Frases de la película Knockin’ on Heaven’s Door

Frases de la película dirigida por Thomas Jahn, estrenada en 1997, también conocida como Llamando a las puertas del cielo y Tocando a las puertas del cielo.

- El médico le dice, usted tiene dos testículos diferentes… huevos, uno de madera y otro de metal, ¿cómo ha podido tener hijos?
- Pues no lo sé, pero pinocho tiene tres años y terminator casi siete…

- Desnúdese por favor.
- ¿Calzoncillos también?

Sabía usted que la muerte solo es una forma desagradable de la vida.

Cambia de asiento o quieres que te sople el cerebro.

No creerás que quiero estar con un muerto en la habitación.

Tengo un tumor en la cabeza, grande como una pelota, con suerte aún me quedan algunos días.

- Yo tengo cáncer, cáncer óseo.
- Este debe ser el departamento del adiós, el cuarto de las escobas.

¿Quieres un plátano?

Me habéis atropellado capullos, quiero que me llevéis al hospital, ¡y con este coche mamones!

- Fumar va bien.
- El tabaco afecta a la salud.
- En los pulmones no tengo cáncer.

Estás en la playa, y saboreas el olor salubre del viento que sopla desde el mar, en el estómago la sensación de la libertad sin fronteras, y sobre tus labios el amargo y húmedo beso de las lagrimas de tu amada.

- Nunca he estado en el mar.
- Eso no puede ser verdad ¿nunca has estado en el mar?
- Ni una sola vez, ni una vez.
- Y nosotros llamando a las puertas del cielo bebiendo nuestro tequila, me parece que somos expertos en despedidas.

En el cielo no hablan de otra cosa que del mar, y de lo bonito, lo maravilloso que es, hablan de las puestas de sol que han visto, hablan de cómo el sol se pone rojo como la sangre antes de entrar en el mar, y cuentan cómo llegan a notar que el sol pierde su fuerza y como el frescor avanza y como su fuego brilla en su interior… y tú no puedes hablar de ello porque nunca estuviste allí, ahí arriba no serás más que un jodido ignorante.

¡Vale pico cerrado y manos arriba!

Has visto, ellos mismo coche que nosotros.

- Guarda esa pistola, no quiero meterme en líos, lo que estás haciendo es atraco a mano armada.
- De momento solo es un noseque armado, si no he cogido nada.
- Pero acabarás haciéndolo.

- ¡CHICOS!
- ¿QUÉ?
- Quisiera pediros algo, se me están durmiendo los deditos y quizás si antes os paraseis a pensar como se hace un atraco…
- Oye no me toques los cojones, la pistola es de verdad
- Lo sé pero al fin y al cabo ¿qué puede pasarme? Ahora son las 11 menos dos minutos, a las once viene mi amigo, y es un policía, siempre viene a las once, viene entra, comprueba que toda va bien, se bebe su copita y se larga, eso si todo va bien.

- ¿Qué coche es ese de ahí?
- Es un 230SL azul bebé.

Debería decir algo o no pasará nada.

Ya sé que es una pregunta boba pero…no ocurre todos los días que mis clientes entren aquí en pijama.

- Creo que ahora ya podemos bajar las manos.
- ¡manos arriba esto es un atraco!
- Que mirar tu gilipollas, darme todo dinero o tu muerto.
- Se han retrasado ustedes apenas un minuto.

- Y ahora dime qué era eso que hemos comido.
- Cojones de toro.
- Nos hemos comido los huevos de un toro.
- Así parece.
- Espero que el helado fuese solo helado.

- Mi madre es la mayor fan de Elvis del mundo, de pequeño estaba ante el televisor, sentado junto a mi madre y lo veíamos por la tele, y mi madre lloraba y lloraba, desde entonces siempre fue mi mayor deseo regalarle también alguna vez un Cadillac, pero nunca tuve el dinero.
- Es un buen deseo, me gusta.

- ¿Esto es tu deseo, tu deseo numero uno?
- Sí vale, no es tan bueno como el cadillac de tu madre pero…
- Follar con dos tías.
- Dormir con ellas.
- Joder tú lo que quieres es joder.
- Así es como se dice en tu lenguaje.
- Se dice así en todos los lenguajes, dormir es eso de cerrar los ojos y darse la vuelta, lo que tú quieres es joder.

- Calle pata de gallo.
- Que nombre más bobo para una calle.

- ¿Puedo elegir a dos?
- Y con todas si tienes con que pagarlo.

- ¿Tenéis algún plan?
- Queremos llegar hasta el océano, nunca hemos estado allí.
- Nunca habéis visto el océano, pues apresuraos, se os está acabando el tiempo.

En el cielo solo hablan de ello, del océano, de la puesta de sol, de lo jodidamente hermoso que es ver esa gran bola de fuego derretirse en el océano, la única luz que permanece como una vela está en su interior.

- Pues aquí estamos.
- Puedes saborear la sal.
- Rudi, debería decirte…
- Ya lo sé, pero quieres que te diga algo yo, no hace falta que tengas miedo.

Frases archivadas en Acción, Comedia, Drama, enviadas por .

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco