Frases de la película Boyhood: Momentos de una vida

Boyhood Momentos de una vida

Frases de la película dirigida por Richard Linklater, estrenada en 2014

- Pensé que si los lápices se afilan, también podría afilar piedras.
- ¿Y para qué quieres un montón de piedras afiladas?
- Quería puntas de flecha para mi colección de piedras.

- Llevas una vida inmadura. Sin responsabilidades.
- ¡Llevo una vida inmadura!
- No sabes lo que es ser padre.
- ¡No, no lo sé! ¿Y por qué soy yo responsable de tus errores?
- ¡No llames "errores" a mis hijos!

- Esto es la realidad. ¡Soy madre! Es una responsabilidad.
- Ya sé que eres madre.
- ¡Me encantaría tener tiempo para mí misma! ¡Ir al maldito cine! ¿Crees que no me gustaría? ¡Salir a cenar, ir a un bar! ¡Ni siquiera sé qué es eso! ¡He sido la hija de alguien y luego una jodida madre!

- Mamá, ¿sigues queriendo a papá?
- Sigo queriendo a su padre pero eso no significa que sea bueno que sigamos juntos.

- Adiós, jardín. Adiós, lilo. Adiós, buzón. Adiós, caja con cosas que no podemos llevar pero que no queremos tirar. Adiós, casa. No volveré a querer igual a mamá por obligarnos a irnos.
- ¡Samantha! ¿Qué tal si dices adiós a esa actitud estúpida? Porque no va a subir al auto.

¿Cuántos años tienes, dos? No vas a usar barreras. La vida viene sin barreras.

- Mi profesor dice que la guerra está bien porque más vale prevenir.
- ¿Eso les enseñan en la escuela? Escúchenme. Escuchen a su padre. Ésa es la gran mentira. Irak no tiene nada que ver con lo del 11-S. Eso lo saben, ¿verdad?
- Supongo.
- ¿A quién vas a votar, Mason?
- No lo sé.
- No puede votar. No tiene 18 años.
- Está bien, ¿a quién votarías?
- ¿A Kerry?
- ¡A quien sea menos a Bush! ¿De acuerdo?

- Recuerdo que cuando tenía seis años, tuvieron una pelea tremenda. Tú gritabas muy fuerte y ella lloraba.
- Eso es lo que recuerdas, ¿no?
- Sí.
- ¿No recuerdas los viajes a Galveston, las acampadas, todo lo divertido?
- No.
- ¿Te enfadas alguna vez con mamá?
- Sí.
- ¿Y con tu hermano?
- Sí.
- ¿Le gritas?
- Sí.
- No significa que no lo quieras, ¿no? Ocurre lo mismo cuando eres mayor, ¿de acuerdo? Te enfadas con la gente. Pero no pasa nada.

- Grievous es el mejor, amigo.
- ¡No, Yoda!
- Yoda, amigo.
- Tiene cuatro brazos.
- ¡Yoda!

- No vamos a seguir hablando así. ¿De acuerdo? Yo no voy a ser ese tipo. No van a meterme en esa categoría. El padre biológico que veo cada 15 días y charlo educadamente mientras me lleva y me compra cosas. ¡No! Hablen conmigo.
"Samantha, ¿qué tal la semana?" "No sé, bastante dura. Billy y Ellen han roto y ella está enojada porque me vio hablando con Billy. ¿Y recuerdas la escultura?
Era un unicornio, el cuerno se rompió y ahora es una cebra, ¿de acuerdo? Pero aun así creo que me pondrán un excelente". "Mason, ¿qué tal la semana?"
"Bueno, bastante dura. La verdad es que Joey es un imbécil. Quería que yo fumara cigarrillos de su madre pero yo no quise porque sabía cuánto te costó dejar de fumar". ¿Qué les parece? ¿Tan difícil es?
- Son preguntas difíciles de contestar.
- ¿Es muy difícil decir qué estás esculpiendo?
- Es abstracto.
- Muy bien, eso está bien. No lo sabía. Ni siquiera sabía que te interesaba el arte abstracto.
- No me interesa. Nos obligan. ¿Por qué hablamos sólo de nosotros? ¿Qué hay de ti? ¿Qué tal tu semana? ¿Con quién andas? ¿Tienes novia? ¿Qué has hecho?
- Veo lo que intentas decir. Debería salir de manera más natural, ¿no? Es lo que intentas decirme. De acuerdo, eso haremos. A partir de ahora.

- ¿Papá? No hay... magia de verdad en el mundo, ¿no?
- ¿Qué quieres decir?
- Ya sabes, elfos y todo eso. La gente lo ha inventado.
- No lo sé. ¿Qué te hace pensar que los elfos son más mágicos que algo como una ballena? ¿Me entiendes? ¿Y si te contara que en el fondo del mar hay un mamífero marino gigante que usa un sonar, canta canciones y es tan grande que su corazón tiene el tamaño de un auto y puedes arrastrarte a través
de sus arterias? Te parecería bastante mágico, ¿no?
- Sí.
- Pero en este mismo momento no hay elfos en el mundo, ¿no?
- No. Técnicamente, no hay elfos.

- ¿Por qué te casaste con él? ¡Es un imbécil!
- Bill tiene cualidades. Nadie es perfecto. Y ahora tenemos una familia.
- Ya la teníamos.

Cuida bien a tu padre, hijo. Sólo tienes uno.

- Mamá, es horrible. Me dejas tirada en el estacionamiento de esta escuela donde no conozco a nadie. He dejado a todos mis amigos y ni siquiera me he despedido.
¡No sé adónde ir!
- Samantha, cruza esa puerta. El despacho está ahí. Te esperan. Te darán tu horario. Toma dinero para almorzar. Te recogeré aquí a las 15:30.
- ¡Llevo ropa sucia porque ni siquiera nos dejaste agarrar nuestras cosas!
¡Ni siquiera tenemos donde vivir! ¡Esto es una mierda!
- ¡Samantha! ¡Hago lo que puedo! ¡Y tienes razón, es una mierda! ¡Pero es mucho mejor que un borracho que te estampa contra la pared! ¡Así que déjate de estupideces!

- Agarra el cartel de McCain. Lo haremos pedazos, vamos. ¡Agárralo, vamos, vamos! Buen trabajo, buen trabajo. Estoy orgulloso de ti, hijo.
- Vas a conseguir que nos arresten.
- Soy un patriota, ¿de acuerdo? Y a veces, en esta vida, tienes que pelear.

- ¿Sabes quién es Sarah Palin?
- Sí.
- ¿Qué sabes sobre la hija de 17 años de Sarah Palin?
- ¿Que está embarazada?
- Correcto.
- ¿Y qué es lo que no vas a estar tú dentro de un par de años, cuando tengas 17?
- ¿Embarazada?
- Correcto. Bien, ¿qué dos maneras hay de conseguirlo? ¿La primera es...? Que no haya sexo, ¿de acuerdo? Ésa es la primera, no hacerlo. Eso no funcionó muy bien con tu madre y conmigo. ¿Y cuál es la segunda? ¿Adónde vas?
- Al baño.
- No tienes que ir al baño. Siéntate, Mason, siéntate. ¿Cuál es la segunda manera? ¿Les ha hablado de estas cosas su madre?
- ¡No, papá!
- Por favor, ¿les ha hablado de la contracepción? ¿Les ha-- ¿Condones? ¿Les ha hablado de eso? ¿Qué?
- Para.
- ¿Tiene Garrett un condón?
- ¿Qué?
- Vamos. Sam, tenemos que ser capaces de hablar de esto. Tenemos que hacerlo. Podemos. Tú escúchame, ¿de acuerdo? Es tan duro para mí como para ti.

Para acabar con el tema. Yo tenía 23 años cuando te tuvo mamá, ¿de acuerdo? Y ella también. Y no estábamos preparados para ser buenos padres. Y ojalá, ojalá hubiera sido un padre mejor, ¿de acuerdo? Y espero que aprendas de mis errores, ¿está bien? Así que utiliza un condón. O haz... que lo utilice Garrett... ...en fin...

- Pensaba que eras músico.
- Lo soy, pero la vida es cara, ¿sabes? Se supone que hay que ser responsable.

- Cuando estamos en la escuela tenemos mucho de qué hablar pero solos o por teléfono es como si no tuviéramos nada en común.
- ¿Nada?
- No le interesa la música, ni los videojuegos, ni...las tres películas del verano:
"Tropic Thunder", "El caballero oscuro" y "Superfumados".
- Sí, ¿qué pasa?
- Dijo que eran una mierda.
- De acuerdo, ¿qué le interesa?
- No lo sé. Ir al centro comercial con sus estúpidas amigas.
- ¿Es linda? Ten cuidado ahí.
- Sí.
- ¿Sí? Bien...Esto es lo que vas a hacer. Primero, le preguntas un montón de cosas. Luego tienes que escuchar las respuestas, mostrar interés. Si consigues hacer eso, estarás a años luz de los demás chicos.

- ¿Crees que harán otra "Guerra de las galaxias"?
- No lo sé. Si hicieran otra tendría que transcurrir en la misma época que ésta porque después ya no hay nada.
- Claro. "El retorno del Jedi" se acabó. No se puede hacer nada más.
- Convertir a Han Solo en un Lord Sith.
- Exacto.

- Buenos días.
- Buenos días.
- ¿Tienes que hacer pis?
- Sí.
- Encima del fuego. Antigua costumbre de los indios. Devuelves a la Tierra
lo que le has quitado y así no quemas el bosque.

- Mis amigas se burlan. Creo que soy la única chica de la escuela a la que no le gusta la saga Crepúsculo.
- ¿La has leído?
- Para nada. Lo intenté. ¡Pero era tan cursi!

- Es un bochorno pedirle a mi amiga que dé media vuelta para recoger a un chico de secundaria.
- ¿Cómo "un chico"? ¡Es tu hermano! Y ya hemos ayudado alguna vez a Janey.
Vive a la vuelta de la esquina. No es para tanto.
- Lo siento.
- ¿Sabes una cosa, Samantha? Tienes que empezar a pensar en serio qué quieres ser. ¿Quieres ser una persona que colabora, que es compasiva y ayuda a la gente o quieres ser una narcisista egoísta?
- ¿Sabes qué? Tienes razón. Soy una persona horrible pero la verdad, ya no es un bebé. No lo trates como si lo fuera. Está en Octavo y puede volver solo a casa si quiere.

- Si eres demasiado cobarde para tomarte una cerveza está claro que nunca
te lo has hecho con una chica.
- Porque ustedes sí...
- Claro que sí.
- ¿Cuándo?
- El verano pasado.
- ¿Con quién?
- Fue alucinante. Chase se cogió a esa puta, Nancy. O eso dijo.

- ¿Y tú, Mason? ¿Lo has hecho?
- Sí, ¿has hecho que aúlle en la oscuridad?
- Unas cuantas veces.
- ¿De verdad?
- Sí, claro, ¿cómo se llamaba? ¿Laika?
- No, Jennifer. Pero no vive aquí. Está en Houston.
- Es una puta mentira.
- No me importa que me crean o no.
- O sea, allí tenías un montón de vaginas pero aquí, te haces pajas.
- Váyanse a la mierda. Aquí no hay ninguna chica que quiera.
- No se trata de lo que quieran las chicas, sino tú.

Si son tan geniales...¿qué hacen con unos de octavo un viernes por la noche?

- Mason. ¿Es tu cumpleaños?
- Supongo que justo ahora.
- ¿Cuántos años tienes?
- 15.
- 15. Dame un abrazo. Feliz cumpleaños. ¡Santo cielo! ¿Has bebido?
- ¿Y tú?
- Sí, un poco. ¿Y tú?
- Un poquito.
- ¿Has estado...?
- Un poquito. Me voy a dormir. Hablamos por la mañana, ¿sí?

Adiós, cielo. ¡Me alegro de que nacieras!

- ¿Te has deshecho de él?
- Sí, un coleccionista imbécil pagó $22.000, lo cual me vino genial porque éste era al contado. Sólo me costó $8.500 en ese entonces. Los autos suelen ser una inversión pésima, ¿sabes? Te subes y ya es un auto usado. Y a partir de ahí, se va depreciando. Pero si lo cuidas bien tienes suerte y es un clásico,
el valor vuelve a subir. Hay tipos que pagan cientos de miles por un Shelby Cobra.
- ¿Qué? ¿No lo recuerdas?
- ¿Si recuerdo qué?
- ¿De verdad? Dijiste que sería mío cuando tuviera 16 años.
- ¿Qué? No, para nada. Jamás he dicho eso.
- Estaba en tercero y me llevabas a casa de Anthony Nadar, era su cumpleaños.
Llegamos temprano y dimos una vuelta a la manzana y él te decía que le encantaba el auto y tú: "Este auto será de Mason cuando cumpla 16 años".
- Bien, primero, no recuerdo nada de eso. Y segundo, yo jamás diría algo así. Jamás.
- Pues lo dijiste.
- Mason. ¿Y qué hay de tu hermana? No sería justo.

Puedes sentarte ahí con cara de entierro pero el caso es que el auto era mío.
Lo pagué, me ocupé de él y puedo hacer con él lo que me dé la gana. ¿De acuerdo? Lo siento si pensabas otra cosa, pero cuando seas mayor podrás ahorrar y comprarte un auto. Ser genial como lo era yo. O comprarte un monovolumen.

- Lo llamo "El álbum negro de los Beatles". Está lo mejor de John, Paul, George y Ringo en solitario, después de su ruptura.
- Gracias.
- He vuelto a reunir al grupo para ti. Si oyes mucho sus temas en solitario se hacen pesados. Pero si los grabas uno junto a otro hacen que el nivel suba
y entonces puedes oírlos. Son los Beatles, ¿sabes?
- No sé...Creo que siempre me ha gustado más Paul.
- Da igual, no se trata de eso. No hay un Beatle preferido. De eso hablo. Del equilibrio. Es lo que los ha convertido en el mejor puto grupo del mundo.
Toda esa década de música estaba desperdigada por ahí y los ha encontrado, organizado y ordenado para ti tu amoroso padre.Sí, sí. Sí.
Mira esto, mira esto...Volumen ll, las cuatro primeras de "Band on the Run"
a "My Sweet Lord" a "Jealous Guy", a "Photograph". ¡Por favor! La transición perfecta. Paul te lleva a la fiesta, George te habla de Dios, John dice: "No, se trata de amor y dolor" y Ringo: "Disfrutemos de lo que tenemos mientras esté ahí".
Es un buen disco. Hablo en serio.

- ¿Nosotros estamos bautizados?
- El estado de su alma era la menor de mis preocupaciones. Podemos hacerlo ahora.
- No, yo estoy bien así.

- Me preocupas, Mason.
- ¿Por qué?
- Te diré por qué. Las fotos que entregas son excelentes. Miras las cosas de una manera realmente única. Tienes mucho talento natural.
- Gracias.
- Pero con eso no puedes ganarte la vida en el mundo de hoy. He conocido a mucha gente con talento. ¿Cuántos de ellos han triunfado a nivel profesional sin disciplina, compromiso y auténtica ética del trabajo? Te lo diré. Puedo contarlos con dos dedos. Cero. Y tú no lo vas a lograr, Mason. El mundo es demasiado competitivo. Hay demasiada gente con talento dispuesta a trabajar duro pero hay montones de idiotas sin talento que querrán ser mejores que tú. Muchos de ellos están sentados ahora mismo en esa clase.

- ¿Qué quieres ser, Mason? ¿Qué quieres hacer?
- Quiero hacer fotos. Hacer arte. Cualquier idiota puede hacer fotos. El arte sí es especial. ¿Qué puedes aportarle tú que sea único?
- Es lo que intento averiguar.
- Inténtalo con más fuerzas. A lo mejor me llamas dentro de 20 años y me dices:
"Gracias, señor, por esa estupenda charla en el cuarto oscuro".

- Siento que hay tantas cosas que podría hacer y que quiero hacer y que no estoy haciendo...
- ¿Por qué no?
- Supongo que me da miedo lo que pueda pensar la gente. Que me juzguen.
- Claro. Es fácil decir que no te importa lo que piensen los demás pero a todos nos importa.
- Exacto. Me enojo mucho con la gente que me rodea por el hecho de que me controlen pero ni siquiera son conscientes de que lo están haciendo.
- Sí. Así que en un mundo perfecto en el que nadie te controlara ¿qué sería diferente? ¿Qué es lo que cambiaría?
- Todo. Quiero ser capaz de hacer cualquier cosa que quiera porque hace que me sienta vivo. A diferencia de hacer que parezca normal. Sea cual sea el significado de eso. No creo que signifique mucho.
- Eres un poco raro, ¿lo sabes?

- ¿Por qué la compraste?
- Porque disfruto tomando malas decisiones que hacen que estemos siempre
en el umbral de la pobreza. He pasado media vida comprando toda esta mierda y voy a pasar la otra mitad deshaciéndome de todo esto.
- ¿De verdad? ¿De qué?
- Me he deshecho de un par de maridos, voy a deshacerme de una hipoteca de tener que mantener esto, de las chucherías, del seguro, del impuesto
sobre la propiedad, de la fontanería...¿Sabes? A partir de ahora voy a ser Mamá Monja. Sencilla. Célibe.
- No seas grosera, mamá.
- Está bien.
- Seré una puta pobre con una casa grande.

- Mason. No me dejes ese cuenco sucio para que lo friegue yo.
- Me paso el día fregando platos.
- Estupendo. Eres un profesional.
- Podrías fregar uno o dos más para tu pobre y vieja mamá.

La capacidad de decisión es muy importante en esta vida, ¿sí?

- Eso me suena a otra de tus visiones extremistas de la vida. ¡En absoluto! Lo he resuelto por fin. Es como cuando se dieron cuenta de que sería demasiado caro construir cyborgs y robots. Los costos eran increíbles. Decidieron dejar que los humanos se convirtieran en robots. Y es lo que está pasando ahora.
- ¿Ahora?
- ¡Sí! ¿Por qué no? Somos miles de millones que en verdad no hacemos nada. No costamos nada. Somos bastante buenos en mantenernos y nos reproducimos sin parar. Y resulta que ya estamos programados biológicamente para subir a la categoría de cyborg.
- ¿Cómo?
- En serio. Leí una cosa el otro día sobre que cuando oyes el "ding"
en la bandeja de entrada tu cerebro recibe como una inyección de dopamina.
Nos premian químicamente por permitir que nos laven el cerebro. ¿No es perverso? Estamos jodidos.
- ¿Y eliminar tu cuenta de Facebook va a cambiar todo eso? ¿Recuerdas que cuando Trevor eliminó la suya el año pasado todos empezaron a odiarlo? Te burlaste de él más que nadie.
- Sigo burlándome de él. Parecía que quería desesperadamente llamar la atención. O ser diferente, o lo que sea.
- Eso es porque escribieron eso tan penoso en la revista de la escuela.
Y cuando volvió tuvo que anunciarlo por todas partes.
- Yo no lo hago para llamar la atención. Lo que intento es no vivir mi vida a través de una pantalla. Quiero interactuar de verdad. Con una persona de verdad, no con el perfil que tiene colgado.
- Lo siento. ¿Decías algo?

- Es como si todo el mundo estuviera metido en un estado intermedio. Sin sentir nada en realidad. No se siente nada, sólo es información. Por ejemplo acabo de recibir la dirección del club donde hemos quedado y así no tendremos que perdernos una hora vagando por Austin.
- Muchas gracias, Facebook. Y acabo de enviar un mensaje a mi madre.
- Eso sí que es excepcional.

- No sé, ¿no te parece agobiante? ¿Esto de la universidad?
- Me gusta la idea de estar fuera de casa aprender y ser cada vez mejor fotógrafo. Sólo que no cuento con que vaya a ser una gran experiencia que me transforme.
No creo que transforme tanto. Yo lo veo como el paso siguiente.

- Bien, ¿y cómo te sientes?
- Ilusionado. Medio ilusionado, medio aterrado.
- Sí, pánico voluptuoso.

- En cierta forma es un alivio no estar con alguien que es siempre tan pesimista.
El mundo no es tan horrible. No todo es una gran conspiración.
- Es estupendo poder pensar así. Estoy seguro de que salir
con un tipo deportista te ayuda a aclararte las ideas.
- No es un tipo deportista, ¿de acuerdo? Sólo está en el equipo de lacrosse.

Mason, sé que no querías una fiesta, pero... la hemos dado. Y sólo te gradúas de la secundaria una vez en tu vida. Así que quiero festejarlo, así como esta nueva etapa. Aprenderás mucho en la universidad, lo pasarás bien. Tendrás profesores que te inspiren, aprenderás más sobre tu arte. Te quiero. Estoy muy orgullosa de ti.

Tienes que recordar que te vas a la universidad. Y si te pareces a tu padre y a mí te vas a hartar de ligar. Vas a batir todos los récords vas a aprovechar al máximo.

- Lo has hecho de maravilla con los dos, por cierto.
- Gracias por decirlo. Jamás pensé que te lo oiría decir.
- Pues es verdad.
- Gracias. Tú has vuelto a empezar.
- Lo sé, lo sé. Pasarán 15 años antes de que tenga el nido vacío.

- Las mujeres nunca están satisfechas, ¿de acuerdo? Están siempre pensando en algo más y siento decirte que es lo que creo que te ha pasado a ti.
- ¿Qué significa eso?
- Que no le entregues el control de tu autoestima a Sheila.
- Sheena.
- Que tú eres responsable de ti mismo. No lo es tu novia, ni tu madre, ni yo. Y si te cuidas de verdad habrá un montón de chicas como Sheena haciendo cola ante tu puerta.
- Genial.
- Tienes que sobresalir del montón de alguna manera. Ser el mejor en algo,
y entonces tendrás donde elegir cuando las mejores hembras empiecen a buscar.

El caso es que en estas cosas, encontrar el momento es lo importante. Tu madre y yo, por ejemplo. Creo que me convertí en el tipo aburrido y castrado que ella quería hace 15 o 20 años, ¿sabes?

- Entonces, ¿qué sentido tiene?
- ¿Qué?
- No sé, todo esto. Todo.
- ¿Todo? ¿Qué sentido tiene?
- No tengo ni puta idea. Ni la tiene nadie. Todos improvisamos sobre la marcha.
La buena noticia es que sientes las cosas. No lo olvides. Es así. Con la edad, ya no sientes tanto. Tu piel se endurece. Mira esas fotos que hiciste. Se presentaron miles de personas de todo el estado y ganaste tú.

- Sam, te estoy echando amablemente del nido. Y en tu caída, puedes encontrar monedas por arte de magia que podrás usar en tu propio apartamento para ir a la lavandería. ¡Vamos! ¡Ya son adultos! Tienen que asumir responsabilidades. Bien, ¿qué van a querer?
- Yo, la hamburguesa vegetariana.
- Yo nada, no tengo hambre.
- ¿Qué te pasa?
- Estoy enferma.
- ¿Es la cabeza? ¿Tienes fiebre?
- Está embarazada.
- No. La verdad es que bebí demasiado anoche.

¿No es de locos que una computadora sepa quién eres a partir de las 20 preguntas de un formulario? Supongo que sólo hay ocho tipos de personas en el mundo. Hay subconjuntos como hombre o mujer pero parece que no somos tan únicos como creemos.

- Es el peor día de mi vida.
- ¿De qué hablas?
- Sabía que llegaría este día. No sabía que estarías tan contento de marcharte.
- No estoy tan contento. ¿Qué esperabas?
- ¿Sabes qué empiezo a entender? Que mi vida se va a ir así. Esa serie de hitos:
Casarme, tener hijos, divorciarme...La época en que creímos que eras disléxico, cuando te enseñé a montar en bicicleta...Mi segundo divorcio. Sacarme el máster. Encontrar el trabajo que quería. Enviar a Samantha a la universidad. Enviarte a ti a la universidad. ¿Sabes qué viene después? ¡Mi maldito funeral!
- ¡Vete ya! ¡Y deja mi foto!
- ¿No te estás adelantando 40 años o algo así?
- Es que pensé que habría más.

- Me alegro de que estés con nosotros.
- Sí. Yo también.
- ¡Es un momento de orgasmo absoluto!
- Parece que el tiempo se despliega ante nosotros para que podamos estar aquí y gritar: "¡Sí, carajo!".
- ¿Sabes, cuando la gente dice: "Atrapa el momento"? No sé, empiezo a pensar que es al revés. Que es el momento el que nos atrapa.
- Sí. Sí, lo sé.
- Es constante. El momento es sólo...
- Es como siempre ahora mismo, ¿verdad?
- Sí.

Frases archivadas en Drama, enviadas por .

nos envió estas frases

Dibujante, amante de las perrujas Klo, Mose y Tota. Trago harto chocokrispis y martinis. Ando por la vida al lado de mi Jos Velasco. ¡Sígueme en fb!


ha mandado las frases de 105 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco