Frases de la película Amantes de ultratumba

Frases de la película dirigida por Mario Caiano, estrenada en 1965, también conocida como Nightmare Castle y Amanti d'oltretomba.

Yo te despojaré de tus sentidos vulgares, para darte otros más sutiles, más refinados.

- ¡Ya tuviste tu venganza! ¿Por qué no nos matas ahora? ¡Mátanos a los dos!
- Claro que te mataré, mujerzuela. A ti y a tu sucio amigo. Pero la muerte les llegará después de haberle arrancado a sus cuerpos todos los sufrimientos que un ser humano pueda soportar. Y no se imaginan cuanto tiempo se necesita para morir de dolor.

Si pudieras ver todo el odio que te tengo. Me matarías enseguida. Pero matándome no podrás destruir mi odio, Stephen Arrowsmith. Tú puedes matar mi cuerpo, pero no te daré paz nunca. ¡Nunca!

¿Pero por qué piensas que acepté ser tu cómplice? ¿Sólo para secundar tus celos y tus instintos perversos?

Pero Jenny está loca y todos lo saben. Qué haría ella con tanto dinero. Su lugar es el manicomio, mientras que yo, yo lograré descubrir el secreto que los hombres persiguen desde el comienzo del mundo.

- Que planta tan rara y bella. Nunca vi una planta de esta clase.
- Tan carnosa, ¿quieres decir?
- Sí.
- Es una planta rara. Se llama Nepenthe Iridata.

- ¿Quién te garantiza que las condiciones mentales de esta mujer van a empeorar como tú dices?
- De eso me ocuparé yo.

- No me atormente. Vámonos de aquí.
- Si no quiere que le ayude, peor para Ud. Pero le advierto. Terminará irremediablemente prisionera de sus pesadillas, de sus obsesiones, para siempre.

- He podido devolverte tu juventud, pero no he podido cambiarte el cerebro.
- No importa, Doctor. No es mi cerebro lo que buscas cuando me necesitas.

¿Quién puede explicar, por ejemplo, que el hombre haya aprendido a explotar plenamente las capacidades de su cerebro? Piense en muchos casos de clarividencia. De diagnósticos a distancia. De telepatía. No hay dudas de que los brujos, los chamánes de África o de Siberia, maestros en las llamadas artes mágicas, saben usar sus cerebros de manera mas inteligente que la nuestra. Parece como si lograran entrar en comunicación con el más allá.

Almas que viven en otro mundo están tratando de anidarse en Jenny. De poseerla. Desintegrando su mente y su voluntad. La Señora no está demente. Pero hay peligro de que eso ocurra si continúa viviendo en este castillo.

No hay veneno que no deje indicios, aunque mínimos.

Ciertamente este es un caso que nos lleva a pensar en la increíble fragilidad de la vida humana. Hace diez minutos ese hombre era la imagen de la salud y ahora está listo para los gusanos.

Conozco a estos tipos cariñosos, desinteresados y siempre listos para aprovecharse de una enferma, bella, débil y rica.

- Tu hermana te está llamando. ¿No la oyes, Jenny?
- Ahora callará para siempre esa maldita voz. ¡Esa maldita voz callará para siempre! ¡Para siempre!

¡Raza de perras malditas! Hay que acabar de una vez por todas con ustedes. Ahora dormirás un sueño suave, sin pesadillas.

La que tocas es mi carne. Esa carne que tú creíste destruir. Pero tú no puedes destruir la carne. Como tampoco el odio y el amor. Son la misma cosa.

- Yo te castigué por tus delitos.
- No. Tú me diste la última voluptuosidad, Stephen. El tormento de la carne que se vuelve placer, que se convierte en éxtasis.

Me quedaré contigo con mi cuerpo y mis sentidos, hasta que alguien destruya mi corazón.

Ahora te tengo. Tu cuerpo y alma condenada.Si es que hay alma en tu cuerpo de monstruo.

No temas, Jenny. Ya no hay nada que temer. Tus pesadillas han terminado para siempre.

Frases archivadas en Horror, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 220 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco