Frases de la película Beasts of No Nation

beasts-of-no-nation

Frases de la película dirigida por Cary Joji Fukunaga, estrenada en 2015

Nuestro país está en guerra, y ya no hay clases en la escuela. Así que debemos encontrar la forma de mantenernos ocupados.

- ¿Y qué haré con esto, Agu?
- Es un televisor. Lo vendo.
- ¿Esta cosa sucia sin pantalla?

- Es basura. ¡Váyanse todos!
- ¡Es televisión imaginaria! ¿Cómo puedes decir que es basura?

A Dios le gusta la música más que los sermones. Así que si cantamos y bailamos, nos prestará más atención.

Ahora quieren que huyamos y abandonemos nuestro pueblo. No podemos hacerlo. Jamás. Esta tierra es nuestra. Nuestros ancestros vivieron aquí, la cuidaron, y nos la dejaron. Nuestro deber es protegerla y dejársela a nuestros hijos.

- ¿Quieres que me refugie en mi propio país? ¿Con tres hijos pequeños y sin marido? Somos una familia. Tenemos que estar juntos.
- No te lo estoy pidiendo, te lo ordeno.

Dios, cuando cierro los ojos veo la temporada de lluvias en mi aldea. Se ve cómo la tierra se escurre debajo de tus pies. Nada es eterno, eso es seguro, y todo está en constante cambio.

- Lugarteniente, ¿qué haremos con esta cosa?
- ¿Esta cosa? Es solo un niño.
- ¿Un niño? Un niño no es nada. ¿Un niño es inofensivo?
- ¡No, señor!
- ¿Un niño tiene dos ojos para ver?
- ¡Dos ojos, señor!
- Tiene manos para estrangular y dedos para apretar gatillos. ¿Por qué dices que este niño no es nada? Un niño es muy, muy peligroso. ¿Me entiendes?

- ¿Cómo luce el Comandante?
- ¡Muy bien, señor!
- ¿Cómo luce?
- ¡Muy bien, señor!

Dejen a este bajo mi mando. Lo entrenaré para que sea un guerrero. Para que luches contra el ejército que mató a tu padre.

- El Consejo de Reforma Nacional se aprovechó de esta inestabilidad y tomó el poder por la fuerza para restablecer el dominio del UPC. Nosotros, las FDN, nos negamos a reconocer este gobierno ilegítimo. ¿Quiénes somos?
- Las FDN.
- Dije ¿quiénes somos?
- ¡Las FDN!

Deben morir antes de renacer. Los espíritus los han bendecido y los han purificado. Para el enemigo, serán invencibles. Pero debemos seguir ciertas reglas para mantener contentos a los espíritus para permanecer puros.

- Agu, la primera regla de toda emboscada es no hacer ruido. Mantente bien en silencio. Si una serpiente te muerde las piernas, no hablas. Si te disparan, no hablas.
- ¿Cuál es la primera regla de toda emboscada?
- No hablar, aunque me muerda una serpiente.
- Muy bien. Si hablas, los enemigos nos rodearán, y todos moriremos.

Mira su sangre. Eso se llama justicia.

Dios, maté a un hombre. Es el peor pecado pero también sé que es lo que hay que hacer.

Y comerán todo lo que quieran desde pollo, carne, frutas y vegetales. Y también habrá todo tipo de pescado. Los pescadores los traen del mar. Ahí no hay nada que no puedan tener. Y lo mejor de este lugar, este pueblo de abundantes recursos son las mujeres. ¡Las mujeres son muy hermosas ahí! Sin que se den cuenta, su soldadito estará listo para la batalla. Sus traseros son tan bellos que el suelo sobre el que se sientan también se regocija. Y ellas saben cómo tratar a un hombre. Cómo hacerlo sentir bien, besarlo y todo eso. La última vez que estuve ahí, me dolía mi soldadito. ¡No podía pararme! Pero lo verán por ustedes mismos, porque irán ahí. Lo verán con sus propios ojos, caballeros.

¿Quién quiere pelear? ¡Solo llevaré a los valientes! No llevaré a los temerosos. No llevaré niñas.

Ahora conozco el olor de los muertos. Es dulce como la caña de azúcar y putrefacto como vino de palma. Y si permanecen al sol, se hinchan como la mangosta.

Algunos nacen para ser líderes, otros, para seguir órdenes y otros solo esperan morir.

Me recuerdas a mí cuando era niño. Por eso sé que vas a ser un líder. Verás, aun el mejor líder a veces debe saber cómo obedecer órdenes. Incluso yo. Sigo al Comandante Supremo, aunque no esté de acuerdo.

¿Ves este lugar? El Comandante dice que debemos tomarlo. Eso es importante. Así que si es importante para él, es importante para mí.

Adonde irán, no tendrán amigos. Son sus enemigos. Son granjeros que han alimentado al enemigo. Las esposas de los granjeros cuyos senos han alimentado bebés. Esa es la naturaleza de la tierra a la que iremos. Los colaboradores y los traidores. La sangre de nuestro pueblo ha corrido durante años. Por eso es hora de que corra la sangre de ellos. No le perdonaremos la vida a nadie. No le perdonaremos la vida a nadie porque todos son enemigos, ¡todos ellos!

Nos toca comer.

- ¿Ya no tomaremos la capital? Jefe, ha llegado la hora de proteger a nuestro pueblo. Tenemos el ímpetu y tenemos el poder, ¿por qué esperar?
- Ud. no es la voz política de este movimiento, Comandante. Yo sí.

Ahora se ha convertido en una batalla por la imagen pública.

- ¿Qué parte de los recursos me tocará?
- No olvide que es un soldado. Su principal deber es obedecer. Su primer deber es obedecer. Su segundo deber es obedecer. Su tercer deber es obedecer. Todo es obediencia. Sin obediencia, no tiene nada.

No mires a tu comandante, porque no podrás tener lo mismo que yo.

Agu, es una época muy peligrosa. Nunca se sabe en quién confiar. Por eso es bueno dormir siempre con un ojo abierto. Por eso los tengo a ti y a Strika.

Dejamos al Lugarteniente para que sea devorado por gogomi y gusanos. Lo abandonamos. Y pienso: "La muerte es el único modo de no luchar más".

Cada persona que conozco muere. Y pienso: "Si esta guerra termina algún día, no puedo volver a hacer cosas de niños".

Las balas arrasan con todo. Las hojas, los árboles, el suelo, la persona. Se comen todo. Hacen que las personas sangren por todas partes. Somos como animales salvajes, deambulando sin rumbo. Sol ¿por qué brillas sobre este mundo? Quiero tomarte con mis manos apretarte hasta que ya no brilles más. De ese modo, todo será oscuridad y nadie podrá ver las cosas terribles que suceden aquí.

Quiero decirle a Strika: "Yo también estoy cansado". Estoy cansado y las palabras no salen de mi boca.

Madre. Ahora solo puedo hablarte a ti porque Dios no me escucha. Tu canción hace que mi cuerpo se mueva y ya no tenga que pensar. Ni en Strika, ni en esta guerra ni en las cosas que me vienen a la cabeza. Solo quiero recostarme sobre tierra cálida cerrar los ojos y oler el aroma del lodo.

- Comandante, señor. Nos quedamos sin balas.
- Se suponía que las cosas serían diferentes. Al final, todos te traicionan.

No hay balas. ¿Qué usaré para dispararle al enemigo?

¿Quién quiere quedarse aquí a morir?

Despertarán, se levantarán y verán el amanecer y el anochecer y esperarán todo el día con miles de hombres como ustedes, esperando que alguien les dé un empleo. ¿Es lo que quieren hacer?

Solo recuerden que cuando sean pobres y tengan hambre ¡se acordarán de mí! Se acordarán de su Comandante. ¡Váyanse!

Conozco el sonido de los gritos de la gente y el olor de los cadáveres y conozco la sensación de la cocaína que se mete en mi sangre.

Cree que no hablo porque no puedo hacerme entender como un bebé pero no soy un bebé. Soy como un anciano, y ella es como una niña porque yo he peleado en la guerra, y ella ni siquiera sabe cómo es.

Vi cosas terribles e hice cosas terribles. Si te hablo me pondré triste, y tú también te pondrás triste.

En esta vida... Solo quiero ser feliz.

Si te lo cuento creerás que soy una especie de bestia o demonio. Soy todas esas cosas pero también tuve una madre un padre un hermano y una hermana. Ellos me amaban.

DILE AL MUNDO QUE LOS NIÑOS NO SON SOLDADOS EN WWW.TAKEPART.COM/NONATION

Frases archivadas en Drama, Guerra, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 219 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco