Frases de la película La Torre Oscura

Dirección: .
Actuación: , , .
Género: Acción, Aventura, Basadas en libros, Ciencia ficción, Fantasía, Horror, Western.
Estreno: .
Otros títulos: The Dark Tower.

- Esta torre en las nubes con la que sueñas... ¿Dices que los terremotos tienen algo que ver con ella?
- Suceden porque alguien está atacando la Torre.
- Eres inteligente, Jake. Cuando no puedes diferenciar... entre los sueños y la rea...
- ¡No es un sueño! ¡No estoy loco! Siempre veo lo mismo. La Torre, el Hombre de Negro, los tipos con piel falsa.
- ¿Y si se destruyera la Torre?
- Oscuridad y fuego.
- Hablemos de tu papá.
- Qué sorpresa.
- Cuando perdiste a tu padre, tu mundo se desmoronó. Tienes visiones de un infierno porque así te sientes por dentro. Hasta palabras como "oscuridad" y "fuego". Estás describiendo la noche en que murió tu padre.
- No puede ser solo eso.

Cuidado. Te van a llevar. Se roban a niños como tú. Los llevan al otro lado. A los especiales. El poder de tu mente... Eso es lo que quieren.

- No tienes nada que temer, amigo. La muerte no está lejos. ¿Quieres saber qué hay del otro lado? ¿Lo puedes ver? Claro que no. Porque no hay nada ahí. Todo es una mentira.
- Vete al infierno.
- Ya he ido. Ahora arde.

No apunto con la mano. Aquel que apunta con la mano... Ha olvidado el rostro de su padre. Yo apunto con el ojo. No disparo con la mano. Aquel que dispara con la mano ha olvidado el rostro de su padre. Disparo con la mente. No mato con mi pistola. Aquel que mata con su pistola ha olvidado el rostro de su padre. Yo mato con el corazón.

El Hombre de Negro huyó a través del desierto y el pistolero lo siguió.

- ¿Quién eres? Eres tú. Yo soy Jake. Jake Chambers. Soñé contigo. Por favor. Toma. Mira. Eres un pistolero, ¿no?
- No hay pistoleros. Ya no.
- Pero te vi.
- Tus sueños te engañaron, niño. Te dijeron lo que querías oír.

- ¿Señor? Los demonios de casa son formidables pero un psíquico poderoso los puede anular.
- ¿Un niño cuyo toque puede matar a un demonio? El premio gordo.

- Estas estructuras son de antes de que el mundo cambiara. Nadie sabe lo que son.
- Son parques de diversiones.

- Me papá me enseñó un mapa parecido una vez. Dentro del círculo están tu mundo y mi mundo. Y muchos más. Nadie sabe cuántos. La Torre Oscura está en el centro de todas las cosas. Ha estado ahí desde los inicios del tiempo. Emite una poderosa energía que protege el universo... Nos defiende de lo que hay fuera.
- ¿Cómo que "fuera"? ¿Qué hay fuera del universo?
- Afuera hay una oscuridad sin fin llena de demonios intentando atacarnos. Walter quiere destruir la Torre y dejarlos entrar. Cuando caiga la Torre, gobernará en un mundo lleno de monstruos.
- Intentas detenerlo, ¿no? Para proteger la Torre. Los he visto atacarla.
- Si pudiéramos... "Pudiéramos" no. Lo único que me importa es encontrar y matar a Walter.

- ¿Quién demonios eres?
- Tú me conoces, Lon. Tú eres el que me llamó. No por teléfono sino con tus deseos de deshacerte del mocoso con la esperanza de que mami te quisiera más a ti. Pero siempre serás un reemplazo, Lon.
- Lárgate ahora mismo.
- Es el hombre de los dibujos de Jake.
- ¿De los dibujos? Deja de respirar. Silencio.
- Los dibujos. Enséñame. Vaya, parece que tengo un acosador. Un pistolero. Tu hijo es bastante especial, ¿no? La culpa que debes de sentir por no creer en él. Y mandaste a tu único hijo al asilo. Debería darte vergüenza.

- Su toque es superior a cualquiera que haya visto.
- ¿"Toque"?
- Poderes psíquicos. Pocos nacen con ese don. A veces, el poder es tan leve que ni siquiera saben que lo tienen. Tu toque arde con mucha intensidad. Tienes un potencial que no puedo empezar a entender.

- ¿Tienen pistolas en tu mundo?
- Sí.
- ¿Y balas? ¿Son tan raras como aquí?
- Te va a gustar la Tierra... mucho.

- Acordamos nunca usar el portal a menos que el pueblo peligrara.
- Sabrán que lo tenemos y vendrán. No podemos desobedecer a un pistolero. Es la ley.
- ¿Cómo sabes lo que es? -
- Arra... Seguro lo examinaste. ¿Qué ves? Es Roland de Gilead. El último de los Eld. Pero el Hombre de Negro tiene su alma en su bolsillo y la venganza consume su corazón. No es un pistolero. Ya no.

Mira a tu alrededor. La guerra se acabó y perdimos. Si dejaran su pequeño refugio, se darían cuenta. La oscuridad está en todos lados. Es inútil pelear contra ella. Yo estaba defendiendo la Torre antes de que ustedes nacieran. Siempre hay una batalla. Siempre.

Está ahí. Está herido. Sus pistolas se forjaron del acero de la espada de Arthur Eld. En Piedra Angular la llaman "Excálibur".

- ¿Los animales de aquí todavía hablan?
- ¿Qué? No, es un comercial.
- ¿Qué quieres decir con "todavía"?

- No, Jake. No lo veas.
- Mamá.
- Es lo que quiere. Te está rastreando.
- Está muerta.
- Cierra tu mente. Deja que el dolor te atraviese.
- La mató.
- Ya lo sé. Lo sé. Ven acá.

Veo que encontraste una brújula, pero aun así viniste conmigo. Porque yo soy tu único destino, Roland.

Ambos sabemos que no importa quién llegue primero a la meta el universo morirá tarde o temprano. La muerte siempre gana. Así es esto.

Que disfruten del Apocalipsis.

- Toma.
- ¿Qué es esto?
- Un perro caliente.
- Salvajes. ¿De qué raza?
- No es de una raza.
- Me tengo que ir, Jake. Lo entiendes, ¿no?
- Ya lo sé.
- ¿Por qué no vienes conmigo?
- ¿De verdad?
- No tienes nada aquí. Además, me vendría bien tu ayuda.
- Está bien. Sí. Pistolero.