Frases de la película El ladrón de orquídeas (Adaptation)

Frases de la película dirigida por Spike Jonze, estrenada en 2002

¿Tengo un pensamiento original en mi cabeza? ¿Tengo un pensamiento original en mi cabeza? ¿En mi cabeza calva? Quizá si fuera más feliz no se me caería el pelo. La vida es corta. Necesito aprovecharla al máximo. Hoy es el primer día del resto de mi vida. Soy un cliché ambulante. Necesito ir al doctor a que me vea la pierna. Tengo un bulto. Volvió a llamar el dentista. Necesito ir. Si no pospusiera todo, sería más feliz. Me paso la vida sentado en mi culote. Si fuera un culito, sería más feliz. No tendría que usar camisas de fuera. Como si eso engalara a alguien. ¡Culote! Debería volver a correr. 8 km al día. Pero esta vez en serio. O trepar rocas. Necesito cambiar mi vida. ¿Qué necesito hacer? Necesito enamorarme. Necesito tener una novia. Necesito leer más, mejorarme a mí mismo. ¿Qué tal si aprendo ruso? ¿O a tocar un instrumento? Podría hablar chino. Sería el guionista que habla chino y toca el oboe. Sería genial. Debería llevar el pelo corto, dejar de actuar como si tuviera una melena. Eso es patético. Debo ser yo, actuar con confianza. Eso atrae a las mujeres. Los hombres no necesitan ser atractivos. Pero eso no es cierto hoy en día. Los hombres tienen presión, casi como las mujeres. ¿Por qué debo pedir disculpas por mi existencia? Quizá es mi química cerebral. Eso es lo que tengo, mala química. Todos mis problemas y mi ansiedad vienen de un desequilibrio químico o de sinapsis descoordinadas. Necesito ayuda. Pero aun así, voy a ser feo. Eso no lo puedo cambiar.

Llevo 40 años en este planeta y todavía no entiendo nada. ¿Qué hago aquí? ¿Cómo llegué aquí?

Me duele la pierna. ¿Tendré cáncer? Tengo un bulto. Estoy empezando a sudar. Deja de sudar. Tengo que dejar de sudar. ¿Verá que estoy chorreando? Ay, se fijó en mi pelo. Cree que estoy calvo.

- Me gustaría encontrar una puerta a tu cerebro.
- Créeme, no es divertido.

- Creo que pensamos que quizá Susan Orlean y Laroche se podían enamorar.
- Está bien, pero lo que digo es que no quiero llenarla de sexo ni de pistolas ni de persecuciones en coche. Ya sabes, ni de personajes que aprenden profundas lecciones de la vida, o que acaban cayéndose bien o que vencen obstáculos y triunfan al final. El libro no es así y la vida no es así. Simplemente, no lo es.

¡Voy a escribir guiones! ¡Como tú! Crees que es otro plan para hacerme rico rápido pero lo voy a hacer bien. Voy a tomar un seminario de 3 días.

- Estoy empezando un guión sobre flores. Nadie ha hecho una película sobre flores. Así que no hay pautas.
-¿Qué tal Flores para Algernon?
- No es sobre flores y no es una película.

Un escritor siempre debe tener esa meta. Escribir es un viaje a lo desconocido. No construir un modelo a escala.

Para empezar. ¿Cómo empezar? Tengo hambre. Necesito un café. El café me ayudaría a pensar. Debería escribir algo y luego tomarme un café de recompensa. Un café con un bizcocho. Bueno. Necesito establecer los temas. Quizá de plátano con nueces. Esos bizcochos son ricos.

Laroche amaba las orquídeas, pero yo llegué a creer que amaba la dificultad y la fatalidad de obtenerlas casi tanto como las orquídeas en sí.

Quizá yo sea la persona más lista que conozco.

Soy una gallina, soy un idiota. Debería haberla besado. Metí la pata. Debería ir, tocar y besarla. Sería romántico. Algo que le podríamos contar a nuestros hijos. Lo voy a hacer ahora mismo.

Las orquídeas son las flores más sexy que hay. El nombre "orquídea" viene del latín orchis, que significa testículo.

Lo que es maravilloso es que cada flor tiene una relación especial con el insecto que la poliniza. Cada orquídea se parece a cierto insecto y atrae a ese insecto. Su doble, su compañero del alma. Lo que más quiere es hacerle el amor. Después de que el insecto vuela, localiza a otra compañera del alma, le hace el amor y la poliniza. Ni la flor ni el insecto entienden nunca la importancia de sus relaciones. ¿Cómo pueden saber que por su pequeño baile el mundo vive? Pero así es. Con hacer lo que fueron diseñados para hacer, sucede algo grande y magnífico. Ellos nos enseñan a vivir. Que el único barómetro que tienes es tu corazón. Cuando localizas a tu flor, no puedes dejar que nada se interponga.

Yo quería desear algo tanto como la gente deseaba esas plantas. Pero yo no soy así. Yo creo que sí tengo una pasión libre de vergüenza. Quiero saber cómo se siente que algo te apasione.

"Si uno tuviera la suerte de ver una orquídea fantasma, todo lo demás se eclipsaría".

Si la orquídea fantasma es realmente un espectro, sigue siendo uno tan hechicero que logra seducir a las personas para que lo persigan año tras año, km tras miserable km. Si era una flor de verdad, yo quería ver una. No es que adore las orquídeas. Ni siquiera me gustan mucho. Lo que yo quería era ver esa cosa que tanto atraía a la gente de esa manera tan singular y poderosa.

Si realmente amabas algo... ¿no te debería quedar un pequeño rastro? Obviamente, las terminaciones de Laroche eran absolutas. Pasaba a lo siguiente. A veces yo quisiera poder hacer lo mismo.

La única idea más trillada que el asesino múltiple es la personalidad múltiple. Para colmo exploras la idea de que el policía y el criminal son dos aspectos de la misma persona. Ve todas las películas policíacas para más ejemplos.

- Además, no hay manera de escribir eso. ¿Pensaste en eso? ¿Cómo puedes tener a alguien prisionero en el sótano y trabajando en una comisaría de policía a la vez?
- Efectos de fotografía.

Hay más de 30 000 especies conocidas de orquídeas. Una parece una tortuga. Una parece un mono. Una parece una cebolla. Una parece una maestra de escuela. Una parece una gimnasta. Una parece una adolescente con piel cremosa. Una parece una intelectual neoyorquina con quien haces crucigramas en la cama. Una parece una reina de belleza del oeste medio. Una se parece a Amelia. Una tiene ojos que bailan. Una tiene ojos que contienen la tristeza del mundo.

- ¿Sabes por qué me gustan las plantas? Porque son muy mutables. La adaptación es un proceso profundo. Significa que te las ingenias para prosperar en el mundo.
- Pero es más fácil para las plantas. No tienen memoria. Sólo pasan a lo que sigue. Pero para una persona adaptarse es casi vergonzoso. Es como huir.

Para escribir sobre una flor debo mostrar su arco de desarrollo. El arco de la flor se remonta al principio de la vida. ¿Cómo llegó aquí la flor?

Mi género es el suspenso. ¿El tuyo?

Tú y yo compartimos el mismo ADN. ¿Hay una soledad más absoluta?

- ¿Qué pasó con tu vivero?
- Iba bastante bien, pero a veces pasan cosas malas. La oscuridad desciende.

- Yo creo que si yo casi me muriera, también dejaría mi matrimonio.
- ¿Por qué?
- Porque podría. Es como un pase gratuito. Nadie te puede juzgar si casi te mueres.
- Pues yo sí la juzgué a ella. Quizá también me juzgaron a mí.

No quería poner un negocio convencional de plantas en maceta. Yo quería darles algo increíble, ¿sabes?

- ¡El libro no tiene una historia!
- Bueno. Inventa una. Nadie puede inventar una historia loca tan bien como tú. Eres el rey.
- No quería hacer eso esta vez. Es el material de alguien más. Yo tengo la responsabilidad... Yo quería crecer como escritor. Quería hacer algo sencillo. Enseñarle a la gente lo increíbles que son las flores.
- ¿Son increíbles?

Hay demasiadas ideas y cosas y gente... demasiadas direcciones que tomar.

"Estaba empezando a pensar que la razón por la que es bueno que algo te interese apasionadamente es que reduce el mundo a un tamaño más manejable."

- Qué pensamientos tan claros y tristes. Tan verdaderos.

Concéntrate en una cosa de la historia. Nada más encuentra esa cosa específica que te apasiona y escribe acerca de eso.

¡Dios mío, qué listos son! Esto parece una fábrica de cerebros.

Yo no entiendo nada fuera de mi odio a mí mismo y mi existencia patética. Lo único sobre lo que realmente puedo escribir es sobre mí y mi propia...

- Estoy loco. Yo soy Ourobouros.
- No sé qué significa eso.
- Me puse a mí en mi guión.

La mayoría de la gente anhela algo excepcional, algo tan inspirador que los hiciera arriesgar todo por esa pasión pero pocos realmente lo harían. Es muy poderoso y es intoxicante estar cerca de alguien tan vivo.

Lo que me gusta de las computadoras es que me sumerjo en ellas pero no es una cosa viva que te va a dejar o se va a morir o algo.

La vida parecía estar llena de cosas iguales a la orquídea fantasma. Es maravilloso imaginársela y es fácil enamorarse de ella, pero es un poco fantástica y efímera y fuera de tu alcance.

No se puede acelerar la inspiración.

Soy patético. Soy un perdedor. ¿Cuál es la esencia de escribir? He fracasado. Me entró el pánico. Me vendí. No valgo nada. ¿Qué carajos estoy haciendo aquí? ¿Qué estoy haciendo aquí? ¡Carajo! Mi debilidad, mi falta de convicciones, me trajeron aquí. Respuestas fáciles, reglas para tomar atajos al éxito. Heme aquí, porque mi paseo por el abismo no funcionó. ¿No es ése el riesgo de intentar algo nuevo?

El condenado mundo real. Antes que nada, escribe un guión sin conflicto ni crisis y tu público se morirá de aburrimiento. Segundo, ¿no pasa nada en el mundo? ¿Estás completamente loco? Hay asesinatos todos los días. Hay genocidio, guerra, corrupción. Todos los días, en algún lado alguien sacrifica su vida para salvar a otro. ¡Todos los días alguien decide, conscientemente destruir a alguien más! ¡La gente encuentra amor y lo pierde! ¡Un niño ve cómo matan a su mamá a golpes entrando a una iglesia! ¡Alguien tiene hambre! ¡Alguien traiciona a su mejor amigo por una mujer! ¡Si no puedes encontrar esas cosas en la vida... entonces, amigo, no sabes un demonio de la vida! ¿Y por qué me haces perder mis dos horas preciosas con tu película? ¡No me interesa en lo absoluto! ¡No me interesa en lo más mínimo!

Te voy a decir un secreto. El último acto hace la película. Impresiónalos al final y será un éxito. Puede tener defectos, problemas, pero impresiónalos al final y tienes un éxito. Encuentra un final, pero no hagas trampa. Y no te atrevas a meter un deus ex machina. Tus personajes deben cambiar. Y el cambio debe provenir de ellos mismos. Haz eso, y todo te saldrá bien.

Los que contestan demasiado bien mienten.

Lo que he llegado a entender es que el cambio no es algo que decides. No lo es para una especie de plantas y no lo es para mí. Sucede, y eres diferente.

Quizá la distinción entre la planta y yo es que después, yo mentí sobre mi cambio. Mentí en mi libro. Fingí, con mi esposo que todo seguía igual. Pero algo pasó en la ciénaga ese día.

Yo ya terminé con las orquídeas, Laroche.

- ¿Nunca te sientes muy solo, Johnny?
- Yo fui un niño raro. No le caía bien a nadie. Pero yo tenía la idea de que si esperaba suficiente tiempo, alguien iba a llegar y nada más, ya sabes, comprenderme. Como mi mamá. Pero otra persona. Que ella me iba a mirar y calladamente iba a decir: "Sí". Exactamente así. Y ya no iba a estar solo.

- Quisiera ser una hormiga.
- Brillan mucho.
- Tú brillas mucho más, corazón.
- Ésa es la cosa más linda que jamás me han dicho.
- Es que me gustas, por eso lo dije.

- ¿Quién me va a interpretar?
- Yo no... yo no sé eso.
- Yo debería interpretarme.

- No quiero morir, Donald. He desperdiciado mi vida.
- No es cierto. Y no vas a morir.
- ¡La he desperdiciado! Yo te admiro, Donald. He pasado toda mi vida paralizado preocupado por lo que la gente piensa de mí y a ti te importa poco.
- A mí no me importa poco.
- Es que no entiendes. Te lo dije como un cumplido. Una vez, en el bachillerato te estaba observando en la biblioteca. Estabas hablando con Sarah Marsh.
- Estaba muy enamorado de ella.
- Ya lo sé. Estabas coqueteando con ella y se estaba portando muy linda.
- Me acuerdo.
- Luego, cuando te fuiste ella se burló de ti con Kim Canetti. Y yo sentí como que se estaban riendo de mí. Tú ni te enteraste. Te veías feliz.
- Sí me enteré. Las oí.
- ¿Y por qué estabas tan contento?
- Yo amaba a Sarah, Charles. Era mío, ese amor. Yo era dueño de él. Ni siquiera Sarah tenía el derecho de quitármelo. Yo puedo amar a quien yo quiera.
- Pero tú le pareciste patético.
- Ése era asunto de ella, no mío.
- Tú eres lo que amas, no lo que te ama a ti. Yo decidí eso hace mucho tiempo.

- ¡Está muerto!
- ¡Cállate!
- ¡Fracasado! ¡Gordo pendejo!
- ¡Cállate! ¡Cállate! ¡Váyase al carajo, señora! ¡Ud. sólo es una vieja solitaria, desesperada y drogadicta!

Hice todo mal. Quiero recuperar mi vida. La quiero como estaba antes de que se jodiera todo. Quiero volver a ser una bebé. Quiero ser nueva. Quiero ser nueva.

Yo también te quiero, ¿sabes?

Ya sé cómo acabar el guión. Acaba con Kaufman manejando después de comer con Amelia sabiendo cómo acabar el guión. Carajo, es narración. A McKee no le gustaría. ¿Cómo puedo mostrar sus pensamientos? No sé. ¿Qué importa lo que diga McKee? Siento que está bien. Es concluyente. ¿Quién me interpretará a mí? Alguien no muy gordo. Me gusta Gerard Depardieu, pero, ¿puede hablar sin acento? En fin, ya acabé... y eso es algo. Así que Kaufman se va después de ver a Amelia lleno de esperanza, por primera vez. Esto me gusta. Está bien.

Frases archivadas en Comedia, Crimen, Drama, Meryl Streep, Spike Jonze, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco