Frases de la película Cementerio de Animales (2019)

Dirección: Dennis Widmyer, Kevin Kölsch.
Actuación: Amy Seimetz, Jason Clarke, John Lithgow.
Género: Basadas en libros, Horror, Misterio, Thriller/Suspenso.
Estreno: 2019.
Otros títulos: Cementerio Maldito y Pet Sematary.

- ¿Qué es este lugar?
- Un cementerio de mascotas. ¿No leíste el letrero?
- Sí. Está mal escrito. ¿Todos son mascotas?
- Muchas generaciones del pueblo han usado este lugar.
- Vi a esos niños. Todos usaban máscaras.
- Mucha gente lo convierte en una especie de ritual. ¿Ves ese letrero? Yo mismo lo tallé.

- ¿Papá? ¿Por qué las mascotas viven menos que las personas?
- Pues ¿recuerdas cuando hablamos del metabolismo?
- ¿Lo del reloj del cuerpo?
- Sí.
- Los humanos tenemos un metabolismo lento, así que vivimos más. Los gatos y perros tienen un metabolismo rápido. Significa que cuando se acaba... - - Van al cementerio de mascotas.
- Sí.
- Ellie descubrió un lugar encantador hoy, en nuestro jardín trasero.
- No tiene por qué ser algo malo, ¿verdad? Un lugar donde enterrar a nuestras mascotas y recordarlas. Puede parecer aterrador, pero no lo es. Es de lo más natural. Tan natural como la muerte. Todos morimos y de una forma u otra, regresamos a la tierra.

- Lo que papá intenta decir es que aunque el cuerpo sea enterrado el alma sigue viviendo y se va al cielo. Como tu abuelita Creed. ¿Recuerdas que te dije que te mira desde el cielo?
- No sabemos realmente si la cosa funciona así. Lo que tratamos de decir es que no tienes que preocuparte por eso. ¿De acuerdo? Church y mami y yo vamos a vivir muchos años.
- ¿Y Gage?
- Por supuesto, cariño. Gage es solo un nene.
- ¿Y tu hermana, mami? ¿No era solo una nena cuando murió?

- ¿Qué fue lo de hace rato?
- Quería preguntarte lo mismo.
- Rachel, Ellie va a cumplir 9 años. Deberíamos poder hablar de eso.
- Ellie es una niña. Y la muerte para ella es aterradora.
- Por favor, no por eso hay que ocultársela.
- ¿Crees que eso hago?
- Creo que toda la plática sobre el más allá sobre que la miran desde el cielo, creo que es posponer hablar de la realidad, sí.
- ¿De verdad no crees que haya nada después de la muerte? ¿Ni cielo ni nada?

Louis. Venga, doc. Usted intentó ayudarme. Ahora déjeme ayudarlo a usted. Aquí es donde descansan los muertos. No vaya al lugar donde caminan los muertos.

- Es difícil para ti hablar de la muerte después de lo de tu hermana. Pero creo que es hora de que al fin te abras.
- Solo es que...Me trastornó lo de Church.
- Rachel, háblame.
- Ambos sabemos que se debe a lo de Zelda. Desde que nos mudamos aquí, no dejo de pensar en ella. Ella me odiaba porque mi columna no estaba torcida como la suya. Me prometió que algún día, yo acabaría igual que ella. Que ya no me levantaría de la cama. Mis padres me dejaron sola con ella. Yo debía subirle la cena, así que usé el montaplatos. Sabía que no debía usarlo porque no funcionaba bien. Murió ahí por mi culpa. Vi cuando sacaron su cuerpo pero te juro que aún estaba en las paredes. Y de noche podía oír cómo se movía gritando mi nombre.
- Rachel.
- No sabía a quién llamar. Si le hubiera llevado la comida a su habitación...
- Tus padres nunca debieron dejarte sola con ella. Nunca.

- Ellie quería mucho a ese gato, ¿no?
- Más que a nada.
- Y tú quieres a Ellie.
- Por supuesto.
- Entonces sígueme.

- Dijiste que estaba muerto.
- Lo estaba. Él debió estar inconsciente, en shock o algo así.
- Menos mal que no eres veterinario.

- Tenemos que hablar. El gato de Ellie anda por ahí como si nada hubiera ocurrido.
- Qué increíble.
- ¿Qué diablos significa eso?
- ¿No es lo que querías? ¿Evitarle a tu hija la verdad?
- Tú lo viste igual que yo. Ese gato estaba muerto.
- Nunca dije que no lo estaba.
- Entonces, ¿cómo lo explicas?
- No lo explico. Nadie puede.
- Con eso no me basta.
- Hay lugares en este mundo más antiguos que tú y yo. Lugares que un cerebro racional de médico jamás entendería. Nadie sabe qué es ese lugar, qué pasa en ese suelo pedregoso. Pero el corazón humano es aún más difícil de entender. Lo que hicimos anoche lo hicimos por Ellie. Pero ese gato te pertenece ahora.

- Fue un viejo llamado Stanny Bouchard. Él me habló del lugar. "El Wéndigo". Se oía hablar mucho de eso en todo el territorio norte. Era un mito transferido por las tribus de esta zona. Para ellos, no era solo un cuento aterrador, creían en él. Lo temían.
- Vi esto en los árboles allá arriba.
- Son advertencias. Las tribus locales las tallaron antes de huir.
- ¿De huir?
- Sí, sabían del poder de ese lugar. Sentían su atracción. Acabaron creyendo que ese bosque le pertenecía a otra cosa.Que el suelo era malo. Corrompido. El suelo está corrompido.
- Sí. Así que se fueron. Pero no sin antes levantar esa barrera. La levantaron para impedir el paso. Pero la gente siguió yendo.

A veces la muerte es mejor.

- ¿Sigues pensando en Church?
- Se fue por culpa mía. Le dije que se fuera de mi habitación.
- No, mi amor. Church te quiere mucho. Quizá esto... ayude a que te animes. Dale un abrazo.
- Lo adoro, papá.
- ¿De verdad? ¿Sí? Y yo a ti.

Sé lo que piensas hacer pero ella no volverá igual que antes. Lamento mucho haber hecho esto. Ellie fue la primera persona que me conmovió el corazón en mucho tiempo. No quería que estuviera tan triste. Es ese maldito lugar. Se alimenta de tu dolor. Se mete en tu cerebro.

- Ya todo está bien. Has vuelto.
- ¿De dónde volví?
- Es hora de dormir. Voy a apagar la luz.
- Estoy muerta, ¿verdad?
- No, mi amor. No. Estás aquí.
- ¿Puedes quedarte conmigo?
- Claro que sí.
- Puedo oír el bosque.
- Las ventanas está cerradas, cariño.
- No lo oigo así. Adentro.

- Louis... ¿qué sucede?
- Necesitaba más tiempo con ella.
- Párate aquí.
- Mi amor...No estaba listo para despedirme de ella.
- Me estás asustando. Dime de qué estás hablando.
- Ella murió por mi culpa. Tenía que recuperarla.
- Ellie-fante. "La grandiosa y temible".
- Hay un lugar en lo profundo del bosque más allá del cementerio de mascotas. Trae a las cosas de vuelta.
- ¿No estás feliz, mami?
- Abraza a tu hija, Rachel. Abraza a tu hija.

- ¿Qué es ella? ¿Qué es...?
- Esa es Ellie.
- La enterramos. La pusimos bajo tierra.
- Nos fue devuelta. Tenemos otra oportunidad.
- Así no funcionan las cosas.
- Sí. Hay un lugar en el bosque, el lugar del que te hablé. No pude entenderlo hasta que enterré a Church ahí. Estaba muerto hasta que lo enterré ahí y lo revivió. No era el mismo después de eso. Tú la viste. La tocaste. Esa es nuestra hija.
- ¿La desenterraste?
- Es nuestra hija, mi amor. Por favor. Hice lo que creí que era correcto. ¡Que Dios se lleve a su propio hijo!

- Me dejaste morir en la carretera. No hiciste nada. Igual que con tu hermana.
- Estaba asustada.
- Mentirosa.
- Rezabas para que tu hermana se muriera.
- Es cierto.
- ¿Te acuerdas de cuando papá dijo que no había nada después de esto? Pues, estaba equivocado. Pero no es el cielo. Pronto irás allí, mami. No me digas "mami". No eres mi hija. Ellie está muerta.

- Creí que podíamos ser una familia. Eso quería, pero no podemos.
- Sí podemos, papá. Sí podemos.