Frases de la película Remember

remember

Frases de la película dirigida por Atom Egoyan, estrenada en 2015, también conocida como Recuerdos secretos.

- ¿Ruth? ¿Dónde está mi mujer?
- Sr. Guttman. No me pegue estos sustos.
- ¿Dónde está mi mujer?
- Lo siento, Sr. Guttman. Su mujer falleció hace una semana.

- Es el último día de luto por Ruth, ¿verdad? ¿Recuerdas lo que dijiste que harías cuando muriera?
- No.
- No pasa nada. Lo anoté todo para que lo pudieras recordar.

- ¿También va a Cleveland?
- Sí.
- ¿Por qué no va en avión? Es más rápido.
- No sé.
- Ese no es un buen motivo.
- Eres un desvergonzado. ¿Por qué no vas tú en avión?
- Comprar tres billetes sale muy caro. Eso dicen papá y mamá.
- Ese es un buen motivo.
- No voy en avión porque mi amigo me dijo que tomara el tren en la carta que me escribió.
- Ese es también un buen motivo. Me llamo Tyler.
- Encantado, Tyler. Me llamo Zev.
- Qué nombre más raro.
- Significa "lobo" en hebreo.

- ¿Es judío?
- Sí.
- ¿Estuvo en Auschwitz?
- No.
- Somos muy viejos para mentir.

- Respecto a los judíos...
- No me importaban. Creía que Hitler tenía razón. Causaron muchos problemas en el país. Creía que los deportaban para trabajos forzados no para lo que hicieron. Fue vergonzoso, pero yo no fui.

Durante años, se rumoreó que oficiales de las SS de Auschwitz habían robado la identidad de prisioneros ejecutados al final de la guerra. Después de mi infarto se encontraron pruebas de que un jefe de barracón de Auschwitz emigró desde Alemania en los 40 y era muy probable que viviera como Rudy Kurlander.
El Centro Simon Wiesenthal ha encontrado 4 Rudy Kurlanders que habían emigrado en ese período aunque no hay pruebas suficientes para arrestar a ninguno.
Su verdadero nombre es Otto Wallisch. Debes encontrarlo.

- Puede pasar, señor, pero renueve su pasaporte.
- Sí. No creí que a mi edad me hiciera falta.

- ¿Es alemán?
- Sí.
- ¿Estuvo en Auschwitz?
- Sí. Estuve en Auschwitz. Toda mi familia fue asesinada en Auschwitz.
- Lo siento mucho.
- ¿Lo siente?
- Sí.
- Lo que hizo es algo por lo que uno no se puede disculpar. Juré que mataría al responsable de la muerte de mi familia. ¿Es judío?
- Homosexual.
- Yo sí que lo siento. Lo siento. Lo siento mucho.

- ¿Quiere tomar algo más?
- Sí, me gustaría.
- ¿Agua o algo más fuerte?
- Quizá algo más fuerte.
- De acuerdo. Ahora sí que nos entendemos bien.
- Sí.
- Por papá. Mi padre estuvo esa noche.
- ¿Qué noche?
- La de los cristales...
- Los cristales rotos.
- Sí, eso. Dice que llevaba un martillo y rompió algunos escaparates de joyerías.
- ¿Nunca le contó esa historia?
- No.
- Ojalá hubiera estado Ud. aquí cuando aún vivía. De vez en cuando sus compañeros venían contaban historias y tomaban algo, ya sabe. Le encantaba hablar de los viejos tiempos.

- ¿De qué se conocían? ¿Estuvo en el ejército con él?
- No.
- ¿Y de qué se conocían?
- Le conocía de Auschwitz.
- Auschwitz. Ya le habría gustado servir en Auschwitz.
- ¿Su padre no estuvo en Auschwitz?
- ¿Está de broma? Mi padre fue cocinero en el ejército.
- ¿No fue jefe de barracón?
- No sé qué es eso. Mi padre tenía 10 años cuando empezó la guerra. Lo máximo que hizo fue romper algún cristal y cocinar algún escalope vienés.
- Siento haberle molestado. Me he equivocado de Rudy Kurlander.
- No, no. Un momento. ¿Ud. estuvo en Auschwitz? Ninguno de sus amigos estuvo destinado en un campo.
- Me voy, ya le he molestado bastante.
- No me molesta. Por favor, quédese. Cuénteme historias. Traeré otra botella...¿Qué es eso? ¿Qué es eso? ¿Qué carajo es eso?
- Lo siento, yo... Yo...
- ¿Qué carajo es eso? ¿Es judío?

Dijiste que eras amigo de mi padre. ¿Vienes a mi casa, te bebes mi whisky y eres un puto y sucio judío?
¿Sabes lo que diría mi padre si supiera que un judío estuvo en su casa? Diría: Heil jodido Hitler. Eso diría: Heil jodido Hitler.

- Zev. ¿Quieres seguir?
- Sí, debo acabarlo. Debo hacerlo. Después de todo, es el hombre que asesinó a nuestras familias.

- ¿Podrías leerme la carta?
"Zev, hay algunas cosas difíciles que debes saber. En pri... primer lugar, Ruth ha fallecido. Tenía cáncer. Te quería y estuviste con ella, sosteniendo su mano en el final. Además, tienes demencia senil. Últimamente olvidas muchas cosas".
- Eso es normal, la gente mayor olvida las cosas.
- Sí.
"Tenemos historias parecidas. Ambos somos supervivientes de Ausch--Auschwitz. De Auschwitz. Mira tu brazo izquierdo. Fuiste el prisionero 98814. Cuando acabó la guerra me prometí a mí mismo que encontraría al responsable. Trabajando con Simon Wiesenthal ayudé a capturar a decenas de nazis por todo el mundo".
- ¿Qué es un "nasi"?
- Nazi. Una mala persona.
" Hace 6 meses la Providencia te trajo a la residencia de ancianos. Te reconocí enseguida de Auschwitz. Aunque tú no me recordabas somos los últimos supervivientes de nuestro barracón. Además de mí, eres el único que podría reconocer la cara del hombre que asesinó a nuestras familias. Simon Wiesenthal insistía en que todos los criminales de guerra fueran llevados a juicio pero no podemos darle a Wallisch esa oportunidad. Aunque hubiera suficientes pruebas él, al igual que nosotros probablemente moriría antes de ser extraditado a Alemania. Acordamos que Otto Wallisch debe morir. Debes matarlo. Prometiste ir cuando Ruth muriera. Nos lo prometiste a mí y a Ruth".
- Lo has hecho muy bien. Gracias.
- ¿Quién es Ruth?
- Mi mujer.
- Creía que me traería caramelos.
- Yo también.

- ¿Puedo preguntarle algo, Sr. Guttman? ¿Tiene que ver con Auschwitz?
- Sí.
- Mi padre no querrá hablar de eso.
- Lo entiendo.

- ¿Le gusta Wagner?
- Sí. Siempre me ha encantado Wagner.
- Mi hija me ha dicho que había venido alguien de Auschwitz. A un superviviente no le gustaría Wagner.
- No se puede odiar la música. No reconocí su cara en las fotos. Pero...Su voz no ha cambiado.

- Durante años cuando la gente me miraba creía que lo sabían. Pero no era así. O quizá tenían miedo de decirlo. A veces salgo aquí y digo mi nombre. Hablo solo. Me recuerdo a mí mismo quién era. Bueno. Vivir una mentira no es vida. Siempre supe que me encontrarías.
- Quítame las manos de encima, Otto.
- ¿Perdona?
- Que me quites las manos de encima.
- Me has llamado Otto. Creo que estás confundido.
- No, te llamas Otto Wallisch. Eras jefe de barracón en Auschwitz y asesinaste a mi familia.
- ¿Estás loco?
- Has vivido tanto tiempo en esa mentira que te has convencido a ti mismo de que es verdad.

- Durante la guerra no fui prisionero.
- Más alto.
- No fui prisionero durante la guerra.
- Más alto.
- No fui prisionero durante la guerra. Era un nazi. De las SS. Fui jefe de barracón en Auschwitz.
- ¿Mataste a gente?
- Sí.
- ¿Mataste a gente, abuelo? ¿A cuánta gente mataste?
- No lo sé, a mucha gente.
- Ahora diles tu verdadero nombre.
- Me llamo Kunibert Sturm.
- No. Te llamas Wallisch.
- No, Kunibert Sturm.
- Eres Otto Wallisch.
- No. Tú eres Otto Wallisch.
- Estás mintiendo.
- No. Es la primera vez que no miento en 70 años. Tú eres Otto Wallisch. Yo soy Kunibert Sturm. Ambos éramos jefes de barracón.
- No, sé que era un prisionero.
- Mírate el brazo.
- Eres el 98814.
- Yo soy el 98813. Nos tatuamos el uno al otro. Era la única manera de escapar.

- ¿Cómo puedes haberlo olvidado? Elegiste llamarte Zev porque significa lobo. Dijiste que éramos lobos. Dijiste que...
- Dios mío. Lo recuerdo.

- Pobre Zev.
- Qué tragedia. Una gran tragedia. No sabría lo que hacía.
- Sabía exactamente lo que hacía.
- ¿Qué dices, Max?
- El hombre al que mató se llamaba Kunibert Sturm. Y Zev se llamaba Otto Wallisch. Fueron los hombres que asesinaron a mi familia.

Frases archivadas en Drama, Thriller/Suspenso, enviadas por .

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 105 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco