Frases de la película Agua para elefantes

Frases de la película dirigida por Francis Lawrence, estrenada en 2011, también conocida como Water for Elephants.

En casa no se notaba la Depresión. Mis padres habían salido de Polonia en condiciones mucho peores. Para ellos, hacía falta ser muy tonto para ser pobre en Estados Unidos.

Tras seis años de disecciones, castraciones y meter el brazo por el culo de una vaca millones de veces al acabar el día iba a ser licenciado en veterinaria por Cornell. Y aquella noche sería el primer hombre al que Catherine Hale invitara a su cama. Estaba loca por mí.

Pero cuando se abrió aquella puerta todos mis planes se desvanecieron.

Quizá, si no hubiera ido a la universidad, aún tendría un hogar.

Su padre fue un irresponsable que dejaba que la gente le pagara con gallinas, huevos y lo que fuera, en vez de con dinero.

No sé si tomé aquel tren o si el tren me escogió a mí. Algo me decía que me lo habían enviado mis padres. Bueno, es algo que me gusta pensar.

- Nunca había visto tanto estiércol.
- Meten a 27 en cada vagón.
- ¿Cómo aguantas el olor?
- ¿Qué olor?

¡Damas y caballeros! ¡Pasen y vean la más impresionante colección de maravillas, rarezas y portentos del mundo natural!

Cuando Cecil dé la señal, empujas a los paletos hacia la entrada. Sin que se den cuenta, o habrá una pelea de oronda perfección.

¡Damas y caballeros y niños de todas las edades bienvenidos al mayor de los espectáculos que se puede contemplar! ¡Saluden a las estrellas del Circo de los Hermanos Benzini el mayor espectáculo del mundo!

Al principio no me parecía real. Lo bonita que estaba bajo la gran carpa con todas esas luces. Creí que iba a quedarme ciego con ese fulgor.

Los Hermanos Benzini superaban a Dios. Creaban el cielo en un día. Y con la misma velocidad empaquetaban el cielo y se marchaban.

- ¿Qué es eso?
- Aguardiente casero. Es lo que hay, a falta de licor. Maldita Prohibición. No me parece americano negarle una copa a un hombre. ¿No dice la Constitución que tenemos derecho a la felicidad?

- Vamos. Te llevaré a ver a August.
- ¿Ahora? Es medianoche.
- Es el único momento en que la gente del circo vive, inclusive el jefe.

Verás, los músicos y los feriantes están por encima de nosotros, los peones pero por debajo de los números especiales los cuales, por supuesto, están debajo de los números con animales. Y todos, todos, está debajo de los jefes. Nunca olvides eso. Cuidado con los payasos. Nadie tiene un paso seguro por aquí.

- Ahora intenta no hablar hasta que te familiarices con el habla local o te romperán la cabeza. Verás, la gente de los pueblos son los "paletos". Y los artistas no son artistas, son "volatineros". Pero nunca les digas así en la cara.
- Entonces, ¿cómo los llamo?
- Artistas. Solo no les hables en absoluto. Vivirás más.

- Antes de hacer esto, debo preguntarte, y no quiero saber tus asuntos pero sé que no llevas mucho tiempo en el camino. Así que antes de que empieces, tengo que preguntarte si tienes algún tipo de vida a la que volver, eso deberías hacer.
- No tengo.
- Lamento mucho oír eso.

- ¿Por qué un universitario se ensuciaría las manos como un sucio peón?
- Creo que porque, a pesar de toda esa suciedad y sudor trabajar con esta gente con la que no quisieras que te vieran de día es muy bello.

Me vendría bien aquí un hombre culto. Uno se cansa de hablar con mi colección de cerebros de mosca.

Te atreves a decir que le dispare a mi estrella. Sin tratamiento, sin analizar la pezuña, solo porque te parece. ¿Sabes lo que es un circo? Lo dijiste tú mismo, muchacho. Sangre, sudor, dolor y mierda. Cuando el circo está por morir y los animales comen basura ¿sabes qué comen los hombres? Nada. Tu corazón no soporta ver un animal sufrir, eso es noble y bueno. Pero todo eso me dice que nunca viste a hombres sufrir. Antes de que regrese del pueblo haz lo que te enseñaron en ese lugar para que el caballo esté listo para el desfile. Mientras podamos caminar, actuaremos.

Este circo es mi circo. Es una nación soberana. Si rompes mi ley, tienes que pagar una multa. Te pido que arregles un caballo, tú le disparas. Eso es romper mi ley. La multa es arrojarte del tren. Tienes que bajarte del tren. Solo que no detenemos el tren. Puede que sobrevivas, aunque es improbable.

La única razón por la que ahora no eres una parte permanente de este paisaje es porque probablemente salvaste a mi Marlena de una lesión. Y solucionaste un gran problema para mí. Viste con qué alimentamos a los felinos. No estuvo bien, ¿verdad? Gracias a ti, ahora Silver Star se asegurará que los felinos coman carne fresca hasta que vendamos algunas entradas. Pero mataste a mi acto principal. Así que si no vendemos las entradas y no se les paga a los hombres estarán buscando a alguien para echarle la culpa. Bienvenido al circo, Cornell.

La quiebra de circos era común en 1931. Los hombres se cansaban del maltrato y se amotinaban o los jefes veían llegar el final y se largaban con el dinero dejando un lío de animales y actos como huesos a ser recogidos.

- "Confieso que te amo".
- ¿Qué?
- Es el nombre de la canción.
- Sí, por supuesto. Louis Armstrong.

No puedo permitir que mi veterinario de la Ivy League huela como sus pacientes.

- Necesitaba dinero. Así que tuve que hurgar en cada circo muerto para cada acto que teníamos.
- Pero no tuviste que comprarme a mí, ¿no?
- No, tuve que casarme contigo.

- Luego me contó que un día seríamos tan grandes como los Hermanos Ringling.
- Esos malditos hermanos tuvieron una idea genial. Vendieron a las familias la idea de que querían un espectáculo que sus madres y hermanas pudiesen ver. Sin sexo, sin robos, apto para niños. Y nadie se aproxima a sus ventas. Pero nosotros vamos por ese camino.

- Tengo que decirte algo, y no estoy seguro de que confíes en mí después de oírlo. Nunca me gradué en Cornell. No soy veterinario realmente. No conseguí mi título. No estoy autorizado para ejercer.
- Jacob ¿crees que Lucinda la gordinflona realmente pesa 362 kilos?
- Pesa 180, como mucho.
- ¿Crees que la Mujer Tatuada la tatuaron los cazadores de cabezas en Borneo?
- Ella es de Pittsburgh. Le tomó nueve años tatuarse ella misma.
- Y cuéntale de la hipopótamo, cariño.
- Cuando murió, le cambiamos el agua por formaldehido y seguimos exhibiéndola. Viajamos durante dos semanas con una hipopótamo escabechada.

El mundo funciona con engaños. Todos lo hacen. Lo importante es tener talento un don de nacimiento, algo que ningún título puede darte. Tú tienes ese talento.

- Es una canción bonita.
- "No le cuentes qué pasó".
- No, no, nunca lo haría.
- Es el nombre de la canción. "No le cuente qué me pasó".

Eres nuevo en esto, ¿verdad? Cuando una mujer se sincera, no le digas que no lo recuerdas.

Toda criatura viviente debe saber quién está al mando.

Hay que traer mucho whisky. No entiendo por qué un hombre así quiere trabajar con animales, para empezar. No debería tener derecho a hacerlo, si me lo preguntas.

Que me volví loco cuando vi al elefante encabritarse y huir con ella. Sé que no hay excusa. Me he gastado todo el dinero en ese elefante. Tengo que pagar a los trabajadores. Pagar deudas. Necesito vender entradas. Y ese elefante no sirve para nada. Pero entiende que si pierdo a Marlena, perderé todo esto.

Tira a hombres del tren en marcha para no tener que pagarles. ¿Crees que dudaría en matar a una de las criaturas inocentes de Dios?

El único auténtico milagro es el éxito. Lava todos los pecados. ¿No lo creen? Solo con pensarlo, todo se soluciona.

¿Sabes cuántas veces hemos tenido llenos totales? ¿Cuánto dinero hemos ganado y perdido?

- Viviendo en un tren. Es el único hogar real que he conocido. Y, bueno, soy la atracción estelar. Allá fuera soy como todos los demás.
- Eres una mujer preciosa. Mereces una vida bonita. Es lo único que hay que decir.

¿Dónde estabas cuando tenía 17 años?

Me convencí a mi mismo que debía quedarme para proteger a Rosie a proteger Marlena, porque August no era de confiar. La verdad era que tal vez yo era el hombre en el que no se podía confiar.

Sabes, estaba muy preocupado por ustedes anoche. Si algo le hubiera pasado a Marlena... Si alguien la hubiera herido o siquiera la hubiese tocado... Odio pensar en eso.

Todo volvió a ser como era antes. Al menos así era como se veía. Pero nada volvió a ser lo mismo. August tenía razón de nuevo. Todo es una ilusión.

El circo no es nada sin sus tradiciones. Es una familia, y como en cualquier familia cuando nace un nuevo miembro, su llegada debe celebrarse y agradecerse. Sé que hemos estado ocupados últimamente con todas las presentaciones vendidas gracias a Dios. Pero ahora quiero tomar este momento antes del espectáculo de hoy para juntarnos. Cerremos los ojos y agradezcamos a quien esté allí fuera enviando hombres desesperados corriendo por las vías porque fue un día de suerte cuando Jacob Jankowsky saltó al tren. Gracias a su descubrimiento tenemos la atracción más grande en la historia de los Hermanos Benzini. Y entonces, para darle oficialmente la bienvenida a nuestra familia abrimos los ojos y le damos el tradicional bautismo de los Hermanos Benzini. Felicitaciones, Jacob.

Esto me da una idea para la presentación. Un nuevo acto. Esta es la historia: Un primer baile, dos personajes. Un torpe joven desesperanzadamente enamorado de una mujer fuera de su alcance quien disfraza sus afectos. Comenzamos con una melodía romántica que los lleva por la pista de baile. Él la rodea con sus brazos. Ahora se miran a los ojos. Ella toca su mejilla y baja su mano suavemente por su cuello, jugando con su cabello. Nunca le quita la vista. Le hace creer que es suya. Él desliza su mano más abajo más abajo de su cintura. Pero ella golpea su muñeca como si protegiera su honor contra este mujeriego grosero. Eso es. El público quedará encantado. Les encanta la ilusión, nunca adivinarán que no tienes honor que proteger.

Desacuerdo en las filas. Trompetas lujuriosas de la traición. Eso es lo que vende entradas, chicos.

Crees que no hay nada para ti afuera, pero sí hay, solo que no puedes verlo.

Hay una mejor clase de vida hecha para ti. Si esa vida es conmigo o no si me amas o no no importa. Pero tiene que ser ahora.

El informe oficial dice que August fue pisoteado hasta la muerte. Blackie jamás volvió a ser visto luego de que Wade y Grady lo arrastraron fuera de esa carpa. Y no se acusó a nadie de haber liberado a los animales de las jaulas. Para la policía pudo haber sido cualquiera. El Hermanos Benzini estaba acabado y era propiedad de Altoona, Pennsylvania. Los otros circos pronto se enterarían de las noticias y vendrían a escarbar entre los restos. No quise dejar a Rosie en esa situación. No iba a permitir que nadie más la vuelva a tocar con ese gancho. Así que, como lo planeé, rendí mis exámenes finales y con mi título con nuestros animales y la actuación de Marlena Ringling consiguió un buen trato.

- Cuando Rosie falleció Marlena lloró durante días. A Rosie le debíamos todas nuestras vidas.
- ¿Y Marlena?
- Mi Marlena murió en su cama. Aunque aún hermosa. Aunque pasamos juntos muchos años. No sé cómo lo hice, pero me las arreglé para darle todo lo que le prometí. Y, chico, eso sí fue vida. Te lo digo.

- ¿Me contratarás?
- No lo sé. ¿Cómo anda de salud?
- No tengo nada, solo estoy viejo.
- Trabajar es lo mejor para el paso del tiempo.

- Lo pondremos en el libro de los récords. "El hombre más viejo que jamás haya huido con un circo."
- No estoy huyendo. Estoy yendo a casa.

Frases archivadas en Christoph Waltz, Drama, Romance, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 224 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco