Frases de la película La huésped

La huésped

Frases de la película dirigida por Andrew Niccol, estrenada en 2013, también conocida como The Host.

La Tierra está en Paz. No existe el hambre. No hay violencia. El medio ambiente ha sanado. Reina la honestidad, la cortesía y la bondad. Nuestro mundo nunca ha sido más perfecto. Excepto que ya no es nuestro mundo. Nos ha invadido una raza alienígena. Se han ocupado de los cuerpos de casi todos los seres humanos del planeta. Los pocos humanos que han sobrevivido están huyendo.

- No le ha quedado un solo hueso u órgano sano. No me explico cómo no ha muerto.
- Esta quiere vivir.

- Has vivido muchas vidas en muchos mundos. Una viajera como tú debe haber tenido un nombre.
- Puedes... llamarme... Viajera.

Como muchos de los planetas que has habitado, no cambiamos el mundo. Sino que lo experimentamos. Y lo perfeccionamos.

Pero debo advertirte algo. La mayoría de los humanos ha sucumbido, pero unos pocos se resisten a la invasión.

- Entiendo por qué te resistes tanto. Crees que la desaparición de tu voluntad fue un sacrificio demasiado grande. Pero debemos pensar en el bien común.
- Llámalo como quieras. Esto es homicidio.

- No quise asustarte. No hablo con otro ser humano desde hace dos años.
- Supongo que tampoco te han besado desde hace un tiempo.

- Lo que digo es que tenemos tiempo.
- Eso no lo sabes. No sabes si tenemos meses o días. Podrían atraparnos en cualquier momento. Solo tenemos esto, ahora.

Después de todo lo que has visto, ¿Cómo puedes seguir ayudándolos?

Si no puedes decir que no, no digas nada. Vete.

- Debemos robar un auto. No te preocupes. Ya lo he hecho antes.
- Déjame manejarlo a mí.
- ¿Tú? ¿Qué haces? ¡Espera!

- ¿Necesitas ayuda?
- ¿Me prestaría su vehículo? Por favor. Es importante.
- Por supuesto. ¿Puedo ser de ayuda?
- No. Gracias.

- Buen truco.
- No fue un truco. Nosotros no mentimos. Confiamos en el otro.
- Ustedes le quitan la diversión a todo.

- ¿Qué sucede? ¿Los recuerdos son demasiado dolorosos? ¿Cómo crees que me siento?
- Sé cómo te sientes. Ese es el problema.
- Cuando invades un cuerpo, los sentimientos vienen con él. Viene todo junto.

- ¿Donde estamos?
- Tú dímelo. Eres la que está al volante.

Hice una promesa. Le prometí a mi hermano que volvería.

- Cómo he podido ser tan tonta. Nunca más puedo confiar en ti.
- ¿Cómo puedo yo confiar en ti? Te estoy dando exactamente lo que querías. Si te llevo con mi familia, podrían matarlos.

Tantos humanos vivos. No hemos perdido.

No saben que un humano puede permanecer vivo en un cuerpo. No puedes contarles que estoy aquí. No te creerán. Creerán que estás mintiendo para salvarte. Dios. Nos van a matar. Lo siento.

Buenas noches a todos. Odio recordarles, pero este es mi lugar, y ustedes son mis invitados. Por el momento, ella también lo es. No me cae bien que mis invitados se estrangulen entre sí.

- Votamos. Ella tiene que morir.
- Esto no es una democracia. Es una dictadura. Una dictadura benigna, pero una dictadura al fin.

La vida es corta. Especialmente ahora.

Te sientes como un ser humano otra vez, ¿no? ¿Es un mal chiste?

Y todos dijeron que Jed estaba loco. ¿Cuántos locos podrían lograr algo así?

Luego empecé a pensar, cuando implanten a alguno de ustedes en nuestra cabeza, ¿seguiremos existiendo? ¿Atrapados allí? Si nuestros recuerdos siguen vivos, ¿nosotros también? Imagino que algunos no se rendirán sin dar pelea. Sé que yo no me iría tranquilo. Y nunca vi a nadie luchar tanto como Mel. Por lo que ella lucharía más que nada, es por la gente que ama. Me pregunto si un amor como ese podría jugar en la mente de alguien. El corazón. Podría hacer que alguien hiciera algo que normalmente no haría. Quizás estas aquí porque te importa Jared y el niño. Tú. Wanda.

- No puedes darle un arma cargada a un niño.
- Por eso no lo hice.

- ¿Qué estrellas son estas? Nunca he visto esta constelación.
- No son estrellas. Son luciérnagas. Debes hacer silencio, o se asustan y dejan de brillar. Cuando extraño el cielo, vengo aquí.

Oí lo que decía el tío Jeb. Crees que Melanie podría seguir viva. Ahí dentro, contigo, quiero decir.

- Ella prometió que regresaría.
- Si.
- ¿Alguna vez Melanie faltó a una promesa contigo?

- Ella es especial. Es muy fuerte. Quería mantener su promesa.
- No podría haberla mantenido si tú no la hubieras ayudado.
- Gracias, Wanda.

¿Por qué te esta mirando? ¿Por qué lo estás mirando? No lo olvides. Intentó matarte. ¿Me oíste? Intentó matarte. No te atrevas a sonreírle.

- Buscadora, esto no es lo que somos. Has matado a un alma.
- Debemos hacer sacrificios. Esto es una guerra.
- Esta guerra terminó. El último de la resistencia morirá por sí solo. Se extinguirá. Pero creo que hay una guerra a punto de estallar en ti, Buscadora.

No sabes lo que esta pasando. Estamos perdiendo control.

- No, no puedes Jadred.
- ¿Por que?
- Porque si matas a Wanda. Matas a Melanie. Ella sigue viva allí.

- Intentaste matarme, y ¿ahora me proteges?
- Es un mundo extraño, ¿no crees?
- El más extraño de todos.

- Creo que le gustas demasiado.
- ¿Que es demasiado?
- Si yo tengo algo que ver con eso, nunca lo descubrirás.

El hecho es, Wanda, que no he dejado de soñar con Melanie. Extraño todo de ella. Y haría lo que fuera por recuperarla. ¿Sabes qué lo hace más difícil? Sigue siendo su cuerpo. Si no fuera por esos ojos...

- Me puse a pensar. Si no puedo besarla, puedo besarte a ti.
- ¿Qué? ¡No! ¿Qué hace? ¡No! ¡Basta! ¡Basta! ¡Ahora! ¡No hagas esto! ¡No!

Lo sabía. Mel. Realmente estás ahí. Me pegaste por haberla besado.

- Tienes suerte. Tu cabeza es más dura que cualquier roca de aquí. Vivirás.
- No esté tan seguro de eso, Doc.

No le he disparado a nadie en mucho tiempo. Extraño esa sensación.

- Me gustas, Wanda.
- Tú también me gustas, Ian.
- No dijiste eso.

Este cuerpo lo ama. Y como ahora es mi cuerpo, yo también. Pero también tengo sentimientos propios.

- ¿Hay alguna manera de que Melanie nos dé algo de privacidad? ¿Que mire hacia otro lado por un momento? ¿Que vaya a otro cuarto?
- Eso quisieras.

¡Wanda! ¡No! Esto está mal. ¡Ni siquiera son del mismo planeta! Haré algo. ¡Lo lastimaré!

- Creo que será mejor que volvamos.
- ¡Aleluya!

Te enojas cuando beso a un hombre que amas y cuando beso a un hombre que no amas. Es muy confuso.

¡Fuera de mi cabeza! ¡Fuera!

- ¿Cómo puedo confiar en ti?
- Yo confié en ti.

¿Melanie? ¿Estás ahí? Melanie, ¿donde estás? Jamie está herido. Te necesito. Háblame. Melanie, regresa. No puedo hacer esto sin ti.

- Necesito que me beses.
- ¿Y Melanie?
- No te preocupes por ella.

- ¿Qué? ¿Te estaba deteniendo?
- No. Ese es el problema. Estamos solos. Se fue. Desde que le dije que se fuera de mi cabeza, está... Me temo que la he perdido. Se puso tan furiosa antes cuando me besaste que creí que regresaría.
- Entonces creo que tendrás que ponerla muy furiosa (...) Bésala.

- ¡Detente!
- Melanie, ¡Me mordiste!
- Wanda, ¿qué haces?

- No sabes por lo que pasé para encontrarte.
- Sí, te ves como si hubieras sufrido.

- Me he ido de muchas tiendas sin pagar. Es la primera vez que alguien se ha alegrado por esto.
- Me gustaba más cuando lo robábamos.
- Lo arruinas todo, Wanda.

Conozco los riesgos que representa un alma débil como tú. A diferencia de ti, cumplo con mi deber. Lucho por nosotros. No podemos vivir con ellos como en los otros mundos. Tú lo sabes mejor que nadie.

Sé cómo hacer lo que intentan hacer y que ha acabado con tantas vidas. Puedo extraer un alma de un cuerpo.

- Hay otra promesa que debe hacer. Debe prometerme mantenerlo en secreto. Debe dejarme morir.
- ¡No! ¡No! ¡No!
- No puedo hacer eso, Wanda. No puedo.

Nosotros las almas podemos irnos de la misma forma en que llegamos. La enviare lejos. Para cuando llegue a otro planeta, sus nietos habrán muerto de viejos.

Siempre han intentado extraerla por la fuerza. El secreto es que no hay que removerla, sino que se remueve sola. Hay que impulsarla a salir. Siempre la han visto como la enemiga. Puede sentir el odio. Solo puede ser capturada por la bondad. El amor.

- Eres la razón por la que no me dejaba sola.
- Si, no estaba solo detrás de los humanos. Esperaba encontrar la forma de enfrentar a los huéspedes. Como yo. Y como tú, Melanie. Que se resisten.

- ¿Tú no extrañas a Melanie? ¿No quieres recuperar a tu hermana?
- Está aquí ahora.
- Sabes que tiene razón.

- Pedí venir aquí para que nadie gritara.
- Ojalá pudiera gritar tan alto como para que escucharan.

- Pero, lógicamente, sabía que debía devolver a Melanie. Y debía irme.
- Eso no es posible, Wanda. Te necesitamos.
- ¿Nosotros o tu?
- Diles la verdad. No dejarás este mundo. Diles lo que vas a hacer realmente.

- ¿Y que dice Mel?
- Siempre ha querido recuperar su vida.
- No hables por mí.

- Pero te amo.
- Y yo a ti.
- No lo digas como si te estuvieras despidiendo.

- Te amo de todas las formas posibles. Y te extrañaré muchísimo. Extraño el futuro que podría haber tenido contigo.
- ¿Estas dispuesta a sacrificar eso?
- A veces debemos hacer sacrificios.

- No, no puedo dejarte ir. No lo haré. Déjame hablar con Melanie.
- No esta aquí ahora. Se fue al otro cuarto para que pueda besarte.

- No quiero seguir sin ustedes. Te amo, Mel
- Te amo.

Eres el alma más pura, humana o no, que he conocido en mi vida. El Universo será un lugar más oscuro sin ti.

Después de haber vivido tantas vidas, finalmente he encontrado algo por lo que vale la pena morir.

- Es un mundo extraño.
- El más extraño de todos.

Nuestro mundo no es como los otros mundos de los que vinieron. A su entender, los humanos son igual de alienígenas. Pero si uno de ellos puede hallar la forma de vivir con uno de nosotros, me pregunto si eso será posible.

Creo que nunca sabes donde encontrarás un hogar.

Frases archivadas en Aventura, Ciencia ficción, Romance, enviadas por .

nos envió estas frases

Futura Ingeniera y amante del cine! <3
Quieres saber mas de mi?? Follow! @NessaLovesJBros


ha mandado las frases de 26 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco