlarla. Éste es un momento peligroso para ti, cuando te veas tentado por el lado oscuro de la Fuerza.

Es a ti y tus habilidades lo que quiere el Emperador. Por eso ha hecho sufrir a tus amigos.

Sólo un Caballero Jedi adiestrado y con la Fuerza como su aliada conquistará a Vader y a su Emperador. Si acabas tu aprendizaje ahora, si eliges el camino rápido y fácil como hizo Vader te convertirás en un servidor del mal. Paciencia.

Que no te invada el odio. Eso lleva al lado oscuro.

No los quiere a ustedes. Persigue a alguien llamado Skywalker.

Lord Vader, sólo usamos esta planta para congelar el carbono. Podría matarlo. No quiero dañar el premio del Emperador. Lo probaremos antes con el capitán Solo.

- Te quiero.
- Lo sé.

Tu destino va unido al mío, Skywalker.

Impresionante. Muy impresionante. Obi-Wan te ha enseñado bien. Has controlado tu miedo. Ahora, descarga tu ira. Sólo tu odio puede destruirme.

- No te dejes destruir como lo hizo Obi-Wan. No hay escapatoria. No me obligues a destruirte. Todavía no te has dado cuenta de tu importancia. Sólo has empezado a descubrir tu poder. Únete a mí y yo completaré tu entrenamiento. Combinando nuestras fuerzas podemos poner fin a este conflicto destructivo y poner orden en la galaxia.
- ¡Jamás me uniré a ti!
- Si sólo conocieras el poder del lado oscuro de la Fuerza. Obi-Wan no te dijo lo que le pasó a tu padre.
- Me dijo lo suficiente. Me dijo que tú lo mataste.
- Yo soy tu padre.

Únete a mí y juntos gobernaremos la galaxia como padre e hijo.

- Ben. ¿Por qué no me lo dijiste?
- Es Vader. Luke, es tu destino.
- ¿Por qué no me lo dijiste?

Que la Fuerza los acompañe.

Frases archivadas en Acción, Aventura, Ciencia ficción, Star Wars, enviadas por .

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 105 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco