Frases de la película El Club de la Pelea

Frases de la película dirigida por David Fincher, estrenada en 1999, también conocida como El club de la lucha y Fight Club.

La gente siempre me pregunta si conozco a Tyler Durden.

Con un barril de fusil entre los dientes sólo hablas con vocales.

Con el insomnio, nada es real. Todo está muy lejos. Todo es una copia de una copia de otra copia.

¿Quieres ver dolor? Iglesia metodista, los martes por la noche. Verás a los tipos con cáncer testicular. Eso es dolor.

Perdido en el olvido. Oscuro, silencioso y completo. Hallé la libertad. Perder toda esperanza fue la libertad.

Los bebés no duermen tan bien.

No estaba muriendo en realidad. No tenía cáncer ni parásitos. Era el centro cálido alrededor del cual estaba la vida de este mundo.

Moría cada noche. Y cada noche volvía a nacer. Resucitaba.

Marla, la gran turista. Su mentira reflejaba la mía.

Cuando tienes insomnio, nunca estás despierto de verdad.

Si tuviera un tumor, lo llamaría Marla. Marla. El raspón en el paladar que se curaría si dejaras de tocarlo con la lengua, pero no puedes.

Cuando la gente cree que está muriendo, te escucha en lugar de esperar su turno para hablar.

La filosofía de vida de Marla era que podía morir en cualquier momento. Decía que la tragedia era que no moría.

Así es tu vida, y se está acabando un minuto a la vez.

Si te despiertas a una hora diferente, en un lugar distinto, ¿eres una persona diferente al despertar?

El seguro de vida paga el triple si mueres en un viaje de negocios.

- ¿Sabes por qué ponen máscaras de oxígeno en los aviones?
- Para que puedas respirar.
- El oxígeno te droga. En una emergencia catastrófica, das grandes inhalaciones de pánico. De pronto, estás eufórico, dócil. Aceptas tu destino.

¿Sabías que si mezclas gasolina y jugo de naranja congelado puedes hacer napalm?
- No, ¿es verdad?
- Sí. Se puede fabricar cualquier tipo de explosivos usando artículos del hogar.

Una pregunta de protocolo. Mientras paso, ¿te doy el trasero o el bulto?

- ¿Sabes qué es un edredón nórdico?
- Un edredón.
- Simplemente una sábana. ¿Porqué los tipos como nosotros sabemos lo que es? ¿Es esencial para nuestra superviviencia en el sentido más estricto? No, ¿qué somos entonces?
- No lo sé. Consumidores.
- Exacto. Consumidores. Somos derivados de una obsesión por el estilo de vida.

Deja de ser perfecto. Evolucionemos. Que las astillas caigan donde puedan.

Golpéame lo más fuerte que puedas.

No quiero morir sin cicatrices.

Después de pelear, el volumen del resto de tu vida bajaba. Podías enfrentar cualquier cosa.

Somos una generación de hombres creados por mujeres. Me pregunto si lo que necesitamos realmente es otra mujer.

La mayor parte de la semana éramos Ozzie y Harriet.

La eficiencia es la prioridad principal. Porque el desperdicio es un ladrón.

Caballeros. Bienvenidos al Club de la Pelea. La primera regla del Club de la Pelea es no hablar de él. La segunda regla es ¡no hablar del Club de la Pelea! La tercera regla es que si alguien pide que se detengan, renguea, se rinde dando toques, se acabó la pelea. Cuarta regla, sólo dos tipos por pelea. Quinta regla, una pelea a la vez, amigos. Sexta regla, las peleas durarán lo que tengan que durar. Y la octava y última regla, si es tu primera noche en el Club de la Pelea, debes pelear.

Allí estabas más vivo que en cualquier otra parte. Pero el Club de la Pelea sólo existe entre las horas en que comienza y termina.

En el Club de la Pelea eras alguien que no eras en el resto del mundo. Un tipo vino al club por primera vez. Su trasero era un montón de masa. Después de unas semanas, estaba hecho de madera.

- ¿Con qué celebridad te gustaría pelear?
- ¿Vivo o muerto?
- No importa. ¿Quién sería duro?
- Hemingway ¿Y a ti?
- Yo pelearía con William Shatner.

Me daban pena los hombres de los gimnasios, intentando verse como indicaban Calvin Klein o Tommy Hilfiger.

La autosuperación es la masturbación.

Lo importante en el club no era ganar o perder. Tampoco las palabras.

Cuando acababa la pelea no se había resuelto nada. Pero nada importaba. Después, todos nos sentíamos salvados.

Los flacos pelean hasta que los acaban.

Si me duermo, me moriré. Tendrás que mantenerme despierta toda la noche.

Dios mío. No me habían cogido así desde la primaria.

El condón es el zapato de la Cenicienta de nuestra generación. Te lo pones cuando te ves con un extraño. Bailas toda la noche y luego lo arrojas a la basura. Al condón, claro. No al extraño.

El primer jabón surgió de cenizas de héroes, como el primer mono fue al espacio. Sin dolor o sacrificio, no tendríamos nada.

¡Cállate! Nuestros padres fueron modelos de Dios. Si ellos nos fallaron, ¿qué te dice eso de Dios?

Sólo cuando perdemos todo, somos libres de hacer lo que queramos.

El Club de la Pelea. Éste era mi regalo y el de Tyler. Nuestro regalo para el mundo.

La publicidad nos hace codiciar autos y ropa. Trabajos odiosos para compara mierda que no necesitamos.

Nuestra guerra espiritual. Nuestra gran depresión son nuestras vidas.

La mayoría de la gente normal hace lo que sea para evitar una pelea.

Soy la vida mal gastada de Jack.

Corre a casa. ¡Corre, Forrest, corre!

Tú no eres tu trabajo. No eres cuánto dinero tienes en el banco. No eres el auto que conduces. No eres el contenido de tu billetera. No eres tus malditos pantalones. Eres la mierda obediente del mundo.

Como un mono a punto de ser mandado al espacio. Un mono astronauta. Listo para sacrificarse por un bien mayor.

Soy el sentimiento de rechazo de Jack.

Quería meterle una bala a cada panda que no cogía para salvar su especie. Quería abrir las válvulas de todos los buques cisterna y empetrolar todas esas playas francesas que nunca conocería. Quería respirar humo.

- ¿Qué hiciste, chico psicótico?
- Quería destrozar algo hermoso.

La primera regla del proyecto es no hacer preguntas.

En el mundo que imagino, se cazarán alces por los bosques de los cañones que rodean las ruinas del Centro Rockefeller.

La casa se había transformado en un ser vivo, mojado por dentro y la respiración de tanta gente. Con tanto movimiento humano la casa se movía. El planeta Tyler.

Estoy totalmente solo. Mi papá me abandonó. Tyler me abandonó. Soy el corazón roto de Jack.

Cuando muere un miembro del proyecto tiene nombre. Su nombre es Robert Paulsen.

- ¿Por qué te van a confundir conmigo? Sí sabes.
- No
- Porque somos la misma persona.

Pasa todos los días. La gente habla sola. Se imagina cómo le gusta ser. Pero ellos no tienen el valor que tuviste tú para ponerlo en práctica.
- Sé que ultimamente he estado muy raro. Sé que parece que tengo doble cara.
- ¿Doble cara? Eres el Dr. Jekyll y Mr. Odioso.

Tyler. Eres lo peor que me pasó en la vida.

Para hacer un omelette hay que romper los huevos.

Me conociste en un momento muy extraño de mi vida.

¡Síguenos!

Frases archivadas en Brad Pitt, David Fincher, Drama, Edward Norton.

nos envió estas frases

Tania Ochoa alias Robotania es Diseñadora Gráfica y vive en la ciudad de Guadalajara, México.

Trabaja en su proyecto de comunicación en Robotania y conduce y produce el Deshoras Podcast.


ha mandado las frases de 182 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!
Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco.