Frases de la película Honeymoon

Frases de la película dirigida por Leigh Janiak, estrenada en 2014

Pensé que estabas enojado porque te comportabas raro pero luego armaste una carpa encima de la cama, con sábanas, y cocinamos dulces en el horno y luego, dentro del fuerte sobre la cama, dijiste: "Bea, esto debería ser romántico y debajo de las estrellas, no de las sábanas pero haces que sea el más feliz del mundo. ¿Quieres casarte conmigo?"

Entonces con esto le decimos: "Vete a la mierda, comida india". Intentaste separarnos pero vete a la mierda, nosotros ganamos.

Aquí tenemos una televisión y una videocasetera de 1991. Es decir, ¿quién necesita celular o Internet cuando puedes estar ocupado mirando tu cinta favorita en VHS? Aquí tenemos la cocina... completa, con microondas radioactivo y un horno que quizás aún funcione a carbón caliente.

- Desayunaremos juntos todos los días del resto de nuestras vidas.
- Lo sé.
- Eso significa que tenemos mucho tiempo para hablar de tu útero y otras cosas de gente casada. Ahora debemos disfrutar de nuestra luna de miel.

- Esa mujer era solo...
- Un momento. ¿Le dices "esa mujer" a su esposa?
- ¿Qué? Parecía no sentirse bien, no se comportaba normal.
- Sí, quizá porque esa mujer ya está cansada de la tontería de "Puedo matar un oso con mis propias manos".

- Tienes la piel helada.
- Estoy bien.
- Te sientes--
- Estoy bien.
- ¿Dónde está... tu camisón?

¿Cómo anda mi carita de zombi hoy?

- Olvidaste ponerle la mezcla al pan.
- No, yo no...
- Sí. Así se hacen las tostadas francesas. Debes ponerle la mezcla al pan. Bien. ¿Estás bien?
- Sí. No, yo... Me siento un poco rara. Eso es todo.

Pasamos cientos de noches juntos. Nunca fuiste sonámbula.

- Son picaduras de mosquito.
- Conozco las malditas picaduras de mosquito.

Alguien miró por las ventanas, estaba jugando a algún jueguito y te apuntó con una linterna en la cara mientras dormías.

Sé que alguien estuvo en el bosque contigo y sé que alguien estuvo afuera, mirando por las ventanas.

Te amo mucho... pero necesito que me hables.

- Te comportas como loco. ¿Por qué haces esto?
- Porque quiero protegerte.

Debes terminar. Estás arruinando todo. Estás arruinando el tiempo que estamos pasando juntos.

ME LLAMO BEA.
Ml ESPOSO ES PAUL.

- Mi esposo se llama Will.
- Sí, ¿está por aquí? ¿Puedes llamarlo?
- No está.
- ¿Dónde está?
- Está escondido.
- ¿Qué te pasó... en las piernas? ¿Cómo te hiciste esas marcas? ¿Te las hizo él?
- No te acerques a nosotros.
- Puedo ayudarte.
- No estamos a salvo. Te lastimaremos.

- Mi casa está Nueva York. Vivo en Brooklyn. En la calle Kent 448, apartamento 3B. Nací el 25 de enero de 1987. Mi color preferido es el azul.
- Soy alérgica a las avellanas.
- "Avellanas".
- "No me gusta...
- No me gusta...
- ...la salsa de tomate".
- ...la salsa de tomate.

¿Por qué escribes estas cosas? No son cosas que memorices.

- ¿Por qué... no lloras? Mi esposa llora.
- Si lloro, ¿me dejarás ir?
- Mi esposa no se comporta así. Me cuenta todo. Me dice la verdad. ¿Dónde está mi esposa? La necesito.

- Tienes las rodillas como ella. Tienes los muslos como ella.
- Soy yo.
- Hueles como ella. Sabes como ella. Pero eres diferente.

Me pasó algo malo en el bosque. Había una luz. No podía ver nada, pero... solo podía ver su oscuridad... el contorno de sus cuerpos... sus cuerpos oscuros. Se metieron dentro de mí. Y luego se fueron, pero... No pude verlos más... pero aún podía sentirlos... adentro. Yo... Aún puedo sentirlos adentro. Están conmigo... sé lo que saben... sé lo que quieren... y sé lo que debo hacer.

- Sabía que estaba sucediendo, y no podía hacer nada pero solo quería tiempo. Solo quería estos últimos días.
- ¿Qué dices?
- Solo quería nuestra luna de miel.

Mi cuerpo está aquí, pero estoy yéndome. Se llevan todo. Me... llevan a mí.

Se llevan a Bea.

Sabes lo que te dijimos. No te necesitamos. No tienes más tiempo. Se desharán de ti. Ellos... No, debo esconderte. Debo esconderte donde no te encuentren. Debemos irnos. No permitiré que te pase nada malo.

- ¿Qué hacemos? ¿Qué hacemos aquí?
- Estoy salvándote.

Te esconderé... debajo del agua. No podrán encontrarte ahí. No te encontrarán.

Para la primera cita, Bea eligió un restaurante indio uno de esos pequeños restaurantes de la Calle Sexta con luces de colores y lámparas de fibra óptica. Exquisito, pero en medio de la comida comencé a sentir un borboteo en el estómago, horrible como si la comida hubiera estado envenenada y ni siquiera tuve tiempo de mentirle. Pasé 20 minutos en el baño sucio del restaurante, y el resto de la noche, en el suelo del baño de Bea porque no podía llegar al subterráneo y mucho menos a Brooklyn.

- No tuvimos un pastel de bodas como todos. En cambio, quisimos algo que fuera especial para nosotros.
- Especial... y barato.
- ¿Qué?
- No, creo que algunos están enojados porque no hay pastel.
- ¿A quién le importa? Es nuestra boda. Te amo, cariño.

Antes estaba sola... pero ahora no.

Frases archivadas en Horror, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco