Frases de la película Ciudades de papel (Paper Towns)

Frases de la película dirigida por Jake Schreier, estrenada en 2015, también conocida como Ciudades de papel (Paper Towns).

Como yo veo las cosas a todos nos corresponde un milagro. Tal vez ganar la lotería. O anotar en los últimos segundos de la final. Quizá ir al espacio, casarte con la reina de Inglaterra, o algo así. Si tomas en cuenta todo lo poco probable que ha pasado en el mundo tienes que pensar que te ocurrirá al menos alguna cosa. Resulta que mi milagro fue diferente. De todas las casas en todos los barrios en todo el estado de Florida terminé viviendo al otro lado de la calle de Margo Roth Spiegelman. Desde el momento en que la vi caí loca y perdidamente enamorado de ella.

Debido a nuestra cercanía tanto en edad como en ubicación y por algún motivo incomprensible, pronto nos hicimos amigos.

Creí que al morir cerrabas los ojos.

Es una pena, ¿no crees? Todos los hilos en su interior se rompieron.

A Margo siempre le gustaron los misterios y en vista de lo que sucedió después nunca dejaré de pensar que quizá le gustaban tanto que se convirtió en uno.

Con los años, las cosas cambiaron mucho. Margo y yo nos distanciamos. Pero jamás dejé de pensar en ella...

Casi todo el mundo se daba cuenta de que Margo era diferente. Margo era especial. Su vida se había convertido en una serie de aventuras increíblemente épicas. Demasiado locas para ser verdad. Como la vez que viajó con el circo durante tres semanas. O como cuando se fue de gira con los Mallionaires por toda la Costa Este.

Y adondequiera que iba siempre le dejaba pistas a su hermana menor, Ruthie. O a quienquiera que considerara digno. Yo jamás fui una de esas personas.

- Lo haría con ella todo el día.
- No lo entiendo.
- ¿Qué? Oye... No solo quiero hacerlo con tu mamá. Merece respeto. - Basta. Admiración. Es toda una dama.
- Sí, es mi mamá.
- Quiero andar en bici con ella.
- ¿Qué?
- Darle uvas en la boca, llevarla a París. Tratarla como a una princesa. ¿Está mal?
- Es extraño. Siempre es extraño.
- Quiero darle un baño.
- De verdad estás...

Sus padres quieren aparecer en el Libro de Récords Guinness por la colección más grande de Santa Claus negros. Tenían más de mil. Y estaban en todas partes. Y no solo en Navidad. Aun así Radar era el primero de los tres en tener una novia formal.

- ¿Por qué no usas tu auto?
- Mis padres guardan las llaves en una caja fuerte bajo su cama y aunque podría descifrar la combinación Myrna Mountweazel está ahí, y esa maldita perra me desprecia. Así que necesito que me prestes tu auto. Además necesito que conduzcas. Tengo 9 cosas que hacer hoy y más de la mitad requieren un conductor de huida.
- ¿Qué? ¿Vas a cometer delitos?
- Dime, ¿el allanamiento es un delito?

- Hay nueve problemas.
- ¿Tu novio es uno de ellos?
- Exnovio.

Vamos a corregir errores. Y después vamos a introducir errores. Esta va a ser la mejor noche de tu vida.

- Dijiste que tenías planes.
- Me refería ir a Duke en otoño estudiar Medicina, titularme de oncólogo y, obviamente casarme y tener hijos para los treinta.
- ¿Y entonces serás feliz? Cuando tengas treinta, dentro de doce años. Esposa, hijos, carrera. Entonces serás feliz. ¿Eso es lo que quieres decir?
- Sí. Quizás. Sí.
- ¿No hay nada que te haría feliz ahora? En serio, es lo más triste que haya escuchado.

- Muy interesantes tus mayúsculas.
- Creo firmemente en las mayúsculas aleatorias. Las reglas son injustas con las letras de en medio.

El plan de venganza de Margo Roth Spiegelman comienza.

- Desatamos la tormenta sobre nuestros enemigos.
- ¿Nuestros?

El Rhode Island de los penes. Su historia puede ser ilustre, pero sin duda no es larga.

TU AMISTAD CON MARGO ROTH DUERME CON LOS PECES

- ¿No pudiste haberlo lanzado por la ventana?
- Desatamos la tormenta, no chubascos dispersos.

ENVUELVO Y TE DEVUELVO NUESTRA AMISTAD

El baile de sexto grado. Chuck nos dijo a todas que no bailáramos contigo y nosotras le hicimos caso. Todas.

Llegará un punto en tu vida en que recordarás este momento y pensarás: "¿Qué lamento más? ¿Depilarle la ceja a Chuck o no habérsela depilado?"

LAS CEJAS VUELVEN A CRECER, SER UN IDIOTA ES PARA SIEMPRE

- ¡Míranos! ¡Somos ninjas!
- Tal vez tú lo seas, yo no.
- También eres ninja, pero uno muy torpe.
- ¡Mi corazón late muy fuerte!
- Así sabes que te estás divirtiendo.

Al final de una gran aventura debes hacer una pausa y reflexionar sobre tus logros. Y el mejor lugar en Orlando para hacerlo es el SunTrust Building.

- Todo es más feo de cerca.
- Tú no.

- Es una ciudad de papel. Solo mírala. Casas de papel y calles de papel y... también la gente. He vivido aquí once años y nunca he encontrado a alguien que se preocupe de lo que en verdad importa.
- Intentaré no tomármelo personal.
- Te voy a decir algo, Quentin:
- Eres mono cuando confías en ti mismo. Y menos cuando no.

- ¿Todo va a ser diferente mañana?
- Eso espero.

¿Ves esto? Esto es tu zona de confort. Es de este tamaño, Quentin. Todas las cosas que quieres en el mundo están afuera. Lo que sentiste esta noche es lo que debes sentir toda tu vida.

Conseguirte cita para el baile es tan duro que la idea en sí se usa para cortar diamantes.

Pero Margo no llegó a la escuela ese día. Ni el siguiente. Ni el siguiente. Alguien la oyó cantar en el centro comercial. En cuestión de días, firmó un contrato. Está en Nueva York, grabando un disco. Está en Islandia salvando ballenas. No está en Islandia. Está en Groenlandia.

No eran los mejores candidatos para padres del año. Pero en algo tenían razón. Si se marchó no la encontrarían hasta que ella quisiera.

- Tu conejita.
- No la llames así.
- ¿La vas a revolcar, hijo?
- No me digas "hijo".
- ¿Cuándo?
- No digas "revolcar".
- Tienes que seducirla.
- Basta.
- Muéstrale lo que tienes, anda.
- Para tu información esperaremos al baile.
- ¿Por qué?
- Porque queremos que sea especial.
- Radar, qué hermoso. Creo... Creo que quiero dormir contigo.

- "Walt Whitman's Niece" circulado.
- ¿Qué significará?
- Esperen.
- ¿Qué?
- Creo que está enviándote un mensaje.
- ¿Qué mensaje?
- "Ven a buscarme".

SOLO ME QUEDO UN MINUTO MÁS CONTENGO MULTITUDES

EL VIAJE QUE HE EMPRENDIDO ES ETERNO

¡ARRANCAD LOS CERROJOS DE LAS PUERTAS!
¡ARRANCAD LAS PUERTAS DE LOS GOZNES!

¡ARRANCAD LOS CERROJOS DE LAS PUERTAS!
¡ARRANCAD LAS PUERTAS DE LOS GOZNES!

Es una exhortación a actuar. Es su forma de decir: "Corre riesgos, idiota. Deja de ir a lo seguro". Tal vez es lo que intentaba decirme con lo de las ciudades de papel. Era como decir: "Voy a actuar, Q. Lo voy a hacer. Ven conmigo".

Walt Whitman es de Nueva York. Woody Guthrie vivió allá. Quizá sea una pista.

- ¿Por qué esta noche no?
- Porque eres un ser humano racional y pesas 59 kilos y no quieres morir.
- No puedes ir a un edificio en la zona más peligrosa de Orlando en plena noche.
- Está bien. ¿Vamos mañana?
- Pero hay escuela mañana.
- No si no vamos.

HOYO PARA TROLES

- La última vez que me asusté así, dormí con la luz encendida.
- La última vez que me asusté así, dormí con un oso de peluche.
- La última vez que me asusté así, dormí en la cama de mi mamá.
- Q, si fuera tú, me asustaría todas las noches.

IRÁS A LAS CIUDADES DE PAPEL Y NUNCA VOLVERÁS

UNA CIUDAD DE PAPEL SE REFIERE A UNA POBLACIÓN FALSA CREADA EN UN MAPA POR CARTÓGRAFOS PARA IMPEDIR LA VIOLACIÓN DE DERECHOS DE AUTOR

- ¿Examen ayer?
- Sorpresa. Te lo perdiste.
- ¿Cree que pueda hacerlo mañana o algo?
- Es un examen, Quentin. Tranquilo. Aún puedes ser médico.

- Hemos ido a muchas fiestas.
- No. Si alguien toca la tuba, no es una fiesta.

- Q, ¿sufrirás el resto de la preparatoria por una chica que se fugó?
- No sufro por ella. Quiero encontrarla.

- Margo, ¿dónde estabas?
- En todas partes. Y en ninguna. Tienes que perderte antes de encontrarte.

Tu problema, Quentin, es que no aceptas a las personas como son. Tú no eres Ben. Ben no es tú. Somos diferentes, por eso somos amigos.

- ¿Cuál es la primera palabra que te viene a la mente?
- No lo sé, yo...
- Dime.
- Hermosa.
- ¿Lo ves? No. No.
- ¿Qué?
- Ese es el problema.
- Que nunca nadie me mira y piensa que tal vez soy lista o ingeniosa o interesante, ¿entiendes? Tengo cerebro. Voy a ir a Dartmouth.
- ¿Por eso estás molesta?
- Becca y yo discutimos. Dijo que yo era una ramera y una zorra. Y luego se subió a un sofá, calló a toda la fiesta y les dijo que tengo clamidia.
- No puede ser.
- Sí. Y eso es falso.
- Sí.
- Ya me curé.
- Pero no soy una zorra.
- No creo que lo seas.

- No le hagas... Becca tiene envidia.
- ¿Por qué me tendría envidia?
- Está saliendo con Jase. Va a ser la reina del baile. Básicamente es la nueva Margo.
- Nadie jamás será la nueva Margo.
- Tienes razón. Nadie puede ser la nueva Margo.

¡Lacey! Tengo algo que decirte. Y no es la cerveza, ¿sí? Es lo que pienso. Solo necesito la cerveza para que las palabras pasen de mi mente a mi boca. Llevo mucho tiempo queriendo decir esto.

- En realidad no tuve miedo allá. Solo amo a Pikachu.
- Yo prefiero a Charizard.

- Roscoe, Rockland, Beaverkill Agloe, Chatham, Wallaceberg. Son las ciudades que están en esa zona.
- ¿Alguna es una ciudad de papel?
- ¿Qué es eso?
- Una ciudad falsa que se pone en los mapas para que, si se hacen copias ilegales, se den cuenta.

"Agloe, Nueva York, con cero habitantes es una de las ciudades de papel más famosas del país".

"El número actual de habitantes de Agloe, Nueva York, es uno". MODIFICADO POR: M.R.S.

- Está en Nueva York. No puedo ir allá.
- Tienes auto. ¿Qué te lo impide?
- Unos dos mil kilómetros.
- Bueno, ahí lo tienes. Son casi dos mil kilómetros entre tú y el amor de tu vida. Porque la amas, ¿no?
- Sí, claro.
- Tu verdadero amor te espera.
- Tienes razón.
- Lo voy a hacer.

Disculpa, espero que no quieras volver con solo veinte minutos de margen. Tengo cita en la peluquería. Angela se hará manicura. ¿Sabes cuánto tardas en ponerte un vestido formal? La respuesta es todo el día. Además, mis padres quieren tomar fotos. Pedí una limusina. Hay que volver con 12 horas de margen, o no hay baile.

- Piensa en otra cosa.
- Sí. ¿Como en qué?
- Como en tormentas.
- O cascadas.
- Una vejiga que explota.
- Eso no me ayuda, Radar. No me ayuda. El 70% de mi cuerpo es orina.

- Soy Ben Starling.
- No, por Dios.
- De la banda de música.
- No, por favor.
- Récord de beber cerveza de cabeza, ¡y ahora de orinar en el auto!
- Ben.
- ¡Soy el mejor! ¡Sacudí el mundo!

- Escuchen. Así van a ser las cosas. Para llegar a tiempo, tenemos seis minutos. Yo empiezo a ponerle gasolina ustedes entran mientras se llena.
- Yo le llevo la tarjeta al tipo del mostrador y hago fila.
- Yo orino.
- Papas fritas, golosinas, galletas saladas, caramelos. Listo.
- Y por favor compren productos de limpieza. Aquí apesta.

LA MEJOR ABUELA DEL MUNDO

PATRIMONIO CULTURAL, NO ODIO

- ¿Cómo sabemos que aún está en Agloe?
- Solo lo sé.
- Apuesto a que está a mitad del Atlántico. En el yate de un millonario.
- Quizá esté en Orlando, viendo cómo la buscamos.

- Admiro tu fe. Es muy romántico.
- Gracias. Tengo una misión.
- Soy el capitán Ahab.
- ¿Sí sabes que el capitán Ahab no es el héroe de esa historia?

- ¿Qué pasó?
- Una vaca a la mitad del camino.
- ¿Vaca? Era casi una ballena. Y Ben, en un instante, tomó el volante y evitó un choque. Nos salvó.
- Eres un maestro vehicular.
- No sabía lo que hacía.
- Fue la mejor conducción de pasajero que he visto en mi vida.
- Gracias. Sí. Para eso estoy aquí.

He pensado mucho en eso. En ese final rotundo. La última vez que estemos juntos en el aula de la banda. La última vez que comamos pizza y comida asquerosa en la cafetería. Adiós clases, adiós laboratorio.

Yo iré a la Universidad de Florida. Tú irás a Carolina del Norte, tú a Boston. Nos conocemos desde que éramos fetos. Y todo eso va a cambiar.

- La verdad, no te conocía tan bien. No eres como yo creía.
- ¿Qué creías?
- Ya sabes...
- ¿Qué? Que eras sexy y tu rostro y torso. Lo siento. Eres todo eso, obviamente. Pero también eres genial. Vienes hasta acá por tu amiga, y todo eso. Creo que alguien como Margo no te merece.

- ¿En serio quieres que lo repita?
- ¿Santas negros?
- Lo sé. Lo sé. Sé que suena extraño. De hecho, es veinte veces más extraño en vivo.
- No, creo que es progresista.
- ¡No crees eso!
- ¡En serio! Santa es una creación. No es muy lógico que siempre sea un anciano blanco. Es genial que tus padres quieran expresar la complejidad de esa idea.
- Sí, eso pienso todas las mañanas cuando como mi cereal con una cuchara de Santa negro.

- ¿Por qué esa cara?
- ¿Qué? ¿Qué cara?
- Estás... Te portas muy raro.
- Tú te portas raro.
- Tienes una sonrisita extraña.
- ¿A qué se debe?
- No sé de qué hablas.

- Iré al baile con Lacey Pemberton.
- ¡No te creo! ¿En serio?
- Sí.
- Felicidades.
- Ben el Sangriento y Lacey Pemberton.
- Angela y yo lo hicimos.
- ¡Vaya!
- ¿Qué?
- ¿Qué?
- ¿Te acostaste con Angela?
- ¿En serio?
- Sí. No le digan que les dije.
- ¿De qué están hablando?
- De libros.
- ¿De libros?
- Les dije.
- Creí que te lo callarías hasta Scranton.

Perfecto. Tienes una hora para encontrar a Margo decirle que la amas y volver para un increíble baile.

No podemos rendirnos. Es Margo. Seguramente está vigilándonos y riéndose. Es la prueba final.

- Prometiste llegar al baile.
- ¿Otra vez? ¿En serio?
- No quiero perdérmelo.
- Hace cinco segundos, no conseguías con quién ir y ahora es el fin del mundo si no vas.
- Que a ti no te importe el baile no significa que todos piensen igual.
- ¿El baile es más importante que tu mejor amigo? ¿Eso quieres decir?
- No. Nunca dije eso.
- ¿Por qué decidieron venir si se iban a rendir?
- Creí que sería divertido pasar tiempo con mis mejores amigos antes de graduarnos y quizá no vernos de nuevo.
- ¿No te divertiste?
- No si no encuentro a Margo. ¿No ven? Si no la encuentro no es divertido. Será en vano.
- Vaya, está bien.
- ¿Y tú, Lacey? ¿No quieres encontrarla?
- Creí que sí. Pero ¿sabes qué, Quentin? Vine hasta acá porque estaba preocupada por ella. ¿Ella haría lo mismo por mí? ¿Lo haría por ti?

- ¿Margo?
- Quentin.
- ¡Hola! Sabía que te encontraría. Lo sabía. No puedo creer que estés aquí.
- ¿Cómo estás?
- Espera. ¿Qué? ¿Cómo que no puedes creer que esté aquí? Solo estoy algo sorprendida.
- ¿Por qué sorprendida? Seguí las pistas. Encontré la nota que dejaste en mi puerta y lo de "irás a las ciudades de papel". Leí a Walt Whitman y, ya sabes... Dejaste esas pistas para mí, ¿no?
- Sí, siempre dejo pistas. Sí. Para que supieras que estaba bien. Que estaba a salvo. Nunca creí que vendrías hasta acá. Espera. ¿Qué pensaste? Quentin, ¿qué haces aquí?
- Estoy enamorado de ti.
- ¿Enamorado de mí?
- Sí.
- Quentin por favor.
- Te amo desde que éramos niños.
- Y no he dejado de amarte ni un solo día desde entonces.
- No estás enamorado de mí. No digas eso. Ni siquiera me conoces.
- Claro que sí. No digas que no.
- Ni siquiera yo me conozco, Q. No tengo idea de quién soy.

- Llevaba tiempo planeando marcharme, de hecho. Iba a graduarme, hacer todo el show de la toga y luego, a la mañana siguiente... puf. Sin dejar rastro. Pero entonces me enteré de lo de Jase y lo decidí. Seguir ahí ya era intolerable.
- ¿En verdad fue tan malo?
- Tú sabes cómo es.
- Sí, pero... No sé. Tú lo tenías todo. Eras Margo Roth Spiegelman.
- Exacto. Ese es el problema, Q. Eso es justo a lo que me refiero. Las personas siempre me miraban y veían lo que querían ver. Y, sí, sé que yo lo alenté un poco. "El mito de Margo Roth Spiegelman". Pero solo es una fantasía. Y ahí estábamos, en lo más alto del SunTrust Building mirando toda la ciudad. Y lo único que pensaba es que me sentía tan de papel como todo lo demás.
- ¿Y entonces viniste aquí?
- Una ciudad de papel para una chica de papel.

- ¿Cómo encajo yo en todo esto?
- Fuiste mi primer cómplice. Quería que fueras el último. Y me sorprendiste esa noche. De verdad. Eres mejor ninja de lo que esperaba. Oye, Q, de verdad lo siento.
- ¿Qué cosa?
- Todo. Las pistas. No ser una mejor amiga. Arruinar tus últimas semanas en la escuela.
- No lo hiciste.
- ¿Qué?
- No arruinaste mis últimas semanas en la escuela. De hecho creo que fueron las mejores de mi vida. Primera fiesta. Primer viaje en auto. Primera vez que falté a clases. Todo el mundo hacía cosas por última vez pero yo las hacía por primera vez. Así que no pidas disculpas. Porque todo eso no habría pasado sin ti.

- ¿Segura de que no quieres volver?
- Carrera, trabajo, esposo. El encanto de una vida ideal. No es para mí. Sabes que no lo es.
- Y ¿cuál es el plan?
- No tengo la menor idea pero me emociona averiguarlo.

- Oye tal vez no seas el mito que creamos de ti pero eres bastante especial.
- Pues también tú lo eres.
- Podrías venir conmigo.
- No te imaginas cuántas veces soñé que dirías eso. Pero me tengo que ir.

Qué engañoso es pensar que una persona es más que una persona. Margo no era un milagro. No era una aventurera. No era algo perfecto y precioso. Era una chica. Me llevó mucho tiempo darme cuenta de lo equivocado que estaba. Y no solo sobre Margo. Estaba equivocado sobre muchas cosas. Antes pensaba que a todos nos correspondía un milagro. Y aún lo pienso. Pero resulta que mi milagro era este.

Q, RADAR, B.S. SACUDIMOS EL MUNDO 2015

Quizá no todos ganemos la lotería. Ni nos casemos con alguien de la realeza. Ni anotemos en el último segundo. Pero eso no significa que no tendremos aventuras increíbles... Yo también conoceremos personas excepcionales y crearemos recuerdos imborrables. El secreto está en prestar atención. Antes de que sea tarde.

Y Margo... Alguien dijo que la vio en Nueva York estelarizando la obra "The Fantasticks ". Alguien más dijo que está en la Costa Oeste dando clases de surf en Malibú. Ya no hago caso de esos rumores. Dondequiera que esté lo que sea que esté haciendo estoy seguro de que es bastante especial. Pero, oigan esa historia es suya.

Frases archivadas en Drama, Misterio, Romance, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco