Frases de la película Capitana Marvel

Dirección: Anna Boden, Ryan Fleck.
Actuación: Ben Mendelsohn, Brie Larson, Samuel L. Jackson.
Género: Acción, Aventura, Ciencia ficción, Superhéroes.
Estreno: 2019.
Otros títulos: Captain Marvel.

- Para un guerrero no hay nada más peligroso que las emociones. El humor es una distracción.
- ¿Y la ira?
- La ira solo le sirve al enemigo.

- ¿Alguien vio tal como es a la Inteligencia Suprema alguna vez?
- Nadie puede contemplar a la Inteligencia Suprema en su forma real. Ya lo sabes.
- Nuestro subconsciente elige cómo se nos aparece. Es sagrado. Personal.

Quiero que seas la mejor versión de ti misma.

Eres una piloto aceptable. Pero eres muy emotiva. Sabes que volar es cosa de hombres, ¿no?

Mira, la guerra es un idioma universal. Reconozco a una soldado rebelde cuando la veo. Tienes un interés personal en esto.

- Espere un momento. Nicholas Joseph Fury. ¿Tienes tres nombres?
- Todos me llaman Fury. Ni Nicholas. Ni Joseph. Ni Nick. Solo Fury.
- ¿Cómo te dice tu mamá?
- Fury.
- ¿Cómo le dices a ella?
- Fury.
- ¿Y tus hijos?
- Si los tengo, me llamarán Fury.
- Está autorizado a entrar.
- Gracias.

- Veo a Mar-Vell cuando visito a la Inteligencia Suprema. La conocía. Y la conocía como Lawson.
- Suena como una simulación skrull, Vers.
- No lo es. Porque lo recuerdo. Estuve aquí.
- Detente. Recuerda tu entrenamiento. Conoce a tu enemigo. Podrías ser tú. No dejes que tus emociones prevalezcan sobre tu criterio.

- ¿Alienígenas verdes que se transforman? Eso no existe.
- Tienes toda la razón, jovencita. Eso no existe. Porque si existieran, querríamos mantenerlo en secreto.

- ¿No recuerdas nada?
- Veo imágenes. Breves momentos. Pero no sabría decir qué es verdad. Si pudiera reconstruir lo que pasó esa mañana
quizá todo tendrá sentido.
- Me despertaste al alba golpeando a mi puerta. Como de costumbre. En esa época teníamos que madrugar mucho. Aún no permitían volar en combate a las mujeres, probar los aviones de Lawson era lo único importante que podíamos hacer.

- La doctora siempre fue única. Por eso nos caía bien. Pero ahora dices que ella es de otro planeta.
- Sé que debe ser difícil para ti.
- ¿Qué? ¿Esto? No. Lo difícil fue perder a mi mejor amiga en una misión tan secreta que ellos hacían como si no hubiera sucedido. Lo difícil es saber que estabas por ahí siendo demasiado terca como para morir. Y ahora llegas aquí seis años después con tus poderosas manos de fuego y esperas que te llame...Ni siquiera sé cómo. ¿Vers? ¿Ahora eres ella? No lo sé.

Tu chaqueta. Mamá no me la deja usar desde que le derramé ketchup.

- Dime otra vez "jovencita" y pondré mi pie en un lugar en que no se supone que esté.
- ¿Debo adivinar dónde es eso?
- En tu trasero.
- Lo entiendo.

- ¡Dios mío! ¡Alejen esa cosa! ¿Cómo llegó aquí?
- ¿El gato? No le tienes miedo, ¿no?
- Eso no es un gato. Es un flerken.
- ¿Un flerken?

- ¿Lawson? ¿Recuerdas qué te conté sobre nuestro trabajo? ¿Para qué era?
- ¿Para terminar las guerras?
- Sí. Pero las guerras son más grandes de lo que crees. ¡Maldita sea! No me llamo Lawson. Mi nombre verdadero es Mar-Vell, y vengo de un planeta llamado Hala.
- Diría que está alucinando pero nos acaba de derribar una nave espacial y su sangre es azul.
- Escucha, pasé la mitad de la vida luchando una guerra vergonzosa. Lárgate antes de que me des más cosas que lamentar. Solo recuerda las coordenadas, ¿sí? Debes salvarlos sin mí.

- Los tuyos son terroristas. Matan inocentes.
- Vi las ruinas de Torfa. Ruinas por las que son responsables los Acusadores.
- Los míos vivieron como refugiados en Torfa. Sin hogar, luego de que nos resistiéramos a la dominación kree y ellos destruyeran nuestro planeta. Y los pocos que quedamos serán los siguientes en ser masacrados a menos que me ayudes a terminar lo que empezó Mar-Vell.El núcleo que halló impulsaría una nave a la velocidad de la luz capaz de llevarnos a un lugar seguro. Un nuevo hogar donde los kree no puedan alcanzarnos.
- Lawson nos decía que nuestro trabajo en Pegaso no era para pelear guerras sino para terminarlas.
- Ella quería que tú nos ayudes a hallar el núcleo.
- Ya lo destruí.
- No, destruiste el motor. El núcleo que le da energía está en un lugar remoto. Si nos ayudas a decodificar esas coordenadas podemos hallarlo.
Lo usarán para destruirnos. Solo queremos un hogar. Tú y yo perdimos todo a manos de los kree. ¿No te das cuenta ahora? No eres una de ellos.
- No me conoces. No tienes idea de quién soy. ¡Ni siquiera yo sé quién soy!
- Eres Carol Danvers. Eres la mujer de esa caja negra que arriesga su vida para hacer lo correcto.

Eres lista, graciosa y muy insufrible y eras la persona más poderosa que conocí mucho antes de que puedas lanzar fuego por los puños.

- Me vendría bien una copiloto.
- No, no puedo. No puedo dejar a Mónica.
- Está bien, mamá. Puedo quedarme con la abuela y el abuelo.
- De ninguna manera, nena. Es muy peligroso.
- Probar tecnología aeroespacial es peligroso y tú lo hacías. Tu plan es dejar la atmósfera en una nave no designada para eso y prevés enfrentamientos
con enemigos que tienen una tecnología superior. ¿Correcto?
- Es lo que digo. ¡Tienes que ir!
- ¡Mónica!
- Puedes volar en la misión más genial de la historia ¿y renunciarás a eso para que veamos El príncipe del rap?

Tu mamá tiene suerte. Cuando repartían hijas, a ella le tocó la más fuerte.

- ¿A quién veo cuando comulgo con la Inteligencia Suprema?
- Supongo que a quien admiras y respetas más. Pero nunca me dirías a quién.
- ¿Y cuál es tu primer recuerdo de Hala?
- La transfusión. La sangre azul corriendo por mis venas.
- ¿La sangre de quién?
- Es mi sangre la que corre por sus venas.

- ¿Puedo preguntarte algo? ¿Puedes convertirte en lo que quieras?
- Primero tengo que verlo.
- ¿Todos pueden hacerlo?
- ¿Fisiológicamente hablando? Sí. Pero requiere práctica y me atrevería a decir, talento para hacerlo bien.
- ¿Puedes convertirte en un gato?
- ¿Qué es un gato?
- ¿Y en un archivero?
- ¿Por qué me convertiría en un archivero?
- ¿En una planta carnívora? Te daré 50 dólares ahora mismo si te conviertes en eso.

- Me mentiste.
- Te convertí en una mejor versión de ti misma. Lo que se te dio se te puede quitar.

- Si los lastimas, te convertiré en cenizas.
- ¿Con qué exactamente? Tu poder viene de nosotros.
- Ustedes no me dieron estos poderes. Fue la explosión. Y aun así, nunca tuviste la fuerza para controlarlo.

- Solía creer tus mentiras pero los skrull solo pelean por un hogar. Hablas de destruirlos porque no se someten a tu imperio. Y yo tampoco lo haré.
- Te hallamos. Te aceptamos como a una de nosotros.
- Me robaste. De mi casa, de mi familia, de mis amigos.

- Estoy muy orgulloso de ti. Recorriste un largo camino desde que te hallé ese día en el lago. Pero ¿puedes controlar tus emociones lo suficiente como para luchar conmigo? ¿O te controlarán a ti como siempre? Siempre te dije que estarás lista el día que puedas vencerme sin tus poderes. Este es el momento. ¡Este es el momento, Vers! Apaga el espectáculo de luces y pruébame que puedes vencerme sin...
- No tengo que probarte nada.

No puedo regresar con las manos vacías. No tendrás las manos vacías. Voy a enviarte con un mensaje. Dile a la Inteligencia Suprema que iré a ponerle fin.
A la guerra. A las mentiras. A todo eso.

- Guarda el Teseracto en la Tierra. Escondido.
- ¿Estás segura de que Marvel querría eso?
- Mar-Vell.
- Eso dije.
- Son dos palabras. Mar. Vell. Mar-Vell.
- "Marvel" suena muchísimo mejor. Como The Marvelettes. ¿No te suena?

- Necesitamos hallar más.
- ¿Más armas?
- Más héroes. ¿Cree que pueda hallar otros como ella?
- La hallamos y ni siquiera estábamos buscando.