Frases de la película El amor de mi vida (Bright Star)

el-amor-de-mi-vida

Frases de la película dirigida por Jane Campion, estrenada en 2009

Pienso que sus poemas son como el humo, que cuando se diluyen dejan solo irritación.

Algo bello es un goce perpetuo; su hermosura crece y jamas cae en la nada, conserva en nosotros un recuerdo dulce, una noche de sueños agradables y un relajado alentar en la salud.

Fe y resultado no son lo mismo. Una cosa no crea necesariamente la otra.

Cuidado, tiene buena dentadura, hundió sus colmillos en mi poema y lo destrozó.

Cuando albergo el temor de dejarte sin que mi pluma logre atravesar el pensamiento, altas pilas de libros repletos de letras guardan en su interior granos maduros. Cuando contemplo en el rostro de las estrellas, los confusos símbolos de un gran romance.

Los poetas no son nada poéticos, son lo menos poético que hay en la vida. No poseen una identidad, ocupan continuamente otros cuerpos, la luna, el sol...

Si la poesía no surge con la misma naturalidad como la de un árbol entonces que no nazca.

- ¿Yo no te gusto?
- Me siento atraído por ti y no se la razón, las mujeres me confunden, incluso mi madre.

Los poemas solo se comprenden con los sentidos. Cuando uno se zambulle en un lago no es para nadar a la orilla de inmediato, sino para mojarse, para deleitarse con la sensación del agua, no hace falta entender el lago, la experiencia está más allá del pensamiento.

La vela se apagó; al entrar corriendo su escaso humo a la pálida luz la iluminó. Ella cerró la puerta, suspiró y era idéntica al espíritu del alma, así la contempló.

Queridísima mía no estoy seguro de si enviarte un beso por el embrujo de tus ojos ámbar.

Hay algo sagrado en los afectos del corazón de lo que tu no sabes nada y créeme, no es altivez.

- Fany no tengo dinero, de hecho solo tengo deudas, debo escribir, ganarme la vida honradamente y si fracaso aunque me horrorice, debo dejar el campo libre a otro que te espose y adore como yo.
- ¡No!, no quiero ser adorada nunca más, ni por ti ni por nadie, ni por ningún otro.

Estoy horrorizada, esto es el amor. Nunca más bromearé sobre ello, duele tanto que creería morir.

Mi queridísima dama, estoy en la ventana de una casa preciosa, contemplando un bello paisaje por el que se estremece el mar. La mañana es espléndida, no sé lo ágil que sera mi espíritu de el placer que me daría vivir aquí si tu recuerdo no pesara tanto sobre mí. Pregúntate amor mío si el haberme aprisionado no ha sido crueldad de tu parte, porque has destruido mi libertad, sinceramente no soy capaz de expresar mi devoción por una criatura tan bella.

Necesito una palabra más radiante que radiante, una palabra más bella que bella, casi deseo que fuésemos mariposas y viviéramos solo tres días de verano, tres días así contigo los llenaría de placer del que cabe en cincuenta años...

Escríbeme enseguida y haz lo que puedas por consolarme, que sea tu carta como una infusión de adormidera que me embriague, escribe palabras dulces y bésalas para que mis labios rocen el lugar en el que se posaron los tuyos.

Querido señor Keats gracias por su carta, últimamente me he pasado ansiosa y enferma que he pasado los días en cama y tras recibir su carta volví a levantarme y recorrer nuestros caminos.

Durante mis paseos me deleito con dos pensamientos: tu encanto y la hora de mi muerte, ojalá pudiera tomar posesión de ambos en un mismo momento. Yo nunca antes supe lo que era un amor como el que tú me haces sentir, ni siquiera creía en el, pero si de verdad me amas puede que nos consuma el fuego, pero ¿No es mejor que soportar humedecidos con el rocío de los placeres?

Te amo más porque creo que te he gustado por mí mismo.

Conocí mujeres que creo que querrían desposarse con un poema y entregarse a una novela.

Cuando no sé nada de él, es como si yo muriera, como si el aire me fuera arrebatado de mis pulmones, y quedo desolada. Pero cuando recibo una carta… sé que nuestro mundo es real. Es lo único que me importa.

Mi dulce niña, me he quedado a vivir en el ayer, durante todo el día me sentí embrujado, estoy a tu merced, escríbeme unas lineas y dime que siempre serás tan buena conmigo como lo fuiste ayer. Me deslumbraste, no hay nada en el mundo más brillante y delicado, me has absorbido. Ahora mismo tengo la sensación de estar disolviéndome...

- Despertaremos y descubriremos que esto es un sueño. Tiene que haber otra vida, no pueden habernos creado para sufrir así.
- Dudo que volvamos a vernos de nuevo en esta tierra.
- ¿Entonces por que te marchas?, ¿Por qué has de irte?

- ¿Sabes que haría cualquier cosa?
- Finjamos que volveré en primavera.
- Así debe de ser...

Yo me acercaré a ti y besaré tus pechos, tus brazos, tu cintura, toda entera. El tacto tiene memoria.

Estrella brillante, Si fuera constante como tú...
no solitaria, luz alta en la noche,
viendo con abiertos ojos eternos,
cual ermitaño de Natura en vela,
las aguas que sacerdotales,
lavan las humanas orillas de la tierra;
ni contemplando la reciente máscara
de nieve sobre páramos y montes...
No, aunque inconstante, aunque inmutable, quiero
apoyado en el pecho de mi amor,
siempre sentir su pálpito tan suave;
siempre despierto en inquietud muy dulce,
callarme para oír su tierno aliento
y así vivir siempre, o morir si no, desvanecerme en la muerte.

Frases archivadas en Biografía, Drama, Romance, enviadas por .

nos envió estas frases

Adoro la literatura, me apasionan las novelas románticas, al igual que las películas, para poder sacar algo bueno de cada una.


ha mandado las frases de 11 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco