Frases de la película Realmente amor (Love Actually)

Frases de la película dirigida por Richard Curtis, estrenada en 2003.

Cuando me siento melancólico acerca de la situación del mundo pienso en las puertas de arribo del aeropuerto de Heathrow. La opinión general tiende a señalar que vivimos en un mundo de odio y avaricia pero yo no lo veo así. Para mí el amor está en todas partes.

A menudo no se le dignifica mucho, ni es objeto de noticia. Siempre está ahí. Padres e hijos, madres e hijas, esposos y esposas, novios, novias, viejos amigos. Cuando los aviones impactaron en las Torres Gemelas ninguna de las llamadas desde el avión fueron mensajes de odio o venganza, eran todos mensajes de amor. Si echan un vistazo, tengo la corazonada de que descubrirán que el amor en realidad, está en todas partes. Realmente Amor.

Te amo aunque estés enferma y luzcas repulsiva.

¿Había más de una langosta en el nacimiento de Jesús?

- Ya sé por qué no puedo encontrar al verdadero amor.
- ¿Por qué?
- Mujeres inglesas. Son anticuadas, tú sabes. Yo resulto más atractivo para chicas más modernas, abiertas a una sonrisa. Como las americanas. ¡Debería ir a los Estados Unidos! Allá encontraría novia instantáneamente. ¿Qué piensas?
- Para mí esas son idioteces, Colin.
- Ahí es donde te equivocas. Les encantaría a las americanas con mi lindo acento inglés.
- No tienes un lindo acento inglés.
- ¡Sí, lo tengo! Voy a los Estados Unidos.
- Colin, eres un feo y solitario fracasado. Acéptalo.
- Jamás. Soy Colin, Dios del sexo. Sólo que estoy en el continente equivocado, eso es todo.

Jo y yo tuvimos bastante tiempo para prepararnos para este momento. Uno de sus deseos... por ejemplo, era que Claudia Schiffer sea mi cita en su funeral, yo estaba seguro de que esperaba que ignore su deseo. Pero en cambio ella estaba bastante segura de aquello. Cuando mencionó por primera vez lo que iba a pasar dije: "Sobre mi cadáver". Y ella dijo: "No, Daniel, sobre el mío". Y como siempre, mi querida mujer y amada madre de Sam estaba en lo cierto. Así que dará su último adiós a ustedes, no a través de mí, sino inevitablemente, siempre con tanto estilo, a través de la genialidad inmortal de los Bay City Rollers.

- Sarah... apaga tu celular y dime exactamente hace cuánto trabajas aquí.
- Dos años, siete meses, tres días y, supongo... ¿qué, dos horas?
- ¿Y cuánto tiempo llevas enamorada de Karl, nuestro enigmático jefe de diseño?
- Dos años, siete meses, tres días y, supongo, una hora y media...

- Nuevo sencillo navideño, una actualización de "el amor está en todas partes". Excepto que hemos cambiado la palabra "amor" por "navidad".
- Sí, ¿es ése un mensaje importante para ti, Bill?
- Realmente no, Mike. Navidad es una época para la gente con alguien a quién amar en sus vidas.
- ¿Y usted no es una de ellas?
- No lo soy, Michael. Cuando era joven y exitoso, era avaro y cretino... y ahora me quedé sin nadie, arrugado y solo.
- Gracias por eso, Bill.
- ¿Por qué?
- Por dar una verdadera respuesta a una pregunta. No sucede a menudo aquí en Radio Watford, por experiencia.

Vamos, Mikey, sabes tan bien como yo que el disco apesta. ¿Pero no sería grandioso si el número uno esta navidad no fuese algún adolescente presumido sino un viejo ex-adicto a la heroína buscando su reaparición a cualquier precio?

¿Con quién tiene uno que acostarse para conseguir una taza de té? Correcto.

- Entonces, ¿qué esperas del nuevo Primer Ministro?
- Me agrada. Aunque no puedo entender por qué no está casado.
- Conozco a los de su tipo, está casado con su trabajo. Es eso o es tan gay como un canasto de campo.

Allá seré el Príncipe William, sin su extraña familia.

Nadie se va a acostar contigo si lloras todo el tiempo.

- Sé que debería pensar en mamá y lo hago, pero estoy enamorado. Lo estaba desde antes que ella muriera y no hay nada que pueda hacer al respecto.
- ¿No eres demasiado joven para enamorarte?
- No.
- De acuerdo. Bien... estoy un poco aliviado.
- ¿Por qué?
- Porque... pensé que era algo peor.
- ¿Peor que la total agonía de estar enamorado?
- No, tienes razón. Total agonía.

- Acabo de separarme de mi novio, así que estoy de vuelta con mamá y papá un tiempo.
- Lo siento.
- No, está bien. Estoy bien sin él.
- Decía que estaba engordando.
- ¿Perdón?
- Dijo que a nadie le gustaría una chica con muslos del tamaño de 3 troncos. Al final, no era un tipo agradable.
- No. ¿Sabes?... al ser Primer Ministro, podría simplemente mandarlo a asesinar.
- Gracias, señor. Lo consideraré.
- Los servicios especiales "SAS" son asesinos encantadores. Despiadados, entrenados para matar, están a una llamada de distancia...

- Hay muchos pequeños mirando, Billy.
- Sí. Hola, chicos. Éste es un mensaje importante de su tío Bill. No compren drogas. Vuélvanse estrellas del pop y se las darán gratis.

- Entonces, ¿cómo va la fiesta de navidad?
- Bien. Creo que encontré un local.
- ¿Cómo es?
- Bueno. Bueno. Es una galería de arte. Llena de rincones oscuros para realizar oscuros actos.

El silencio es un tesoro. Como dijeron los Tremeloes. Unos chicos listos... aunque creo que la versión original era de Frankie Valli y Las Cuatro Estaciones. Gran banda.

Me encanta esa palabra: "relación". Cubre todo tipo de pecados, ¿no? Temo que ésta se ha convertido en una mala relación. Una relación basada en el Presidente tomando lo que quiere y casualmente ignorando todas esas cosas que realmente conciernen a... Gran Bretaña. Tal vez seamos un país pequeño, pero somos grandes también. El país de Shakespeare, Churchill, Los Beatles... Sean Connery, Harry Potter... el pie derecho de David Beckham. El pie izquierdo de David Beckham también. Y un amigo que nos amedrenta, ya no es más un amigo. Y como los bravucones sólo responden a la fuerza, de aquí en adelante estaré preparado para ser mucho más fuerte. Y el Presidente debería estar preparado para ello.

El problema de ser la hermana del Primer Ministro es que pone tu vida en una perspectiva mucho más dura. ¿Qué hizo mi hermano hoy? Luchó por su país. ¿Qué hice yo? Hice la cabeza de una langosta de papel maché.

- No puedo creer que aún escuches a Joni Mitchell.
- La amo y el amor verdadero dura toda la vida. Joni Mitchell es la mujer que le enseñó a tu fría esposa inglesa cómo sentir.

Más vale que esto sea bueno. No vale la pena, no es el maldito Shakespeare. No quiero ahogarme por salvar una bobada que mi abuela podría haber escrito.

- Es mi momento favorito del día... llevarte a casa.
- Es el momento más triste de mi día, dejarlo.

- Me veo bastante linda.
- Han sido más que nada tomas cercanas.
- Son todas mías.

- ¿Sabes, Sammy?, estoy seguro que ella es única y extraordinaria... pero la cultura general nos dice que al final... no hay sólo una persona para cada uno de nosotros.
- La hubo para Kate y Leo. La hubo para ti. Y la hay para mí. Ella es la indicada.
- Suena sensato. ¿Y su nombre es Joanna?
- Sí, lo sé. Igual que mamá.

- Tengo un plan.
- Gracias al Señor. Dime.
- Bueno, las chicas aman a los músicos, ¿no?
- Sí.
- Incluso los más raros tienen novias.
- Eso es cierto. Meat Loaf definitivamente se acostó por lo menos una vez. ¡Por Dios!, Ringo Starr se casó con una de las chicas de James Bond.
- Como sea. Hay un gran concierto al final del semestre y Joanna participará. Pensé que si yo estuviese en la banda y tocara genial ella se podría enamorar de mí. ¿Tú que piensas?
- Pienso que es brillante, creo que es estelar. Aparte del obvio, pequeño, e insignificante detalle...
- ¿Que no toco un instrumento musical?
- Sí, señor.
- Un pequeño e insignificante detalle.

- Te ves muy linda esta noche.
- Es para usted.
- ¿Perdón?
- Es todo para usted, señor.

- ¿Cómo va eso?
- Muy mal en realidad. Blue me sobrepasa en ventas 5 a 1... pero espero un surgimiento tardío. Y si llego al número uno prometo cantar una canción desnudo por TV en Noche Buena.
- ¿Lo dices en serio?
- Por supuesto, Michael. ¿Quieres un avance? Viejo mariposón.
- Eso nunca llegará al número uno.

- Bueno, entonces. Mejor me voy.
- Está bien.
- Buenas noches.
- Buenas noches.
- En realidad... no tengo que irme.
- De acuerdo. Qué bueno.
- Quiero decir...
- No, está bien.

La vida está llena de interrupciones y complicaciones.

- Hoy en día, la única ropa que me queda perteneció alguna vez a Pavarotti.
- Siempre pensé que Pavarotti se vestía muy bien.

- Mia es muy bonita.
- ¿Lo es?
- Sabes que lo es, querido. Ten cuidado con eso.

- ¿Vas a darme algo?
- Pensé que había quedado claro anoche.
- Cuando lo tenga, podrás tenerlo todo.
- Entonces, ¿qué necesitas? ¿Algún útil de escritorio? ¿Te hacen falta grapas?
- No. No quiero algo que necesite.
- Quiero algo que desee. Algo bonito.

- Oh, Dios mío.
- ¿Eres de Inglaterra?
- Sí.
- Qué lindo. Hola, soy Stacey. ¿Jeannie?
- ¿Sí?
- Él es...
- Colin. Frissell.
- Lindo nombre.
- Jeannie.
- Es de Inglaterra.
- Sí. De Basildon.
- Espera a que Carol Anne llegue. Se vuelve loca por los ingleses.
- Hola chicas.
- Carol Anne, ven para que conozcas a Colin. Es de Inglaterra.
- Bueno, a un lado, damas. Yo me hago cargo de él. Hola, guapo.

- ¿Dónde te hospedas?
- En realidad, en ningún lugar. Me hospedaré en algún hostal, como en las películas.
- ¡Oh Dios!, es tan lindo.
- Escucha. Tal vez esto sea algo apresurado ya que recién nos conocemos, pero... ¿Por qué no vienes y te quedas con nosotras?
- Sí.
- Sí. Bueno, sino es demasiado inconveniente.
- ¡Seguro que no!
- Pero hay un problema.
- ¿Cuál?
- Bueno, no somos las mujeres más adineradas... así que, tenemos una pequeña cama, pero ningún sofá. Y que tendrías que compartirla con nosotras tres. Y en estas noches tan frías estará todo lleno y sudoroso. Y ni si quiera tenemos para comprar pijamas.
- ¿No?
- Lo que significa... que estaremos desnudas.
- No, no, creo que estará bien.

- Harriet. No has conocido a Harriet.
- ¿Hay una cuarta?
- Sí. No te preocupes, te va a encantar porque ella es "la chica sensual".
- ¿En serio?.
- Sí.
- ¡Alabado sea el Señor!
- Y es cristiana.

- ¿Ha notado tu presencia?
- No.
- Pero el detalle en el romance es que la gente se junta muy al final.

Todo lo que quiero para navidad... eres tú.

Un hombre tiene que hacer lo que un hombre tiene que hacer.

Con algo de suerte el próximo año estaré saliendo con alguna de estas chicas. Pero por ahora déjame decir que fuera de agendas y esperanzas sólo por ser navidad (y en navidad uno dice la verdad) que para mí, tú eres perfecta y mi desgastado corazón te amará hasta que te veas así... Feliz navidad.

Me di cuenta que la navidad es un momento para estar con tus seres queridos. Y me di cuenta que, cual realidad aterradora y desdichado desastre aquí estoy con más de 50 años y, sin darme cuenta, he pasado la mayoría de mi vida adulta con un empleado regordete. Y por más que me cueste decirlo... posiblemente la persona que ame... seas tú.

- Vaya, qué sorpresa.
- Sí.
- ¿Diez minutos con Elton John y ya eres gay?

Es un error terrible... pero resultaste ser el jodido amor de mi vida. Y para ser honesto, a pesar de mis quejas hemos tenido una vida maravillosa.

Mira, no seas cretino. Vamos a embriagarnos y veamos algunas pornos.

Estimado señor, estimado David... feliz navidad, y próspero año nuevo. Siento mucho lo que sucedió... fue una situación muy incómoda y me siento como una perfecta idiota. Particularmente porque si no puedes decirlo en Navidad, ¿entonces cuándo? Soy suya. Con amor, de su Natalie.

- Hola, ¿es la casa de Natalie?
- No.
- Bueno, gracias. Disculpe la molestia.
- ¿No es usted-? ¿No es usted el Primer Ministro?
- Sí, en efecto. Feliz Navidad. Es parte del servicio. Tratar de visitar a todos para vísperas de año nuevo.

Nadie quiere que un político le robe el estrellato a algún niño.

Imagina que tu esposo te compre un collar de oro y, en navidad, se lo diera a otra persona. ¿Esperarías para saber si es sólo un collar o si o si es sexo y un collar... o si, peor aún, un collar y amor? ¿Te quedarías a su lado sabiendo que la vida siempre sería un poco peor? ¿O terminarías y huirías?

Mi pequeña langosta, estuviste tan... ¿Cuál es la palabra? Naranja.

- ¡Sammy! ¡Fue una presentación fantástica! Una percusión clásica, hijo.
- Gracias, sin embargo el plan no funcionó.
- Entonces díselo.
- ¿Decirle qué?
- Que la amas.
- De ninguna manera. De todas formas, parten esta noche.
- Mejor aún. Sam, no tienes nada que perder y te lamentarás siempre si no lo haces. Nunca se lo dije a tu mamá lo suficiente. Debí habérselo dicho cada día porque ella era perfecta todos los días. Has visto las películas, muchachito. No termina hasta que termina.
- Está bien, papá. Hagámoslo. Hagamos que el amor nos patee el trasero.

- Ven aquí... hay un hombre en la puerta. Quiere casarse contigo.
- Pero nunca lo había visto antes.
- ¿A quién le importa?
- ¿Me vas a vender a un perfecto extraño?
- ¿Vender? ¿Quién dijo vender? Yo le pagaré.
- Disculpe. Me refería a su otra hija, Aurelia.

Hermosa Aurelia... he venido aquí con la intención de pedir que te cases conmigo. Sé que parezco un demente, porque apenas te conozco pero a veces las cosas se ven tan claras que no necesitan pruebas evidentes. Y yo viviré aquí, o tú puedes vivir conmigo en Inglaterra.

Ve a Inglaterra sin dudarlo, muchacha. Conocerás al Príncipe Guillermo, entonces te podrás casar con él.

Por supuesto que no espero que seas tan cursi como yo... y por supuesto que pienso que me dirás que no pero es navidad y tan sólo quería... asegurarme.

Mi respuesta es sí. Una pregunta simple.

- Los amigos de Jamie son tan apuestos. Nunca me lo dijo. Ahora creo que tal vez tomé la decisión equivocada... escogí al inglés equivocado.
- No sabe hablar inglés muy bien.

- Espero que no te moleste pero traje a mi hermana para que se quede. Ella es Carla. Es muy amigable.
- Hola, tú debes ser Tony. Escuché que eras muy atractivo.

¡Síguenos!

Frases archivadas en Comedia, Drama, Hugh Grant, Romance.

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 233 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!
Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco.