Frases de la película Sinister

sinister

Frases de la película dirigida por Scott Derrickson, estrenada en 2012, también conocida como Siniestro.

- Debía mudarme. La historia que escribo ocurre aquí.
- ¿No podías escribir en la otra casa?
- Para pagar la otra casa, iba a tener que escribir manuales.

- ¿Cuál es la primera regla, artista?
- Solo se pinta en el cuarto.
- ¿Y dónde no?
- En el resto de la casa.

Los hechos como éste son inexplicables. Y de haber una explicación, es probable que no le gustara la respuesta. Cumplimos nuestro trabajo. Lo verá.

- Si algo aprendí escribiendo sobre casos reales es que los agentes de la ley me dicen que pierdo el tiempo cuando creen que lo pierden ellos.
- Qué inteligente. Debería escribirlo.

- No acabamos de mudarnos otra vez cerca de la escena de un delito, ¿verdad?
- Tracy.
- No, no digas nada. Si es así, no quiero enterarme.
- No es así.
- ¿Me lo juras?
- Te lo juro.

- Sangre en Kentucky salió hace 10 años.
- ¿Y?
- Y...¿Si esos fueron tus 15 minutos de fama?
- Si fue así, ¿qué?
- Que no puedes pasar el resto de tu vida persiguiendo eso. Si te pierdes estos años con los niños, no volverán.
- Necesito una oportunidad más. Una más.

- Lo que le pasó a esa gente no tiene arreglo. Pero a la gente buena le pasan cosas malas y merece que alguien cuente su historia. Lo merecen.
- Eres todo un héroe.

- Primero, aclaro que hay muy buenos policías en la calle y no los desmerezco. Exacto. Pero en la labor policial, equivocarse implica arruinar vidas. Mis libros pueden compensar eso.
- ¿Qué te hace sentir mejor, entonces? ¿Que se haga justicia? ¿O que tu libro Sangre en Kentucky, llegue al puesto 1 del New York Times?
- Que se haga justicia. No, sin duda. Me cortaría las manos antes de escribir por fama o dinero.

Necesito un poco más de tiempo, ¿Sí? Te prometo que valdrá la pena. Cada minuto aquí nos acercamos más al final feliz que siempre soñamos.

- El símbolo que mandó no es un pentagrama. No es un símbolo que usen los jóvenes o las bandas noruegas de black metal pintado rojo para asustar.
- Entiendo.
- O enojar a los cristianos. Es un símbolo un poco más oscuro. Sí, reconozco el del pasillo. Fue a fines de los '90 en St. Louis. El otro el del auto, fue en Sacramento, hace unos 30 años.
- Cuénteme sobre el de Sacramento.
- Es un símbolo asociado con el culto a una deidad pagana.
- ¿Una deidad? ¿De qué tipo?
- Una muy oscura, de las épocas babilónicas. Se llamaba Bughuul. El Comeniños.
- ¿Comeniños?

- Los fragmentos de relatos que sobrevivieron giran en torno a una deidad que come almas de niños humanos para sobrevivir. Cada uno de ellos presenta una forma distinta de atraer o engañar a los niños para que dejen el mundo físico y queden atrapados en el mundo de las tinieblas mientras él les va consumiendo el alma. Todo culto a esta deidad conlleva sacrificios de sangre. O la ingesta de un niño.
- ¿O sea que quien hizo ese símbolo se come a los niños? Eso encaja con los relatos.

- No dormiría ni una noche aquí. ¿Está loco? En el árbol del jardín colgaron a cuatro personas. Y Dios sabe dónde estará esa niña. Dios sabe qué--Lo siento. ¿Sabe qué? Debería salir más, Sr. Oswalt. Despeje su mente.
- ¿La verdad? Anoche pensé que había algo en la casa. Y desperté en el sofá con un bate en la mano.
- Si yo pensara que hay algo en mi casa una noche, también entraría en pánico. Pero oiga, Sr. Oswalt. Si duerme en la casa, se le va a arruinar la cabeza.

-¿A los dueños anteriores los colgaron de un árbol en el jardín?
- Sí.
- Qué locura, Ellison. ¿Y dejas a tu hijita jugar ahí?
- ¿Por qué no?
- ¡Nuestro hijo tiene terrores y dibuja el asesinato en la escuela! ¡Nuestra hija pintó a una niña muerta!
- Desaparecida.
- ¿Qué?
- Desaparecida, técnicamente.
- No se sabe...
- ¡No me interesan los detalles! ¿Entiendes lo que hiciste esta vez? ¿El peligro para tus hijos? ¿Tu matrimonio?
- ¡Sí! ¡Entiendo!
- ¡Harías lo que sea por ese libro maldito!
- Parece que es así.
- Para ti vale la pena.
- Vale la pena. Arriesgar a tu familia.
- ¿Arriesgarla? ¿A pintar?
- ¡No! Tu hija--
- Mi hija tiene un padre que la ama, que siempre está y la anima a mostrarse como es. Lo peor que le pasó a mi hija es mudarse a una casa donde mataron a una familia. Averiguó lo del asesinato y le dio pena la niñita.
¡Entonces pintó la maldita pared! Siempre lo hace, desde pequeña.
- ¿Eso es todo lo que me vas a decir? ¿Qué más pretendes?
- ¿Qué tal una casa donde nos sintamos seguros? ¿Y unos vecinos que no nos odien en un pueblo donde se pueda ir de compras sin que te miren mal? ¿O una vida para nuestros hijos que no incluya dibujos macabros
de una tragedia horrorosa ni tal acumulación de ansiedad que los haga actuar como locos por la noche?
¿Qué tal? ¿Está bien?
- ¡Les puedo dar todo eso cuando termine!
-Sigue diciendo eso. ¡Escribes por ti, no por nosotros! Sí.
- No digas eso, es mentira.
- ¡Para ti!
- ¡Es verdad!
- Hay muchas otras maneras de mantener a la familia.
- ¿Cómo? ¿Enseñando? ¿Corrigiendo manuales de periodismo? ¿No entiendes que escribir le da sentido a mi vida? Estos libros son mi legado.
-Siempre te apoyé para que hicieras lo que amas. Pero escribir no le da sentido a tu vida. Tú y yo, nuestro matrimonio, eso le da sentido. Y tu legado son Ashley y Trevor. Tus hijos son tu legado.

- Los primeros cristianos creían que Bughuul vivía en las imágenes y que eran portales de entrada a su mundo.
- ¿Portales?
- Sí. La antigua iglesia creía que él iba a poseer a quienes vieran las imágenes y a provocar que hicieran cosas horrendas. En algunos casos, hasta podía absorber al espectador en el dibujo. Los niños que habían visto las imágenes eran más vulnerables a ser poseídos o raptados por Bughuul.
- ¿Y si uno las destruía?
- Perdón, no entiendo.
- Si uno las destruía con fuego, ¿qué pasaba?
- ¿Cómo? ¿En la realidad? ¿O en las historias?
- En las historias, si uno destruía la imagen el portal se cerraba y Bughuul perdía el acceso a este mundo, ¿no?

- ¿Sabe qué hora es?
- Sí, perdón, pero quise llamar todo el día.
- ¿Qué pasa?
- Pasa que usted se mudó.
- ¿Y qué problema hay?
- Yo estaba compilando los datos que usted me pidió y cuando empecé a reunirlos en un archivo legible noté la relación, era evidente.
- ¿Cuál?
- Las fechas y direcciones, cada familia que me hizo buscar había vivido en la casa donde fue uno de los asesinatos previos.
- ¿Todas? ¿Las cinco?
- ¡Sí! Y si las pone en orden cronológico se traza una línea de un homicidio a otro. Sabíamos que los Stevenson habían vivido antes en la casa donde murieron los Miller.
- Claro.
- Pero antes de morir, los Miller vivieron en la casa de Orange donde masacraron a los De Luzio.
- ¿Y dónde vivían ellos antes de mudarse a Orange? ¿En la casa de Sacramento donde quemaron a los Martínez?
- Exacto, todo se remonta a los homicidios por ahogo de 1966. Usted acaba de irse de la última casa en la lista. Si el tipo sigue suelto usted aceleró las cosas y se ubicó en la serie.
- Gracias, oficial.

No te preocupes, papá. Te haré famoso de nuevo.

Frases archivadas en Horror, Misterio, enviadas por .

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 105 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco