Frases de la película El diario de Bridget Jones

El diario de Bridget Jones

Frases de la película dirigida por Sharon Maguire, estrenada en 2001, también conocida como Bridget Jones's Diary.

Todo empezó en Nochevieja, mi 32° año soltera. De nuevo, me encontraba sola yendo al bufé anual de pavo al curry que preparaba mi madre. Todos los años intenta liarme con un muermo peludo y de mediana edad.
Este año no sería una excepción.

-¿Te acuerdas de Mark? Habías jugado en su piscina hinchable. Ahora es un abogado de prestigio.
-No lo recuerdo.
-Parece que se ha divorciado. Su esposa era japonesa. Una raza muy cruel.

Nunca encontrarás novio si pareces salida de Auschwitz.

- Mi pequeña Bridget.
-Hola, tío Geoffrey.
-¿Bebes algo?
-No.
-¿No?
-Pues listo, vamos.
De hecho, no es mi tío. Es alguien que insiste en que lo llame "tío" mientras me mete mano y hace la pregunta más odiada entre todos los solteros.
-¿Cómo va la vida amorosa?
-Súper bien. Gracias, tío.
- Sigues sin novio, ¿no? Te conozco.

Puede que sea mi media naranja misteriosa, la que llevo esperando toda la vida.
- ¿Recuerdas a Bridget?
- Puede que no.
- Solía corretear desnuda por tu jardín, ¿lo recuerdas?

- ¿Estás en casa de tus padres para Año Nuevo?
-Sí. ¿Y tú?
-Oh, no. Anoche estuve en una fiesta en Londres y tengo un poco de resaca. Ojalá pudiera hundir la cabeza en el retrete como la gente normal. Un objetivo para el Año Nuevo, beber menos y dejar de fumar.
Y cumplir los objetivos para el Año Nuevo. Y dejar de decir bobadas ante desconocidos. De hecho, no hablar más, punto.

Ese fue el momento. De golpe me di cuenta de que si algo no cambiaba muy pronto, iba a vivir una vida en que mi relación más seria sería con una botella de vino, que moriría gorda y sola y que me encontrarían tres semanas más tarde devorada por los alsacianos. O que me iba a convertir en Glenn Close en "Atracción Fatal".

No quería acabar al año siguiente hecha una mierda escuchando canciones tristes por la radio, de esas facilonas para los treintañeros. Decidí tomar las riendas de mi vida y empezar un diario para contar la verdad sobre Bridget Jones, toda la verdad. Decisión número uno, evidentemente, adelgazar 10 kilos.
Número dos, dejar las bragas de anoche en la cesta de la lavadora. Con la misma importancia, encontrar un novio sensato con quien salir y no seguir teniendo relaciones románticas con cualquiera de los siguientes:
alcohólicos, adictos al trabajo, anticompromiso, voyeurs, megalómanos, tarados mentales o pervertidos.

Empiezo mal el año. Me he dejado seducir por la informalidad de los mensajes y he flirteado con el sinvergüenza de la oficina. Seguiré con mi intención de encontrar a un hombre atractivo y sensato.
Pondré fin al flirteo. Será lo primero que haré mañana.

Mensaje para Jones.
Estoy mortificado por haberte ofendido. Evitaré cualquier salida de tono en el futuro. Lo siento profundamente.
PD. Me gustan tus tetas en este top.

- Ok, sin presión, Bridge, pero tu felicidad futura depende de cómo te comportes en este acto social.
-Ok. ¿Qué tengo que hacer?
-Primero, tener un aspecto espectacular.

Si por una tremenda casualidad, acabamos en un acto flagrante, seguro que estas serían más atractivas en el momento crucial. Sin embargo, las oportunidades de llegar al momento crucial aumentan poniéndome estas bragas horribles que te entran la barriga, muy populares entre las abuelas de todo el mundo.

Natasha. Te presento a Bridget Jones. Bridget, esta es Natasha. Natasha es una abogada de prestigio, especializada en derecho de familia. Bridget trabaja en la editorial y jugaba desnuda en mi piscina inflable.

- Qué botitas tan ridículas que llevas, Jones. El vestido también es ridículo. Y estas son, diablos, son unas bragas enormes.
-Maldita sea.
-No te disculpes, me gustan. ¡Hola, mamá! Perdóname, tengo que volver a verlas.

Peso: 59,5 Kg He reemplazado la comida por el sexo
Cigarrillos: 22...todos poscoitales
Ha sido fantástico.

- No, ¿crees que la gente se dará cuenta?
-¿De qué?
-De lo nuestro. Que trabajamos y dormimos juntos.
-Para el carro, Jones. Tranquilízate. Empezamos el martes y hoy es jueves. No es una relación a largo plazo, ¿no?

Es una realidad como un templo que en el momento en que una parte de tu vida empieza a ir bien, otra se hace añicos.

Sinceramente, tener hijos no es tan interesante como lo pintan. Si pudiera volver a elegir, no creo que tuviera ninguno. Ahora que estoy en la tercera edad, no tengo nada propio. No tengo poder, no tengo carrera ni vida sexual. No tengo vida. Como la cigarra que cantaba todo el verano.

- ¿Tienes novio? ¿Uno de verdad?
- Sí, lo tengo, papá. Y es perfecto.
¡Viva! Ya no soy la solterona trágica, sino la novia normal de un auténtico dios del sexo, tan devoto que me llevará de escapada de fin de semana.

Me esforzaré en evitar ver a mamá y a la tía Una en medias de red. Me parece poco natural, hasta incorrecto, que los sesentones se disfracen de prostitutas y curas una tarde de domingo.

-¿Dónde está tu amigo?
-Tenía trabajo, así que...
-Vaya cuento. Así es como huyen.

- Te presento a Lara, de la oficina de Nueva York.
-Lara, te presento a Bridget.
-Hola, ¿qué tal?
- Me habías dicho que era delgada.
- Esperaba que quisieras participar.

- Me cuesta decirte esto, pero quiero que seas la primera en saber que estamos comprometidos.
En momentos como este, seguir con la vida de uno parece imposible y comerse todo el contenido de la nevera parece inevitable. Tengo dos opciones. Rendirme y aceptar un estado permanente de soltería
y que al final me coman los alsacianos, o no, y esta vez elijo que no. Un mal hombre y un insecto palo
americano no podrán conmigo.

- He tenido que dejar mi trabajo actual porque me acosté con el jefe.
- Ya me sirve. Empiezas el lunes. Ya veremos cómo va. Por cierto, en Gran Bretaña en Directo no echan a nadie por acostarse con el jefe. Es una cuestión de principios.

Gracias, Daniel. Me alegro de saberlo. Pero si quedarme significa trabajar a diez metros de ti, preferiría un trabajo en que tuviera que lamerle el culo a Saddam Hussein. Adiós a todos.

Excelente. Soy el hazmerreír nacional. Tengo un culo del tamaño de Brasil, provengo de una familia desestructurada, todo me sale espantoso y...Por Dios, encima tengo cena con Magda y Jeremy. Lo único peor que una pareja casada y engreída son muchas parejas casadas y engreídas.

- En serio, el despacho está lleno de solteras treintañeras. Son todas muy lindas, pero no les duran los novios. ¿Por qué será que hay tantas mujeres treintañeras solteras actualmente?
- No lo sé. Supongo que no ayuda nada que debajo de la ropa tengamos todo el cuerpo recubierto de escamas.

Parece que te estás esforzando en hacerme sentir como una perfecta idiota cada vez que nos vemos. De verdad, no te molestes. Ya me siento como una idiota la mayoría del tiempo, con o sin la barra de los bomberos.

- Mira, perdona si he sido...
- ¿Qué?
- No creo que seas idiota para nada. Quiero decir que te rodean algunos elementos ridículos. Tu madre es bastante interesante. Y hablar en público no es lo tuyo. Además, sueles decir lo primero que piensas
sin preocuparte demasiado por las consecuencias. Sé que cuando nos conocimos en el bufé de pavo al curry
fui muy maleducado y que llevaba un jersey de reno que mi madre me había regalado el día anterior.
Pero el caso es que...lo que intento decirte con muchas dificultades es que, a pesar de las apariencias, me gustas mucho.
- Aparte de que fume, beba, tenga una madre vulgar y la diarrea verbal.
-No, me gustas tal como eres.

- ¿"Tal como eres"? ¿No más delgada? ¿Ni más lista? ¿Ni con los pechos más grandes ni la nariz más pequeña? Bueno, maldición. Pero lo odias, ¿verdad?
- Sí, lo odio.

- ¿De verdad corría desnuda por tu jardín?
- Sí. Tú tenías cuatro años y yo ocho.
- Hay mucha diferencia de edad.
-Y un punto de perversión.
-Eso mismo opino yo.

- Eres la única que puede salvarme. Te necesito. Sin ti, dentro de 20 años estaré en un bar de mala muerte con una rubia indeseable.
- ¿Y Lara?
- Se ha terminado. Se ha ido todo al demonio. Me ha dejado. Me dejó cuando se dio cuenta de que no te había olvidado. Sé que piensas que solo es algo sexual, pero te prometo que cuando veo esa minifalda en la tele, cierro los ojos y escucho todas las cosas inteligentes que dices. Me he emocionado cuando he visto la liberación del kurdo.
- Bridge, te he echado mucho de menos.
- Yo me voy. Adiós.

- ¿Podemos hablar a solas un momentito?
- Ok.
- Quiero decirte una cosa. Una vez me dijiste que te gustaba tal como era y a mí me pasa igual contigo. Te pones ropa estúpida que te compra tu madre, como el clásico de esta noche. Eres altivo, nunca dices algo apropiado. Creo firmemente que tendrías que acortarte las patillas, pero eres muy lindo y me gustas.
Si quisieras salir algún día, estaría bien. Más que bien.
- Ok.
- Fenomenal.

- Si en la celebración familiar no se lanzó a tus brazos, peor para él.
- Sí. Está claro que no tiene sangre en las venas.
- Exactamente. Se han dicho muchas indirectas, ¿pero te ha metido la maldita lengua hasta la maldita garganta?
- No, ni una sola vez.

- ¿Qué haces aquí?
- Quería saber si estabas disponible para bar mitzvahs, bautizos y aniversarios de boda.
- Un discurso excelente. Pensaba que estabas en Estados Unidos.
- Sí, pero me di cuenta de que había olvidado algo en casa.
- ¿Qué?
- Me di cuenta de que me había olvidado de darte un beso de despedida. ¿Te importa?
- No, para nada. ¿Así que no te vas a Estados Unidos?
- No. No me voy.
-¿Te quedas aquí?
-Eso parece.

Hoy es mi día para unas braguitas mini.

- ¡Mark! Lo siento. De verdad. No quería decirlo. Bueno, entonces sí. Pero era tan estúpida que no sabía lo que quería. Por el amor de Dios. Es solo un diario. Todo el mundo sabe que en los diarios solo se escriben tonterías.
- Ya lo sé. Por eso te he comprado otro, para poder empezar de nuevo.

- Espera. Los chicos buenos no besan así.
- Claro que sí...

No puedes estar con una chica que solo sea piel y hueso. Me gusta una mujer con un trasero donde se aparque una bici.

Frases archivadas en Comedia, Drama, Renée Zellweger, Romance, enviadas por .

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 105 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco