Frases de la película Alien el octavo pasajero

Dirección: Ridley Scott.
Actuación: John Hurt, Sigourney Weaver, Tom Skerritt.
Género: Alien, Ciencia ficción, Horror.
Estreno: 1979.
Otros títulos: Alien.

- Madre ha interrumpido nuestro rumbo.
¿Por qué?
- Está programada para hacerlo en ciertas condiciones. Como éstas.
- ¿Como cuáles?
- Madre ha interceptado una transmisión de origen desconocido. Nos ha llamado para estudiarla.
- ¿Una transmisión?
- ¿Aquí?
- Sí.
- ¿Qué tipo de transmisión?
- Un radiofaro acústico que se repite cada 12 segundos.
- ¿S.O.S.?
- No lo sé.
- ¿Humano?
- Desconocido.

- Odio mencionarlo pero ésta es una nave comercial, no de rescate.
- Cierto.
- En mi contrato no pone nada de esto. ¿Y qué hay del dinero? Si me pagáis extra, lo haré encantado. ¿Por qué no hablamos de lo de las primas? Hablemos de ese problema.
- Hay una cláusula que dice: "Cualquier transmisión sistematizada de origen posiblemente inteligente debe investigarse".
- Yo quiero ir a casa a divertirme.
- ¡Parker, préstale atención! "Bajo pena de pérdida de la prima". Adiós dinero. ¿Lo entiendes?
- ¡Bueno...sí!
- Así que vamos a investigarlo.

- Varios fragmentos se han taponado. Hay que limpiarlos y volver a presurizarlos.
- ¿Cuánto tiempo?
- 17 horas, díselo.
- Al menos 26 horas.

- Vengan aquí. Hay algo diferente. No sé lo que es pero si subimos a ese muro, podemos averiguarlo.
- Increíble. Una especie alienígena. Parece llevar mucho tiempo muerta.
- Fosilizada.
- Parece haber crecido en el asiento. Los huesos están torcidos hacia afuera. Como si hubiese explotado desde dentro.
- Me pregunto qué pasó con el resto de la tripulación.

- Ash...esa transmisión. Madre la descifró en parte. No parece un S.O.S.
- ¿Qué es, entonces?
- Bueno... parece una advertencia. Voy a ir con ellos.
- ¿Para qué? Para cuando llegues allí, ya sabrán si es una advertencia, ¿no?

- ¿Ves algo?
- No sé... Una cueva. Es como una cueva, pero no lo sé, pero es como estar en el trópico. ¿Qué demonios es esto? El foso está totalmente cercado. Y está lleno de unos objetos correosos, como huevos o algo parecido. Están cubiertos de una neblina que reacciona al romperla.

- ¿Estás ahí, Ripley?
- Aquí estoy.
- Ripley, estoy junto a la escotilla interna.
- Bien.
- ¿Estás ahí, Ripley? Estamos limpios, déjanos entrar.
- ¿Qué le ha pasado a Kane?
- Se le ha adherido alguna cosa. Tenemos que llevarle a la enfermería.
- ¿Qué clase de cosa?
- Un organismo. ¡Abre la escotilla!
- Si lo dejamos entrar, podría infectar la nave. Ya conocéis las normas de cuarentena. 24 horas de descontaminación.
- Podría morir. Abre la escotilla.
- Escucha. Si ignoramos la cuarentena, todos podríamos morir.
- ¡Abre la maldita escotilla! ¡Tenemos que meterle dentro!
- No puedo hacerlo, y ustedes en mi situación harían lo mismo.
- Ripley, es una orden. Abre la escotilla. ¿Me oyes?
- Sí.
- ¡Ripley, es una orden! ¿Me oyes?
- Sí. Te oigo. La respuesta es negativa.

- ¡Nos ibas a dejar ahí afuera!
- Basta ya. ¡Cuando doy una orden espero ser obedecido!
- ¿Incluso si va contra la ley?
- ¡Eres malditamente correcta!
- Ella tiene razón. ¿Quién demonios sabe que es eso? ¿Cómo se lo vamos a quitar?

Nunca he visto nada parecido, excepto ácido molecular. Deben de utilizarlo como sangre. Es un mecanismo de defensa estupendo. No te atreves a matarlo.

- ¿Cómo está Kane?
- Estable. Sin cambios.
- ¿Y, eh... nuestro invitado?
- Como te he dicho, sigo estudiándolo. Pero he confirmado que tiene una capa exterior de polisacáridos proteínicos. Tiene la costumbre de mudar de células y cambiarlas por silicona polarizada que le da una resistencia prolongada en condiciones ambientales adversas.

- Ash, cuando Dallas y Kane están fuera de la nave, yo soy la oficial de mayor rango.
- Ah, sí. Lo olvidaba.
- También olvidaste la ley de cuarentena básica de la División Científica.
- No, eso no lo olvidé.
- Oh, ya veo. Simplemente, la incumpliste.
- ¿Qué habrías hecho tú con Kane? ¿Eh? Sabes que la única forma de salvarlo era traerlo aquí.
- Por desgracia, incumpliendo la cuarentena, arriesgas las vidas de todos.
- Quizá debí haberlo dejado fuera. Quizá he puesto a todos en peligro, pero era un riesgo que estaba dispuesto a correr. Es un gran riesgo para un oficial científico. Y no es que lo diga el manual, ¿no? Me tomo mis responsabilidades tan en serio como tú. Haz tu trabajo y deja que yo haga el mío. ¿De acuerdo?

- Parece bien muerto.
- Estupendo, deshagámonos de él.
- Ripley, por amor de Dios, es la primera vez que encontramos una especie así. Tenemos que llevárnoslo, para examinarlo bien.
- Ash, ¿bromeas? Esta cosa sangraba ácido. ¿Quién sabe qué hará de muerta?
- Creo que podemos asumir que no es un zombie.

- ¡El hijo de puta es enorme! Es como un hombre. ¡Es grande!
- El hijo de Kane.

- Estoy pensando. A menos que tengan una idea mejor, continuaremos con el plan de Dallas.
- ¡¿Qué?! ¿Y acabar como los otros? Oh, no. ¡Te has vuelto loca!
- ¿Se te ocurre algo mejor?
- Sí. Yo digo que abandonemos la nave. Tomamos el transbordador y nos largamos de aquí y esperamos que alguien nos encuentre.
- Lambert...El transbordador no es para cuatro.
- Entonces, lo echamos a suertes.
- Nada de echarlo a suertes. ¡Matemos a esa cosa, ahora!

¿QUÉ ES LA ORDEN ESPECIAL 937?
NOSTROMO DESVIADO A NUEVAS COORDENADAS INVESTIGAR ORGANISMO. RECOGER MUESTRA PRIORIDAD UNO. ASEGURAR REGRESO DEL ORGANISMO PARA SU ANÁLISIS OTRAS CONSIDERACIONES SECUNDARIAS TRIPULACIÓN SACRIFICABLE

- ¿Cómo es que la compañía nos mandó un maldito robot?
- Querrían al alien para la División de Armamento. Lo ha estado protegiendo todo el tiempo.

- Traer organismo, prioridad uno. Resto de prioridades anuladas.
- ¡La maldita compañía! ¡¿Y nuestras vidas, hijo de puta?!
- Lo repito, resto de prioridades anuladas.
- ¿Cómo lo matamos, Ash? Tiene que haber una manera.
- ¿Cómo lo hacemos?
- No pueden.
- ¡Mentira!
- Aún no comprenden a qué se enfrentan, ¿verdad? Un organismo perfecto. Su perfección estructural sólo está igualada por su hostilidad.
- Lo admiras.
- Admiro su pureza. Un superviviente no limitado por la conciencia, los remordimientos ni ilusiones de moralidad.
- Mira, Ya he oído bastante. Te ruego que lo desenchufes.
- Aún no.
- ¿Qué?
- No les puedo mentir sobre sus posibilidades, pero les doy el pésame.

Informe final de la nave comercial Nostromo. Informe del tercer oficial. Los demás miembros de la tripulación, Kane, Lambert, Parker, Brett, Ash y el capitán Dallas han muerto. Carga y nave destruidas. Alcanzaré la frontera en unas seis semanas. Con un poco de suerte, la red me encontrará. Habla Ripley, última superviviente del Nostromo. Cierro. Vamos, gato.