Frases de la película Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1

Los juegos del hambre Sinsajo - Parte 1

Frases de la película dirigida por Francis Lawrence, estrenada en 2014, también conocida como The Hunger Games: Mockingjay - Part 1.

Cuando disparaste tu flecha al campo de fuerza electrizaste a la nación. Ha habido disturbios, levantamientos y huelgas en siete distritos. Creemos que si sostenemos esta energía podremos unificar a los
distritos contra el Capitolio. Pero si permitimos que se disipe podríamos esperar 75 años más para otra oportunidad.

Esta revolución es de todos. De cada uno de nosotros. Y necesitamos un portavoz.

Debemos corregir este discurso. No diré "rebeldes". Son actos de resistencia sin sentido. Y no voy a legitimarlos. Los llamaremos "criminales". "Radicales". De lo contrario, estaría rompiendo mi más antigua regla.
Jamás permitas que te vean sangrar.

Todos los distritos proveen al Capitolio. Como la sangre al corazón. A cambio, el Capitolio brinda orden y seguridad. Negarse a trabajar es poner en peligro a todo el sistema. El Capitolio es el corazón de Panem.
Nada puede sobrevivir sin un corazón. Los criminales que se arrodillan ante ustedes usan símbolos para instar a la sublevación. Por esa razón, todas las imágenes de El Sinsajo quedan prohibidas. Poseerlas se considerará traición. Que se castiga con la muerte.

- Cuéntanos qué sucedió en realidad en esa última y controvertida noche.
- Antes que nada, debes entender que cuando estás en los Juegos, deseas una sola cosa. Y es muy costosa.
- Estás vivo.
- Te cuesta la vida. Te cuesta más que la vida.
- ¿Qué vale más que tu vida?
- Asesinar a personas inocentes. Eso te cuesta todo lo que eres.

- Nadie odia al Capitolio más que yo. Y quiero colaborar. Pero no dejo de pensar, si ganamos esta guerra,¿qué pasará con Peeta? Sé que no está a salvo allá, pero tampoco aquí.
- Creo que no sabes lo importante que eres para ellos.
- Si quieres algo, solo pídelo. Podrías exigir casi cualquier cosa. Tendrían que acceder.
-Debería despertarte más seguido, patito.

- ¿Tienes alguna otra condición?
- Mi hermana se queda con su gato.

- Señora presidenta, permítame decirle que usted es muy concisa.
- ¿Cree que había más que decir?
- ¿Puedo serle franca?
- Nunca hace otra cosa.
- Me refiero al arte de vender. Las revoluciones son una llama delicada. Es necesario avivarla con un poco de leña y calor. Un poco de oxígeno.
- Oxígeno.
- Una forma segura de apagarla es sofocándola. O agotando todo el aire de la habitación.
- Con permiso.
- ¿Sabe qué le vendría bien una revolución? Ese cabello.

Ahora estoy condenada a esta vida en overol. Es maravilloso verte de nuevo. ¿Pueden creer este lugar?Extraño el café. No sabía que un lugar pudiera ser tan estricto. Creí que al menos en los rangos más altos habría alternativas. Extraño mis pelucas. Por fortuna, recordé que esto estaba muy de moda cuando era más joven.
Todo lo viejo puede volverse nuevo otra vez. Como la democracia.

No hay un gran equipo de preparación aquí en el 13, pero te convertiremos en la rebelde mejor vestida de la historia.

- Señora presidenta, deme el gusto por un momento, por favor. Todos piensen en algún incidente en el que Katniss Everdeen los haya conmovido de verdad. No cuando envidiaban su peinado, ni cuando su vestido
estalló en llamas, ni cuando hizo algún tiro medio decente con una flecha. Tampoco cuando Peetahacía que ella les agradara. No, quiero que todos piensen en algún momento en que ella los haya hecho sentir algo real.
- Cuando se ofreció en el lugar de su hermana en la Cosecha.
- Excelente ejemplo. Muy bien. Espero que no fuera importante. De acuerdo."Ofrecerse en el lugar de su hermana". Bien. ¿Qué más?
- Cuando cantó aquella canción para la pequeña Rue.
- Sí. ¿A quién no se le hizo un nudo en la garganta?
- ¿Sabes, Effie? Me caes mejor sin todo ese maquillaje.
- Pues tú me caes mejor sobrio.
- También cuando eligió a Rue como aliada.
- Sí.
- Bien...¿qué tienen en común todos estos momentos? Nadie le dijo qué hacer. Sin un libreto, cierto. Tal vez debamos dejarla en paz. Y lavarle la cara. Aún es una niña. La hicieron parecer de 35.

- Quiero ir.
- ¿Y si te matan?
- Asegúrense de grabarlo.

Quiero que los rebeldes sepan que estoy viva. Que estoy en el Distrito 8, donde el Capitolio acabade bombardear un hospital lleno de hombres, mujeres y niños desarmados. Y no habrá sobrevivientes.
Si piensan por un momento que el Capitolio nos tratará con justicia se están engañando. Porque sabemos quiénes son y qué hacen. ¡Esto es lo que hacen! Y debemos contraatacar. Tengo un mensaje para el presidente Snow. Puede torturarnos y bombardearnos y reducir nuestros distritos a cenizas. Pero ¿ve eso?
El fuego se propaga. ¡Y si nosotros ardemos, usted arderá con nosotros!

- Aquí fue donde me besaste.
- No creí que recordaras eso.
- Tendría que estar muerto para olvidarlo.

Después de tus primeros Juegos creí que todo eso del romance era una farsa. Todos esperábamos que continuaras con esa estrategia. Pero fue hasta que el corazón de Peeta se detuvo y casi muere cuando supe que te había juzgado mal. Sí lo amas. No sé de qué forma. Quizá ni siquiera lo sepas tú misma. Pero cualquiera que ponga atención lo nota.

- Por favor. Usted ganó. Ya me venció. Suelte a Peeta. Lléveme a mí a cambio.
- Ya quedó muy atrás la oportunidad de hacer un sacrificio noble.
- Entonces dígame qué hacer. Siempre he cumplido mis promesas, ¿no?
- Dijo que no quería una guerra. Y eso fue exactamente lo que sucedió. Le dije lo frágil que era la paz.
Y sin embargo, como una niña, disfrutó destruyéndola. Sé cómo es. Sé que no puede ver más allá de sus intereses inmediatos. Pero, por favor, señorita Everdeen. Yo creo que ya no sabe lo que es la sinceridad.

- Me pidió que lo convenciera de que amaba a Peeta. ¿No he hecho al menos eso?
- Señorita Everdeen, las cosas que más amamos son las que nos destruyen.

- Haymitch, los tienen.
- No lo sabemos.
- ¿Los perdí a los dos esta noche? ¿Los perdí? ¡Los perdí a los dos!

¡Me complace anunciar que los Vencedores han sido liberados! Que este día se recuerde como un cambio histórico. Con El Sinsajo y los Vencedores de nuestro lado le hemos enviado un mensaje claro al Capitolio.
Que jamás volveremos a tolerar la injusticia. Hoy, un día en el que reunimos familias, amigos y seres queridos, que todo Panem se una. No para pelear como entretenimiento del Capitolio sino para unir nuestras manos en esta lucha. Que hoy sea el día en que prometamos jamás rendirnos, jamás ceder hasta haber creado un nuevo Panem. En el que los líderes sean elegidos, no impuestos. ¡Y en el que los distritos sean libres de compartir los frutos de su trabajo y no pelear unos contra otros por migajas! El nuevo Panem está en el horizontepero debemos tomarlo nosotros mismos. El camino hacia allá atraviesa las montañas escarpadas y los desfiladeros profundos del Distrito 2. Ahí, en el corazón de la cordillera más alta de Panem están las instalaciones militares principales del Capitolio. Podemos conquistar este bastión porque somos un solo pueblo, un solo ejército, una sola voz. Porque hoy es nuestro nuevo comienzo. Hoy hemos liberado a los Vencedores. ¡Mañana, a Panem!

Frases archivadas en Aventura, Ciencia ficción, enviadas por .

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 105 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco