Frases de la película Batman vs. Superman: El origen de la justicia

Frases de la película dirigida por Zack Snyder, estrenada en 2016, también conocida como Batman v Superman: Dawn of Justice y El amanecer de la justicia.

Hubo una época anterior, una época pasada de cosas impecables, de completa perfección. ¡Como caen las cosas!, las cosas en la tierra, y lo que cae, así permanece.

La ignorancia no es lo mismo que la inocencia.

- El mundo se preocupa tanto de lo que Superman puede hacer que nadie se ha cuestionado que es lo correcto. Que conste en actas que este comité lo hace responsable.
- Jamás responderá ante ustedes, no responde ante nadie, creo que ni siquiera ante Dios.

Hombres que caen del cielo, dioses que lanzan rayos, mueren inocentes; así empieza todo señor: la fiebre, la ira, la sensación de impotencia total infunde en hombres buenos crueldad.

Es como el reinado de terror de un solo hombre, este murciélago justiciero está atacando constantemente el puerto y los complejos habitacionales vecinos y, hasta donde sé, la policía incluso lo ayuda.

Murió la consciencia de la nación con Robert, Martin y John.

Alguna mujer de Metrópolis robará su corazón... ¡ja! Sigue soñando Alfred.

Cada vez que su héroe baja a un gatito de un árbol ustedes escriben una editorial alargadora para un alienígena que si quisiera podría incendiar el lugar entero y nadie podría hacer nada para impedirlo.

Como habitantes de este planeta siempre hemos buscado un salvador, el 90% de las veces es un poder superior y todas las religiones hablan de una especie de figura mesiánica, y cuando esté salvador finalmente baja a la Tierra queremos que se adhiera a nuestras reglas, tenemos que entender que hay un cambio de paradigma, tenemos que ver más allá de la política.

Toda acción en este planeta es mera política.

El ser humano tiene un historial terrible de seguir a personas con mucho poder por caminos que han llevado a enormes atrocidades.

Bruce escúchame. Es Lois Lane, es Lois Lane, ella es la clave ¿Llegué demasiado pronto? Tenías razón sobre él. Siempre has tenido razón. Témele a él. Encuéntranos Bruce, tienes que encontrarnos.

Ella era mi mundo.

- Será la guerra.
- Ese maldito trajo la guerra desde que cayó sobre nosotros hace dos años, solo cuenta los muertos en las calles, son decenas de miles, ¿qué sigue?, ¿millones? El tiene el poder de acabar con toda la humanidad y si existe un 1% de probabilidad que él sea el enemigo hay que tomarlo con absoluta certeza y debemos destruirlo.
- ¡Pero él no es nuestro enemigo!
- Veinte años en Gótica Alfred. Sabemos lo que valen las promesas, los buenos que aún quedan con vida, los pocos que han sido y así permanecen.

- Cuando vuelvas a ver tu señal en el cielo no acudas a ella. El murciélago se fue, sepúltalo. Considera que fui piadoso.
- Dime, ¿también sangras?... Sangrarás.

Ve a ser su héroe Clark, se su monumento, se su ángel, se lo que necesiten que seas. O mejor no seas nada, tú no le debes al mundo nada.

Todo este tiempo he vivido mi vida como mi padre veía todo. El justiciero de un fantasma, haciendo siempre el bien. Superman jamás fue real, solo el sueño de un granjero de Kansas.

- Sabe que no puede ganar, es un suicidio.
- Soy más viejo ahora de lo que fue mi padre.

Esto es sobre el futuro del mundo, es mi legado.

El nombre de Dios depende de nuestra tribu Clark, porque Dios es tribal, Dios tiene favoritos. Ningún hombre en el cielo intervino cuando yo era niño para salvarme del puño y las abominaciones de papi. Deduje hace mucho que si Dios es todo poderoso no es bueno del todo, y si es bueno del todo no puede ser todo poderoso, y tú tampoco.
Ellos tienen que ver el fraude que eres con sus ojos, tus manos llenas de sangre.

Tienes una cita al otro lado de la bahía. Ya maduró su odio, dos años creciendo, pero no fue muy difícil llevarlo al borde: unas notitas rojas,una explosión, dejaste a tu familia morir. Y ahora volaras hasta él y pelearas con él hasta la muerte. Negro y azul, noche de pelea, el encuentro entre gladiadores más glorioso en la historia del mundo: Dios vs Hombre, el día contra la noche, el hijo de Criptón contra el murciélago de Gótica.

Si me matas Martha muere, si sales volando Martha también muere, si asesinas al murciélago Martha vive.

Eso es, y ahora Dios se doblega a mi voluntad.

Tráeme la cabeza del murciélago.¡Ah, madre de Dios,mira la hora! Cuando llegaste tenías una hora, creo que ya no.

Este mundo no te deja ser bueno.

Los niños también comparten.

Bueno, aquí estoy.

Si quisiera ya estarías muerto.

Respíralo, eso es miedo. No eres valiente, los hombres son valientes.

Apuesto a que tus padres te enseñaron que tú vales mucho, que estás aquí por algo. Mis padres me enseñaron algo diferente: que mueres en la cloaca sin ninguna razón, ellos me enseñaron que el mundo solo tiene sentido si lo obligas a tenerlo. Nunca fuiste un dios, ni siquiera fuiste un hombre.

- Estás dejando asesinar a Martha.
- No comprendo, ¿Por qué dijiste ese nombre?
- Encuentra a ese hombre, salva a Martha.
- ¿Por qué dijiste ese nombre?, ¿Por qué dijiste ese nombre: Martha?
- No, por favor, basta.
- ¿Por qué dijiste ese nombre?
- Su madre así se llama, su madre así se llama.

Te voy a hacer una promesa, Martha no morirá esta noche.

- Tranquila, soy amigo de su hijo.
- Lo imaginé, la capa.

- Hola, rómpeme el corazón.
- Prefiero romperte otra cosa.

No te dejaré ganar. Le di la oportunidad al murciélago de matarte pero no tuvo la fuerza suficiente. Entonces si el Hombre no mata a Dios, el diablo lo hará.

- ¿Viene contigo?
- Creí que venía contigo.

- Le falle en vida, no le fallaré en la muerte. Ayúdame a encontrar otros como tú.
- Tal vez no quieren que los encuentren.
- Verás que sí, y pelearán, tenemos que estar unidos.

- El hombre creó un mundo donde estar unidos es imposible.
- El hombre aún es bueno. Luchamos, matamos, nos traicionamos el uno al otro. Pero podemos reconstruir, podemos mejorar, tenemos qué, lo haremos.

- Los otros como yo, ¿Por qué dices que tendrán que pelear?
- Una corazonada.

Frases archivadas en Acción, Amy Adams, Aventura, Ciencia ficción, Superhéroes, enviadas por .

nos envió estas frases

Estudiante de administración en la Universidad Nacional Autónoma de México y gestor de proyecto en Tlapalería Servihogar en Ciudad de México. Facebook. Twitter


ha mandado las frases de 8 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

  • Diana Martín también nos mandó las frases de Batman VS Superman: el origen de la Justicia. Aquí las publicamos.

    Hubo una época. Un tiempo ya pasado. En que todo era perfecto oro puro. Cómo se desmoronan las cosas.

    – No me dijeron que me entrevistaría una dama.
    – No soy una dama. Soy una periodista.
    – Sólo soy un hombre que no posee nada salvo el amor de mi pueblo.

    – El mundo está tan cautivado con lo que Superman puede hacer que no se pregunta qué debería hacer.
    – Que conste que este comité lo hace responsable.
    – Nunca les rendirá cuentas. No le rinde cuentas a nadie. Ni creo que se las rinda a Dios.

    – No sé si será posible.
    – ¿Qué cosa?
    – Que me ames y seas quien eres.

    – Te vuelves lento con la vejez, Alfred.
    – A todos nos llega, señorito Wayne. Usted incluso ya es viejo para morir joven. Y no por falta de oportunidades.

    – Somos criminales, Alfred. Siempre lo fuimos. Nada cambió.
    – Sí que cambió, señor. Todo cambió. Los hombres caen del cielo. Los dioses lanzan rayos. Muere gente inocente. Así empieza, señor. La agitación. La furia. El sentimiento de impotencia. Hacen crueles a los hombres buenos.

    – La piedra es radioactiva y necesitamos que nos den un permiso de importación.
    – ¿Por qué querríamos utilizarla como arma?
    – Como disuasivo. Una bala de plata contra los kryptonianos para que no llegue el día en que sus hijos saluden con flores.
    – Si mal no recuerdo, el único que vuela por aquí es Superman.
    – Sí, Superman. Pero hay… Hay muchos más.
    – La tesis de los metahumanos.
    – Sí, la tesis de los metahumanos. Es probable que estos seres excepcionales vivan entre nosotros. Son la causa del mito de los dioses entre los hombres en este pequeño planeta azul. No hay por qué usar la bala de plata. Pero si fabricamos una…Bueno, no tendremos que depender de la bondad de los monstruos.

    – Parece que la suerte fuera un insulto.
    – La suerte de uno es la desgracia de otros. Pero, a la larga, todas las cuentas quedan saldadas. En tres noches, una bailarina del Bolshoi me enseñó solo eso.
    – Seguro no fue lo único. Buenas noches.

    – ¿Cuál es el embuste más antiguo del país, senadora? ¿Puedo llamarla June?
    – Llámeme como quiera.
    – Llame a un balde de orina té de durazno de la abuela. Llame a un arma asesina fuerza disuasiva.

    Ahora lo sabemos, ¿verdad? Los demonios no vienen del infierno bajo nuestros pies. No. No, vienen del cielo.

    – Srta. Lane, si quiere una entrevista el comandante Farris está ahí fuera.
    – ¿Me trata como a una desconocida?
    – La trato como a una periodista.
    – Bien. ¿Los Estados Unidos proveen de armas militares experimentales a los rebeldes africanos?
    – Con semejantes pelotas está en el lugar correcto. ¿Quién es su fuente? ¿Un loco con casco de papel aluminio?
    – Aluminio no. Pero tiene que ver con metal. Una bala del altercado de Superman. El Pentágono no pudo identificarla. No nos dicen la verdad.
    – La verdad es esta. Una periodista ávida por primicias se metió donde no debía. Superman actuó como un renegado para rescatarla y murió gente. No invente conspiraciones para devolverle la aureola.
    – O devolvérsela a usted.

    Ojalá la próxima generación Wayne no herede una bodega vacía. Aunque es poco probable que haya una próxima generación.

    La palabra “filántropo” viene del griego. Significa “amante de la humanidad”. Tiene unos 2.500 años de antigüedad.

    Dioses y hombres. Prometeo nos eligió a nosotros. Y arruinó el plan de Zeus de destruirnos por lo cual le lanzaron un rayo. Eso parece injusto.

    – He visto la situación, Sr. Wayne. Él cree que es inmune a la ley. Que el Daily Planet critique eso resulta un poco hipócrita, ¿no te parece? Considerando que si su héroe baja un gato de un árbol escriben un editorial alabando a un alienígena que, si quisiera podría incinerar el mundo entero. No podríamos hacer nada para detenerlo. La mayoría no comparte su opinión, Sr. Wayne.
    – Quizá se deba a que soy de Ciudad Gótica. Tenemos malas experiencias con bichos raros disfrazados de payasos.
    – ¡Chicos! Bruce Wayne conoce a Clark Kent. Me encanta reunir a la gente.

    Como habitantes del planeta, buscamos un salvador. El 90% de la gente cree en un poder superior y todas las religiones creen en una figura mesiánica. Y cuando este salvador efectivamente llega a la Tierra… ¿queremos que acate nuestras normas? Debemos ver esto es un cambio de paradigma. Hay que empezar a pensar más allá de la política. ¿Está sujeto a alguna restricción moral? Tenemos el derecho internacional. En este planeta, todo acto es un acto político.

    Los humanos tienen muchos antecedentes de seguir a personas poderosas que los llevaron a cometer tremendas atrocidades. Siempre creamos íconos a nuestra imagen y semejanza. Nos proyectamos a nosotros mismos en él. Quizá no sea Jesús ni el diablo sino un tipo que intenta hacer lo correcto. Hablamos de un ser cuya mera existencia desafía nuestro propio sentido de prioridad en el universo.

    Y volvemos a Copérnico cuando puso el Sol en el centro del universo conocido en lugar de la Tierra. Llegamos a la evolución darwiniana y descubrimos que no somos especiales sino una forma más de vida. Y ahora vemos que ni siquiera somos especiales en el universo, porque existe Superman. Hay un alienígena entre nosotros. No estamos solos.

    – Disculpe, señorita. La otra noche tomó algo que no le pertenece. Robar no es de buena educación.
    – ¿Es robo si se hurta a otro ladrón?
    – ¿Quién es?
    – Alguien interesada en el mismo hombre que usted.
    – ¿Es así?
    – El Sr. Luthor tiene una foto que es mía.
    – ¿La recuperó?
    – De hecho, no. Los datos que copió tienen un cifrado de nivel militar.
    – Seguro que con ese vestido nueve de cada 10 hombres dejan que te salgas con la tuya.
    – Y ¿usted es el décimo?
    – Supongo que soy el primero que no cree que seas tan ingenua. No me conoces pero conocí a mujeres como tú.
    – No creo que haya conocido a nadie como yo.

    Señorito Wayne, desde que tenía siete años ha sido tan bueno engañando como Mozart tocando el clavicordio.
    Pero no tanto como para engañarme a mí.

    – La próxima vez que tu señal brille en el cielo no acudas. El Murciélago está muerto. Entiérralo. Considéralo un acto de piedad.
    – Dime. ¿Tú sangras? Lo harás.

    El pueblo odia lo que no entiende. Pero ve lo que haces y sabe quién eres. No eres asesino ni una amenaza. Nunca quise que te mostraras al mundo. Sé su héroe, Clark. Sé su inspiración. Sé su ángel. Sé todo lo que quieran que seas. O no seas nada. No le debes nada al mundo. Nunca le debiste.

    – Clark, hay gente detrás de esto.
    – Lamentablemente, no lo vi porque no miraba. Todo este tiempo he vivido la vida que quiso mi padre. Remediando injusticias para un fantasma. Pensando que estaba aquí para ayudar. Superman nunca fue real. Fue un sueño de un granjero de Kansas.
    – Hay personas que solo tienen ese sueño de granjero. Es lo único que les da esperanza. Esto significa algo.
    – Lo significaba en mi mundo. Mi mundo ya no existe.

    – Sabe que no puede ganar. Es suicidio.
    – Soy más viejo de lo que llegó a ser mi padre. Quizá sea lo único importante que haga en mi vida.
    – ¿Veinte años enfrentando delincuentes no significan nada?
    – Los delincuentes son como la hierba mala, Alfred. Arrancas una, y crece otra en su lugar. De esto depende el futuro del mundo. Es mi legado.

    Lo que entendemos por Dios depende de nuestra tribu, Clark. Porque Dios es tribal. Dios toma partido.
    Ningún hombre del cielo intervino en mi niñez para salvarme del puño y las atrocidades de papá. Entendí que si Dios es todopoderoso, no puede tener bondad infinita. Y si la tiene, no puede ser todopoderoso. Y tampoco tú lo puedes ser. Todos tienen que ver que eres un fraude.

    – Lucharás a brazo partido por una dama muy importante en tu vida.
    – Ella ya está en tierra y a salvo. Y ¿tú?
    – Casi aciertas, pero no hablo de Lois. No. Para los niños, la dama importante es su madre.
    – Martha.
    – La madre de un demonio volador seguro es una bruja. ¿Cuál es el castigo para las brujas? Eso es. Muerte en la hoguera.

    Si me matas, Martha muere. Si te vas volando, Martha también muere. Pero si matas al Murciélago Martha vive. Eso es. Y ahora Dios se somete a mi voluntad. Las cámaras te esperan en tu nave. Para que el mundo vea los defectos del dios. Sí, el todopoderoso muestra su verdadera esencia. Para salvar a Martha tráeme la cabeza del Murciélago.

    El miedo es eso. No eres valiente. Los hombres lo son. Tus padres seguro te enseñaron que eres especial.
    Que estás aquí por un motivo. Mis padres me enseñaron algo diferente al morir sin motivo alguno. Me enseñaron que el mundo solo tiene sentido si lo obligas. Nunca fuiste un dios. Ni siquiera fuiste un hombre.

    – Harás que maten a Martha.
    – ¿Eso qué significa? ¿Por qué dijiste ese nombre?
    – Búscalo. Salva a Martha.
    – Martha.
    – Martha. ¿Por qué dijiste ese nombre? ¿Por qué dijiste Martha?
    – ¡Clark! ¡Basta! ¡Por favor! ¡Basta!
    – ¿Por qué dijiste ese nombre?
    – ¡Es el nombre de su madre!

    Te prometo que Martha no morirá esta noche.

    – Ya pasó. Soy amigo de su hijo.
    – Eso pensé. Por la capa.

    El Murciélago pudo matarte, pero le faltó fortaleza. Si el hombre no mata a Dios…lo hará el demonio.

    Con Doomsday, te llegó la hora. Ahora sí que Dios es bueno, está prácticamente muerto.

    – Esta cosa, esta criatura, parece alimentarse de energía. Esta cosa es de otro mundo. Del mío. Ya maté cosas de otros mundos antes.
    – ¿Vino contigo?
    – Creí que estaba contigo.

    – Te amo.
    – No, Clark, no lo hagas.
    – Este es mi mundo.
    – No, Clark, no lo hagas.
    – Tú eres mi mundo.
    – No. Por favor. ¡Clark!

    – Le fallé en vida. No le fallaré ahora que está muerto. Ayúdame a hallar a otros como tú.
    – Quizá no quieran ser hallados.
    – Querrán. Y lucharán. Tenemos que estar unidos.
    – Hace 100 años, me aparté de la humanidad. De un siglo de horrores. El hombre hizo un mundo en el que es imposible estar unidos.
    – Los hombres todavía son buenos. Luchamos. Matamos. Nos traicionamos. Pero podemos reconstruir.
    Podemos hacerlo mejor. Lo haremos. Tenemos que hacerlo.

    – ¿Por qué dijiste que quienes son como yo tendrán que luchar?
    – Es solo un presentimiento.

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco