Frases de la película Jobs

Frases de la película dirigida por Joshua Michael Stern, estrenada en 2013, también conocida como Jobs; El hombre que revolucionó al mundo.

Voy a mostrarles algo que es impresionante. Algo que nadie más en el mundo ha visto aún. Un grupito, Jony y yo hemos trabajado mucho en un proyecto secreto, que es algo propio de mí de vez en cuando. El dispositivo que voy a presentarles va a revolucionar la industria entera. Es un dispositivo de reproducción de música. Muy bien. Enseguida lo explico. Porque lo que representa es tan importante como lo que es. Es una herramienta para el corazón. Y cuando le tocas el corazón a alguien eso no tiene límites. Si yo mismo lo digo, es lo máximo. Es un reproductor de música. Equivale a mil canciones en el bolsillo. Quisiera presentarles... el iPod.

No desmerezco el valor de la educación superior, solo digo que viene a expensas de la experiencia. El sistema solo puede producir el sistema. No quiero ser parte de eso ni tú deberías tampoco.

Me gusta la idea del arte, la belleza. Pero solo en el contexto correcto.

- No quiero gastar el dinero de mis padres para obtener un título y ser tan olvidable como un electricista.
- Perdón, ¿un título es una pérdida de tiempo? Entonces...
- Para algunos. Para otros ofrece validación. Seguridad laboral.

La caligrafía es la expresión artística y visual de la comunicación. Piensen en Garamond, por ejemplo. Una tipografía específicamente diseñada para que la acción de leer sea más natural.

Lo que importa no es lo que fuiste al nacer sino lo que haces con el tiempo que se te da. El momento de tu muerte ya está establecido. La vida no es más que un viaje hacia la serenidad, hacia su culminación. Sé lo más simple que puedas. Te sorprenderá ver lo simple y feliz que tu vida puede ser.

No puedo trabajar para nadie. Supongo que necesito mi independencia. No sé si me explico.

- Lamento arruinarte tu viernes a la noche.
- ¿Bromeas? Esto es genial. Lo haría gratis también. De verdad.

Hay algo largo y feo, que toda novia polaca recibe en su noche de bodas. ¿Qué es? Su apellido de casada.

- Me da igual si a HP no les gustó. Es importante.
- Sí. Tiene potencial.
- No, los Sex Pistols tienen potencial. Esto es como la rueda. Es como la Revolución Industrial. Basta de diagramas y computadoras centrales. Esto lo cambia todo.

Para ti nomás. Para ti. Es lo que tú querías. Lo que tu instinto deseaba. Tu cerebrote evolucionado quería algo que no existía, entonces lo trajiste a la existencia.

- Aunque lo estuvieses desarrollando para bichos raros como nosotros, y lo dudo, nadie quiere comprar una computadora. Nadie.
- ¿Cómo van a saber que lo quieren si ni siquiera lo han visto?

- Tiene que ser algo con lo que la gente se sienta identificada. Tiene que ser algo que veas y que te haga decir: "Tengo que tenerlo". Apple.
- ¿Cómo dices?
- Apple.
- ¿Cómo la fruta en inglés?
- El fruto de la creación. Apple. Es simple aunque sofisticado. Además, en la guía telefónica aparece antes de Atari.

- No odio a los Beatles.
- No son Dylan, y lo sabes.
- Siempre haces la misma comparación...
- Porque es obvia.
- ...y no me parece justa.

- ¿Qué tipo de inversión tienes en mente?
- Cielos, Steve. Dije que estaba interesado, no que compraría.
- Ya sé. Pero tampoco eres el único interesado.
- ¿En serio? ¿No?
- No. No lo eres.
- Qué curioso. Porque eso me parecióla otra noche en Homebrew.
- ¿Crees que esa fue nuestra primera parada? Recorrimos todo el valle.
- Entonces ya tendrás vendedor.
- Tengo ofertas. Mira, Paul. Mi segundo nombre también es Paul, como mi papá. Varios Paul. Yo... Creo que tenemos espíritus afines. Ambos somos hombres de negocios que actuamos desde el instinto. Y mi instinto me dice que te dé esta oportunidad.

- Te pedí 50 computadoras. Con teclado, cajas, monitores y cables incorporados. No solo placas.
- ¿Solo placas? ¿Perdón? Esto es tecnología de avanzada. Las placas lógicas solas son... Nadie está haciendo nada parecido.

- La persona promedio no quiere armar su propia computadora. Solo quiere comprarla. Quiere sacarla de la caja, enchufarla y ponerla en marcha. Steve. ¿Me estás prestando atención?
- Sí. Estas son tus placas. Y las vas a vender. Te lo prometo. Viste la demo en Homebrew. Sabes lo que hace con los componentes adecuados los que, por cierto, vendes aquí en su totalidad. Hazles una demo a tus consumidores. Y vende los componentes por separado. Muéstrales tus teclados y tus monitores. Así tendrás más movimiento de inventario y ganarás mucho más efectivo.

- Pero creo que nuestro segundo modelo te va a interesar.
- ¿Cuál es el segundo modelo?
- ¿De qué estás hablando?
- La "todo en uno".

- Necesitamos un suministro eléctrico de baja temperatura. En la caja.
- Eso es imposible, pero ignórenme. Soy solo ingeniero.

Estamos hablando del futuro. Trabajamos en un mercado que todavía no existe. Lo que Intel hizo por el microprocesador... lo haremos por la computadora personal.

No, señora. Pero es compatible con el televisor. Sí, como un aparato de televisión. Eso mismo. Me parece que no entiende. No es un TV. Es una computadora personal. Está bien. ¿Tiene máquina de escribir? Genial. ¿La usa? Perfecto. Imagínese combinando su máquina de escribir y su aparato de televisión.

- ¿Esta es la... Apple Computer?
- Sí, somos nosotros.
- Sí.
- ¿Esperaba algo distinto?
- No. Sí, quizá algo menos parecido a la familia Manson.
- Es un comienzo.
- Sí.

He estado buscando algo donde poder involucrarme profundamente. Steve. Estoy dispuesto a correr el riesgo. Y tu caso es buen candidato. Pero es un riesgo camuflado como promesa. Y has demostrado promesa. Lo veo en tu mirada y conozco esa mirada porque yo mismo la tenía. Me cuenta que tienes algo grande bajo la manga.

Damas y caballeros, mi nombre es Steve Jobs. Cuando fundé esta empresa, tenía un objetivo en mente. Era hacer lo que nadie más consideraba posible. Poner el poder y la belleza de la tecnología más avanzada del mundo en las manos y hogares de gente como ustedes o como yo. Y les prometo que después de hoy, unca más van a mirar las computadoras de la misma manera. Me enorgullezco en presentar ante ustedes y el mundo el futuro en computadoras personales. La revolucionaria Apple ll.

- Tenemos que empezar de nuevo. Tiene que ser intuitivo. Predictivo. Quiero que sepa lo que quieres hacer antes de que sepas que quieres hacerlo.
- ¿Te refieres a los símbolos del sistema?
- Bill, me refiero a todo. El conjunto de cosas.

- ¿Saben por qué la gente compra una Apple? ¿Por qué compran una Apple y no una de la competencia? Porque tiene bravuconería. Es estatus social. No. Es incluso más que eso. Es vigencia social. Hemos elevado el estándar. Y si queremos seguir allí, hay que arriesgarlo todo. Los grandes artistas, como Dylan, Picasso, Newton, se arriesgaron a fracasar. Y si queremos ser grandes, debemos arriesgarnos también.
- ¿Con la barra de comandos?
- Con todo.
- ¿Qué...?
- Y se empieza por lo minúsculo.

Y prefiero apostar por nuestra visión a crear un producto imitación. Hay que hacer que las pequeñas cosas sean inolvidables.

- Lo siento, pero las fuentes no son un tema urgente en este momento.
- Todo es un tema urgente. Si queremos que la visión de Lisa se vuelva realidad tenemos que ponernos a trabajar y crear algo genial.
- Sí, pero tenemos asuntos más complicados con este software y disculpa, pero agregar letras bonitas no resuelve nada.
- ¿Bill? Si no compartes nuestro entusiasmo y atención por la visión de esta empresa...
- No. Es que no entiendo--
- Lárgate.
- ¿Qué?
- Recoge tus cosas y lárgate.
- ¿Qué? Espera--
- Terminaste aquí.
- ¿Qué?
- ¿Qué? ¿Me vas a despedir?
- ¡No! ¡Ya te despedí! ¿Por qué sigues aquí?
- Steve, era nuestro mejor programador en la división.
- Es el mejor programador al que no le importa nuestra visión.
- Sé que no me corresponde decir esto, pero--
- Entonces ¡cállate la boca, Bill!

- ¿Tienes un momento para hablar?
- Pensé que habíamos cambiado la hora.
- Solo será un segundo.
- Es lo que dicen todos.

La empresa creció más que ellos. No tienen cargos jerárquicos. No son líderes de proyectos. No es mi trabajo ser simpático con la gente. Mi trabajo es mejorarla.

- ¿Sabes por qué empezamos esta empresa contigo? ¿Por qué dejé la seguridad de HP por esto? Dudo que lo sepas. Nunca me preguntaste. Dejé todo porque esto era lo mío. Y ustedes creyeron que era genial. Yo sólo quería ser uno de ustedes. Y de todos los chicos que conocía, tú eras el más impresionante. Eras inteligente, ocurrente. Y esa era mi oportunidad de hacer lo que me apasionaba. Y hacerlo por diversión. Eso es todo lo que siempre quise, nada más. Pensé que era lo que tú también querías. A ti te pasó algo, Steve.
- Crecí, Woz.
- No es así.

- Se trata de Steve. Está desangrando los dólares de la empresa en fantasías que no son posibles con la computadora Lisa.
- Pero Steve viene haciendo lo imposible desde que esta empresa estaba en un garaje.
- Mike, me encanta lo que Steve representa. Y lo sabes. Pero es un niño en una tienda de dulces, y nosotros le dimos la llave.
- Sí, pero la tienda de dulces es de él.

Esto es para todo el mundo, ¿no? Ese es nuestro usuario final. La maestra de escuela. El basurero. El niño. Una abuela en Nebraska. ¿Cierto? Entonces hay que simplificar las cosas. Tiene que funcionar como-- Como un electrodoméstico.

Nosotros no trabajamos para estar "bien". No aceptamos las cosas tal como son y no dejamos de innovar. A tu máquina le falta potencia. Y tu interfaz necesita revisión. Estoy aquí para ayudar con eso. No trato de robarte el proyecto. Quiero que estés en el equipo. Pero puedes sumarte o largarte a la mierda.

Es preciso tener un problema que quieras resolver. Un error que quieras enmendar. Y tiene que ser algo que te genere pasión, porque si no, no tienes la perseverancia para ejecutarlo. Nunca más me digas que no puedes hacerlo más rápido. Millones de personas van a comprar esta máquina. Y no podemos mirar a la competencia y decir que lo vamos a hacer mejor. Hay que mirar a la competencia y decir que lo vamos a hacer distinto. Tenemos la oportunidad de crear una máquina revolucionaria. Y la vida no te da tantas chances de hacer algo así. En este momento, elegimos hacer esto. Entonces hagámoslo grandioso.

- ¿Qué cuernos te hace pensar que puedes conseguirlo? ¿Por qué va a querer dejar Pepsi?
- Nadie recuerda al mejor vendedor de gaseosa del mundo.

Puedes hacer un producto genial. Pero hay que convencer a la gente de que lo que vendes es mejor aún. No estamos vendiendo computadoras. Vendemos lo que la gente puede hacer con una computadora. Una herramienta para la mente. Y eso, damas y caballeros es algo que no tiene límite. Porque la gente nunca dejará de creer que siempre se puede obtener más de algo ya sea del trabajo, el matrimonio, el dinero, la vida. Eso es lo que hay que hacer con la Mac. El creer en lo que no tiene límites. Lo imposible. Que no importa lo que sueñes, serás capaz de hacerlo. Y Mac te ayudará a conseguirlo. Hace unos meses, cuando Steve me vino a ver a Manhattan me hizo una pregunta muy importante: "¿Quieres vender agua con azúcar el resto de tu vida o venir conmigo y cambiar el mundo?".

- Es el año 1984. Parece que IBM lo quiere todo. Apple parece ser la única esperanza para ofrecerle batalla a IBM. ¿Dominará el Gigante Azul toda la industria de las computadoras?
- ¡No!
- ¿Dominará toda la era de la información?
- ¡No!
- ¿Tenía razón George Orwell sobre 1984?
- ¡No!

Hoy celebramos el primer glorioso aniversario de las Directivas de Purificación de Información. Hemos creado, por primera vez en la historia, un jardín de ideología pura donde cada obrero puede florecer a salvo de las plagas. Nuestros enemigos hablarán entre sí hasta su muerte. Por primera vez en la historia. Nosotros prevaleceremos.

El 24 de enero, Apple Computer presentará Macintosh y verán por qué 1984 no será como 1984.

Comuníquenme con Bill Gates. Que te quede bien claro, Bill. Así, cuando termine, todavía puedes ver por esos espesos lentes pretenciosos delincuente psicopático y sin creatividad. Robaste mi software y puedo demostrarlo ante un tribunal. Voy a demandarte por cada centavo que hayas ganado jamás. Y tomaré como misión personal asegurarme de que nunca pero nunca jamás ganes otro dólar del que yo no tome antes 90 centavos.

Señores, creo que es hora de reconsiderar la viabilidad de la computadora personal.

- Los dos sabíamos que esto iba a pasar en algún momento. Ni siquiera-- Ni siquiera me acuerdo la última vez que hablamos.
- ¿Qué quieres de mí, entonces?
- No todos tienen intenciones ocultas, Steve.
- Seguro.
- Todavía me acuerdo cuando éramos niños... en el garaje de tu papá. Y solo queríamos crear juguetes buenísimos para gente como nosotros. ¿Te acuerdas?
- Sí.
- Para ti, ya no se trata de la gente. No, todo gira en torno al producto. Y lo que es peor... Todo gira en torno a ti. Eres el principio y el final de tu propio mundo, Steve. Y es muy pequeño. Triste. Además, tienes que sentirte muy solo. Y sé que vas a decir... que el producto y la persona tienen que estar conectados, y todo eso... pero nunca va a ser como tú crees. Es así. No va a ser así por bastante tiempo, por lo menos. No sé qué crees que está pasando, Steve, pero yo sí. Y esto no termina bien para ti. Y no-- No me voy a quedar para verlo. Fue un lindo viaje. Y, para que conste... me encanta lo que hicimos.

Los directorios no dirigen a las empresas. La gente que crea el producto dirige la empresa.

- Steve, ¿qué tengo que hacer para convencerte de que vuelvas?
- ¿Qué tienes que hacer para convencerme de que no me suba al Titanic, Gil?

- ¿Cuál crees que era mi mensaje esencial?
- Creo-- Creo que Ud. cree que la computadora, el Walkman, o lo que sea tiene que ser una extensión natural del individuo. Y es esa misión... esa devoción por la calidad, los ideales, el espíritu, lo que nos mantiene aquí. El que podamos volver a hacerlo.
- Olviden lo que sea que estén haciendo por el resto del día. Quiero que todos diseñen algo nuevo. No me importa qué, no interesa si es tecnología, simplemente creen algo. Algo útil. Algo que les importe.
- Steve. Estamos contentos de que esté de vuelta.
- No estoy de vuelta. Todavía.

- Gil está en la cornisa. No tiene estrategia. Todo lo que necesitamos es tu empujoncito.
- Si quieres recuperar lo que perdiste, este es el momento.
- Nunca lo perdí. Me lo robaron.

Las computadoras ya no tienen sensualidad ni curvas. Si las computadoras son para hacer arte, belleza e interconectividad global, ¿por qué son tan feas? Tendrían que ser una pieza ingeniosa. Pero a nadie le importa. El mundo se equivoca al ver a las computadoras solo en blanco y negro pero vivimos, soñamos y pintamos en colores. Y creo que la computadora también tendría que tenerlos.

Sé brutalmente honesto.

- Te doy una idea tonta: ¿Y si les ponemos los parlantes adentro?
- Sí, Steve, pero ni Gil Amelio ni el directorio lo van a permitir. Ni en sueños.
- No les vamos a pedir permiso.

Quisiera presentar ante el directorio mi visión para el futuro de Apple. No somos Microsoft ni Dell. Así que hay que dejar de tratar de serlo. Tenemos que volver a lo que somos y a lo que mejor hacemos y arrojar por la borda todo lo demás. Esto es lo que vamos a hacer: Vamos a crear una nueva línea de computadoras para el hogar y la oficina. Vamos a crear un nuevo sistema operativo basado en NEXT. La próxima generación de Macintosh. Y vamos a eliminar todos los otros proyectos. Todo. Esta empresa no hará más cagadas. Vamos a duplicar el presupuesto para publicidad. Chiat Day será la única agencia publicitaria que usaremos. Como en los viejos tiempos. En suma, haremos que Apple vuelva a ser impresionante. Pero no voy a poder avanzar sin que el directorio me dé permiso de operar con total autonomía. Seré miembro con plena capacidad de voto en el directorio. Y por último Director interino.

Cuando creces, tienden a decirte que el mundo es como es, que debes vivir tu vida dentro del mundo y tratar de no darte mucho contra las paredes. Pero esa es una vida muy limitada. La vida puede ser mucho más amplia cuando descubres algo muy sencillo. Y es que todo lo que te rodea que llamas "vida" lo inventaron personas que no son más inteligentes que tú. Y tú puedes cambiarlo. Puedes ejercer influencia sobre eso. Puedes crear tus propias cosas que los demás pueden usar. Hay que sacudirse esa noción errónea de que la vida está ahí y hay que vivirla, en lugar de abrazarla. Cambiarla. Mejorarla. Dejar tu marca. Y una vez que lo aprendas, nunca volverás a ser el mismo.

- ¿Qué vamos a hacer ahora?
- Vamos a afectar al universo.

Brindemos por los locos. Por los inadaptados, por los rebeldes, por los alborotadores, por los que no encajan, por los que ven las cosas de una manera diferente. No les gustan las reglas y no respetan el status quo. Los puedes citar, no estar de acuerdo con ellos, glorificarlos o vilipendiarlos. Pero lo que no puedes hacer es ignorarlos. Porque cambian las cosas. Empujan la raza humana hacia adelante. Si bien algunos los consideran locos, nosotros vemos el genio. Porque los que estén tan locos como para creerse capaces de cambiar el mundo son los que lo hacen.

Frases archivadas en Biografía, Drama, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco