Frases de la película La jugada maestra (Pawn Sacrifice)

Frases de la película dirigida por Edward Zwick, estrenada en 2014

- Hay gente mala allá afuera que quiere intimidarnos porque representamos algo muy amenazante para ellos para el statu quo. ¿Recuerdas qué es eso?
- ¿Revolución?
- Si se te acercan en la calle y te preguntan sobre mí o sobre los amigos de mami, ¿qué dices?
- No tengo nada para decir.
- Ese es mi muchacho.

Le ha ganado a todos con los que ha jugado. Mi ilusión es que deje el maldito juego si alguien le gana.

Si le quito las piezas, sigue jugando en su cabeza. Día y noche.

- Bobby, ¿lo dejamos como empate?
- Odia empatar.

Con cinco victorias consecutivas Bobby se convirtió hoy en el Campeón de Ajedrez más joven de Estados Unidos.

Yo estoy estudiando, día y noche. Y voy a ser el próximo campeón mundial. ¿Me entiendes? Necesito silencio. ¿Entiendes?

Hoy, en Portoroz, Yugoslavia el ajedrecista estadounidense prodigio Bobby Fischer se convirtió en el Gran Maestro más joven de la historia.

Qué ridiculez. Rey a torre tres. Caballo a rey seis. Peón come a la dama, alfil a caballo siete. Se terminó.

Los rusos empatan partidas a propósito para conservar su fuerza y pierden otras para sumar puntos así que estadísticamente se me hace imposible ganar.

El estadounidense que nos odia, pero no puede resistirse a nuestras revistas.

Creen que su dominio del ajedrez demuestra la superioridad intelectual soviética sobre el decadente Oeste.

No me importa la política. A mí me interesa el juego. Dos tipos, un tablero, uno hace una jugada, el otro otra, y eso es todo.

Usted es el único de este país que podría dar pelea. Quizá hasta vencerlos. Quiero estar en primera fila cuando ganen los buenos.

Para él, Vietnam y los Beatles no existen.

- El Piatigorsky se concibió para unir, no para separar.
- Perdemos 12 a cero, y ¿eso une?

- Bobby tiene problemas.
- Mozart también los tenía.

Contra Petrosián en Zúrich, sacrificó el peón del rey. Perdió por eso, ¿sabía? Siempre juega muy cauteloso y enloquece en la otra dirección. Es una gran debilidad.

- Si critico a un sacerdote, ¿voy al infierno?
- Si crees en el infierno, sí.

Los rusos son como boas. Si no haces nada, te estrangulan hasta matarte. Pero si los confundes, los atacas desde todos lados solo pueden reaccionar. Aquí tengo mi ametralladora lista, apuntando al rey. Él intenta defenderse. Sacrifico mi torre y ahora comienza el verdadero ataque.

- Sabes que este torneo se trata de diplomacia.
- No, este torneo, como todos, se trata de ganar.

Él cree que está seguro, pero ideé un plan para matar a su rey. Mi torre está ahí esperando, olvidada en el fondo. La sumo a la cacería. Ahora el rey huye. Ni su amada dama puede hacer nada. Está ahí tiesa, mirando. Mientras continúa el ataque. Y finalmente... Él ve el final.

No se dejen engañar por el clima cálido. La Guerra Fría acaba de llegar a la ciudad. El equipo soviético de ajedrez llegó hoy para jugar un torneo amistoso.

- ¿A qué te dedicas, Donna?
- Jodo a la gente.
- ¿Sí? Yo también. Escucha... Estaba pensando en perder mi virginidad.

Fue como si... me cayera un edificio encima.

Quiero al menos un metro y medio entre el público y yo. Puedo oler su aliento. Es como si oyera sus pensamientos. Mi mente debe estar en el tablero.

- ¿Quieres perder tu virginidad esta noche?
- No olvidé nuestro acuerdo y lo espero con ansias. Pero debo estar concentrado esta noche. Destruí a uno de ellos hoy así que mañana me darán duro.

- Cambié tener sexo por esto.
- Yo lo hago hace 20 años.

- Desapareció.
- Ya va a volver.
- ¿Por qué está tan seguro?
- Es lo único que le interesa. Sin el ajedrez, no existe.

Hay gente influyente interesada en cualquier confrontación entre nosotros y la Unión Soviética.

Estamos en guerra. Solo que no se pelea con armas y misiles. Al menos por ahora. Es una guerra de percepciones. El pobre chico de Brooklyn contra todo el Imperio Soviético. La historia estadounidense perfecta.

¿Has oído de Paul Morphy? 1855. El mejor jugador que ha tenido este país. Antes de Bobby. A los 21 había vencido a todos los maestros de Europa. Pero luego... todo se tornó raro. Empezó a tener visiones, se convenció de que querían envenenarlo, y abandonó a los 26, y finalmente se suicidó en una bañera rodeado de 12 pares de zapatos de mujer. Así que... este juego es una madriguera.

Después de solo cuatro jugadas, hay más de 300 mil millones de opciones. Hay más partidas de 40 jugadas que estrellas en la galaxia. Así que... puede llevarte al borde del abismo.

Es una carrera de obstáculos hasta el Campeonato Mundial y tendrán que acceder a mis condiciones.

- ¡Aquí, Bobby! ¿Crees que les preocupas a los rusos?
- Sí. Les preocupo desde que empecé a jugar ajedrez.

- Bobby es judío. ¿Qué le dicen cuando sale con esta basura?
- Él no me escucha. No escucha a nadie.

Te juro que esto ya no es solo por el título. Es por el tipo de juegos que juega. Entre toda esta locura, hay una belleza inimaginable. Un da Vinci, dicen, de Brooklyn. Una vez ¿cada cuánto, 500 años? Grandes Maestros ven jugar a Bobby con lágrimas en los ojos.

- ¿En qué lo ayudaría un médico?
- Le daría un diagnóstico.
- Lo medicaría. Sería como tapar con concreto un cenote sagrado.

¿Quién hubiera pensado que un ajedrecista se convertiría en estrella de rock?

- ¿Qué te da más placer? ¿Qué correspondería a hacer un jonrón en béisbol?
- ¿Qué me da más placer? Destrozarles el ego. Eso es.
- Y ¿eso cuándo ocurre? ¿Cuando ve que está acabado?
- Cuando se lo ve venir. Y se derrumba por dentro.

No necesito jugar. Sé que soy el mejor.

Me siento honrado, pero confundido. Siempre creí que se necesitaban dos personas para una partida de ajedrez. Por desgracia, nuestros amigos estadounidenses han perdido a su famoso Sr. Bobby Fischer. Ojalá que no sean tan descuidados con sus armas nucleares.

- ¿Qué piensas de Bobby?
- No lo sé. Al menos te hace sentir orgulloso de Estados Unidos. Un poco descortés. Es para el ajedrez lo que Ali es para el boxeo. Es aburrido, arrogante, desconsiderado.

La III Guerra Mundial en un tablero de ajedrez. Perdimos en China. Estamos perdiendo en Vietnam. Tenemos que ganar esta vez.

Lo mejor de 24 partidas. Cada victoria vale un punto, cada empate, medio punto. Es la versión en ajedrez de una pelea a 15 asaltos de pesos pesados.

¿Oyes eso? No hay ruido aquí.

- Se disparó en la cabeza. Sin motivos.
- Tú cargaste el arma.
- Mi profesor me enseñó... Un hombre preparado para suicidarse tiene la iniciativa.

- Ya no lo voy a hacer.
- ¿Qué cosa?
- Jugar con todas estas distracciones. Es como un circo. No es lo que acordamos. Vienen haciéndome esto hace años. Me hacen mil promesas. Son todas mentiras.

- ¿Por qué tanto reclamo? Quiere que le digan que no.
- Creo que teme a lo que pase si pierde.
- No. Teme a lo que pase si gana.

Hay muchachos de tu edad en Vietnam dando sus vidas ahora mismo en la lucha contra el comunismo, y tú solo debes jugar al ajedrez.

- He tomado una decisión... Si no le gano, se escapará inmune.
- El estadounidense está loco...
- No está loco... Te ha engañado como ha engañado a todos. Sabe que si jugamos, lo voy a destruir. Aniquilar. Usa la locura para evitar lo inevitable. No dejaré que se escape. Lo tengo entre la espada y la pared. Le llevo dos partidas de ventaja. Lo tengo. Dile a Fischer que jugaremos en la sala de pimpón en el baño, si quiere. No se va a escapar.

Bobby Fischer venció a Borís Spaski en la Partida Tres del Campeonato Mundial de Ajedrez. Bobby Fischer ganó su primera partida contra el ruso Borís Spaski. Borís Spaski abandonó la partida de hoy en la jugada 42. La Fischermanía ha tomado al país por sorpresa. La primera victoria de Bobby Fischer contra Borís Spaski ha capturado al imaginario popular.

- Spaski le robó el alfil a Bobby.
- Sí, yo le robé la virginidad.

- Nadie lo puede creer aquí, Jim, pero en la partida crucial del match Fischer ha abandonado su clásica apertura siciliana. La cuidadosa preparación de Spaski de pronto no sirve para nada. Los grandes maestros sacuden la cabeza confundidos. Las jugadas de Fischer son inéditas en el ajedrez. Nadie logra descifrar lo que hace es como si a Spaski le faltara el aire.
- Bravo.
- Los grandes maestros nunca aplauden la victoria de un oponente pero supongo que esto es algo nunca visto antes.

Es casi todo teoría y memorización.

La gente cree que hay muchas opciones pero suele haber una jugada correcta.

Por supuesto, al final, no hay adónde ir.

Bobby Fischer venció a Borís Spaski 12 ½ a 8 ½.
La Partida 6 sigue considerándose la mejor que se haya jugado.
Luego de su increíble victoria, su estado mental siguió deteriorándose.
Rechazó millones de dólares en promociones.
Perdió su título por abandono y desapareció de la exposición pública.
En 1980, fue arrestado por vagabundeo.
Afirmó que lo torturaron en la cárcel.
En 1992, emergió de su aislamiento para enfrentar a Borís Spaski en Belgrado.
La partida violó las sanciones de EE.UU., y el gobierno pidió su arresto.

Estados Unidos se basa en mentiras, en robo. Miren lo que hice por Estados Unidos. Pero ahora ya no les sirvo. La Guerra Fría terminó, y ahora quieren encerrarme.

Deambuló por el mundo hasta que Islandia le dio asilo en 2005.

Si conozco a los judíos de EE. UU puede que vengan con algún ataque inesperado.

La vida es así cuando la gente vive en un mundo irreal. No es paradójico. El ajedrez es la búsqueda de la verdad, ¿no? Así que busco la verdad.

Bobby Fischer murió en 2008 en Reikiavik, Islandia.

Frases archivadas en Biografía, Deportes, Drama, Thriller/Suspenso, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco