Frases de la película Maze Runner – Correr o Morir

Frases de la película dirigida por Wes Ball, estrenada en 2014, también conocida como El corredor del laberinto.

Es normal. Nos sucede a todos. Vas a recordar tu nombre en uno o dos días. Es lo único que nos permiten conservar.

- Lo que necesitamos nos lo da la Caja. Lo demás depende de nosotros.
- ¿La Caja?
- Sí. Una vez al mes la envían con provisiones y un Novato. Este mes te tocó a ti.

Solo tenemos tres reglas. La primera, haz tu parte. No tenemos tiempo para gorrones. La segunda, jamás le hagas daño a otro Habitante. Nada de esto funciona si no nos tenemos confianza. Y la más importante... jamás vayas más allá de esos muros.

- Todas las mañanas, al abrir esas Puertas ellos recorren el Laberinto, trazan mapas, lo memorizan, buscan una salida.
- ¿Cuánto tiempo llevan buscándola?
- Tres años.
- ¿Y no han encontrado nada?
- Es más fácil decirlo que hacerlo.

- ¿Oyes eso? Es el Laberinto que está cambiando. Cambia cada noche.
- ¿Cómo es eso posible?
- Pregúntaselo a quienes nos pusieron aquí, si llegas a conocerlos.

Solo los Corredores saben qué hay realmente allá afuera. Son los más rápidos y fuertes. Y deben serlo. Si no llegan antes del cierre se quedan afuera toda la noche. Y nadie ha sobrevivido a una noche en el Laberinto.

Créeme, cualquier cosa que se te ocurra, ya la intentamos. La única forma de salir es por el Laberinto.

Cruel es bueno.

- ¿Qué pasó allá?
- ¿Cómo lograron salir? ¿Viste un Penitente?
- Sí, vi uno.
- No solo lo vio. Lo mató.

Yo creo que en todo el tiempo que llevamos aquí nadie nunca había matado a un Penitente. Cuando di media vuelta y corrí, este shank se quedó a ayudar a Alby. Miren, no sé si sea valiente o estúpido pero, sea lo que sea, necesitamos más de eso. Yo digo que lo hagamos Corredor.

La gente necesitaba creer que era posible salir. Pero quizá ahora... en verdad sea posible.

- Abrimos una puerta, algo que yo nunca había visto. Allá deben ir los Penitentes en el día.
- ¡Esperen! ¿Encontraron el hogar de los Penitentes? ¿Y quieren que vayamos ahí?
- Su entrada podría ser nuestra salida.

- Te diré algo, Novato. Tú llevas aquí tres días. ¡Yo llevo tres años!
- ¡Sí! ¡Y sigues aquí, Gally!

¿Cómo podría ser mi culpa?

Este lugar no es lo que creíamos que era. No es una prisión, es una prueba. Todo empezó cuando éramos niños. Nos ponían muchos retos. Experimentaban con nosotros. Y luego, comenzamos a desaparecer. Cada mes, uno tras otro, sin falta. Los enviaban al Laberinto.

Yo estoy asustado. Pero prefiero arriesgar mi vida allá que pasar el resto de ella aquí. Este no es nuestro lugar. No es nuestro hogar. Nos pusieron aquí. Nos encerraron aquí. Al menos allá afuera tenemos una opción.

¡Hay una clave! ¡Ocho dígitos! Ocho secciones del Laberinto. ¡Minho! ¿Cuál es la secuencia?

Hola. Soy la doctora A va Paige, directora de operaciones de Catástrofe y Ruina Universal: Experimento Letal. Si están viendo esto, significa que terminaron las Pruebas del Laberinto. Desearía estar ahí en persona para felicitarlos pero las circunstancias no lo hicieron posible. Supongo que deben estar muy confundidos, enojados, asustados. Les aseguro que todo lo que les ha sucedido, todo lo que les hemos hecho se hizo por una razón. Ustedes no lo recuerdan pero el Sol quemó nuestro planeta. El fuego cobró miles de millones de vidas, la hambruna y el sufrimiento en todo el mundo. El resultado fue inimaginable. Lo que vino después fue peor. Lo llamamos la Llamarada. Un virus mortal que ataca el cerebro. Es violento, impredecible, incurable. O eso creíamos. Con el tiempo, surgió una nueva generación capaz de sobrevivir al virus. De pronto, había una razón para aspirar a una cura. Pero hallarla no sería fácil. Sería necesario probar a los jóvenes, incluso sacrificarlos en ambientes adversos donde pudiera estudiarse su actividad cerebral. En un esfuerzo por entender qué los hace diferentes, qué hace que ustedes sean diferentes. Quizá no se den cuenta pero ustedes son muy importantes. Por desgracia, sus pruebas apenas comienzan. Como pronto descubrirán no todos aprueban nuestros métodos. El progreso es lento, la gente tiene miedo. Quizá sea demasiado tarde para nosotros, para mí, pero no para ustedes. El mundo exterior aguarda. Recuerden. Cruel es bueno.

Creo que podemos decir que las Pruebas fueron exitosas. No esperaba tantos sobrevivientes, pero entre más, mejor.

Es pronto para decirlo pero podrían ser la clave de todo. Así que, procedamos. Es hora de comenzar la Fase Dos.

Frases archivadas en Acción, Ciencia ficción, Misterio, Thriller/Suspenso, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco