Frases de la película Renoir

Frases de la película dirigida por Gilles Bourdos, estrenada en 2012.

Una chica aparece de la nada enviada por una muerta. Me parece que trabajaremos juntos.

Aprovecharemos la luz.

- Jefe, ¿le molesta que me mueva?
- Si me molestase pintaría manzanas.

- Tenía un amigo pintor vivía cerca de aquí, en Aix. Se escondía para huir de las modelos que merodeaban por su taller.
- ¿Y qué pintaba?
- Pues eso, manzanas. Y maniquíes de madera. Eso sí que no podré nunca. Necesito material vivo. Me gusta la piel. El aterciopelado de la piel de una jovencita.

- ¿Te gusta tu nueva modelo?
- Su piel no rechaza la luz, hiciste bien en mandármela.

Te eximo de ir al colegio pero no de los estudios.

- No es un oficio de verdad, un oficio en el que se usan las manos para hacer algo que perdure.
- Perdura en las mentes.
- Pero es fugaz en comparación a una silla. A una casa. A un par de zapatos. Un plato.

- ¿Siempre es así?
- ¿Cómo?
- Gruñón.
- Nunca cuando trabajo.

A nosotros los viejos, los tullidos deberían mandarnos a luchar. En el barro, en los agujeros.

- ¿Estás curado?
- Si estuviera curado, estaría luchando.
- Estarías muerto.

Hay que dejarse llevar por la vida como un corcho al que arrastra la corriente.

Era pintor de porcelanas y la llegada de la máquina cambió mi suerte. Si aún se decorase a mano me habría pasado la vida siendo un pintor de platos. Y habría sido feliz siéndolo.

- Los cuadros de Renoir me dan ganas de comer.
- ¿Tiene ganas de comerme?

- Cada vez pintas más deprisa.
- Toda la vida he cargado con complicaciones. Hoy, lo simplifico.

Lo que debe controlar la estructura no es el dibujo sino el color.

- ¿Quieres negro?
- Amigo mío, los Renoir rehúsan verlo todo negro. Un cuadro debe ser amable alegre. Ya hay bastantes cosas tristes en la vida.

No necesito fabricar más. La miseria, la desesperación, la muerte. No son asunto mío.

La tragedia otros saben hacerla suya.

- ¿Por qué no eres artista como tu padre?
- Mi padre no se ve a sí mismo así. Se ve como un obrero de la pintura.

A mi edad créame es cuando se debe volver a las fuentes.

- Caminar me roba toda la fuerza. No me quedaría para pintar.
- ¿Y cuando ya no pueda usar las manos?
- Pintaré con el pito.

No hay ni un soldado ni un ciudadano ni una mujer en Francia que no entienda que el futuro de la raza y no sólo su honor, sino su mismísima existencia depende de los tremendos minutos de esta guerra inexorable.

Aquí se empieza de criada y se acaba de modelo. O se empieza de modelo y se acaba de criada.

- Cambien de posición. Así no.
- ¿Cómo?
- Floten.

La pintura no se explica se mira.

Ve a ver las cortesanas de Ticiano en el Louvre. Y si no te entran ganas de acariciarlas es porque no entiendes nada.

- Cuando acabe la guerra, haremos cine.
- Tú quieres hacer cine.
- No. Lo haremos los dos juntos. No me pasaré la vida con uno que pinta platos. ¿Me lo prometes?
- Habrá que buscarte un mecenas.
- ¿Qué es, como un militar?
- No. Alguien que pondrá dinero en tus películas.

Caerás como todos, ¿por qué te librarías? Nadie te ha pedido que vuelvas. ¿Has pensado en mí? Piensas en tus amigos, ¿y yo qué? ¿Qué será de mí? Qué fácil es. Qué fácil es matarse.

Las mujeres putas o reinas merecen el mismo respeto.

La famosa teoría del corcho te sirve para no tener que decidir nada.

- Andrée se ha ido mi mejor modelo desde... Ticiano la habría adorado. Hay que arrodillarse ante semejantes pechos. Es moldeada y firme. Con un delicado pliegue que le da un reflejo dorado.
- ¡Carne! No hay otra cosa.
- Si no lo entiendes, no entenderás nada. Ni la vida ni la pintura.
- La pintura. Incluso en guerra, sólo piensas en eso.

- Vuelve a casa. Renoir te necesita.
- ¿Renoir? ¿Padre o hijo?

Tu madre. Se lo debo todo a ella. Yo tenía la sangre alborotada y me calmó los nervios. Cuando la conocí, le sacaba 20 años. Estaba convencido de que mi vida estaba acabada. Pero no... Sólo empezaba.

Pierre-Auguste Renoir murió en 1919 después de terminar "Las bañistas", su testamento pictórico.
Jean se casó con Andrée e hicieron cine.
Fue su musa con el nombre de Catherine Hessling hasta su separación en 1931.
La carrera de la actriz quedó truncada y él se convirtió en un famoso cineasta.
Murieron el mismo año, en 1979.
Ella, en medio del olvido y el anonimato.
Él, en Hollywood, rodeado de honores.

¡Síguenos!

Frases archivadas en Arte, Biografía, Drama, Historia, Romance.

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 232 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!
Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco.