Frases de la película 21

21

Frases de la película dirigida por Robert Luketic, estrenada en 2008, también conocida como 21 Blackjack.

"Gana, gana, gallina asada."

Brazos cruzados: Mesa favorable. Tocarse el ojo: Necesitamos hablar. Y una mano pasando por el
pelo significaba sólo una cosa: Lárgate. Ahora.

Lamentablemente, el deseo no figura gran cosa en esto. La beca Robinson se la va a llevar alguien que deslumbre. Alguien que salte de la página.

- Renuncié a todo. Renuncié a la diversión, al sexo.
- No renunciaste al sexo.
- Quizá no.
- No renunciaste al sexo.
- Está bien, al sexo no, pero me molesta que lo único que evita que vaya a Harvard es el dinero.

¡FELIZ 0,1,1,2,3,5,8,13... CUMPLEAÑOS!

- Lo llamaremos el problema del programa de concurso. Estás en un programa de concurso. Y te permiten escoger
una de tres puertas distintas. Detrás de una hay un auto nuevo. Detrás de las otras dos hay cabras. ¿Qué puerta escogerías, Ben?
- ¿La uno?
- La uno. Ben escoge la puerta 1.
- El anfitrión del programa que sabe qué hay detrás de las puertas decide abrir otra. Digamos que escoge la puerta tres. Detrás de la cual hay una cabra. Ahora. Ben, el anfitrión viene contigo. Te dice: "¿Quieres quedarte con la puerta 1 o prefieres la 2?" ¿Te conviene cambiar de opción?
- Sí.
- Espera. Recuerda, el anfitrión sabe dónde está el auto. ¿Cómo sabes que no es un truco? ¿No está tratando
de que te lleves una cabra?
- No me importa. Mi respuesta está basada en estadísticas. Basada en un cambio variable.
- Pero él te hizo una pregunta sencilla.
- Sí, que cambió todo.
- Ilumínanos.
- Cuando me pidió que escogiera una puerta tenía un 33,3% de probabilidades de escoger bien. Pero después de que abre una puerta y me deja volver a escoger mis probabilidades son del 66,7% si decido cambiar. Así que escojo la puerta 2, y gracias por el 33,3% más.
- Exactamente.
- Señores, recuerden si no saben qué puerta escoger, tomen en cuenta el cambio variable. La mayoría de la gente no cambiaría debido a paranoia, miedo, emociones. ¡Pero el Sr. Campbell hizo las emociones a un lado y dejó que unas matemáticas sencillas le dieran un auto nuevo! Que es mejor que la cabra que manejas.

- ¿Por qué no la invitas tú?
- Porque ya estoy saliendo con alguien.
- Tu mano derecha no cuenta, Miles.
- Sí cuenta, por como la uso.

Encontraste un método mejor que el de Newton y eso, más que un problema, es darle una buena paliza. Aunque Newton está muerto, así que no fue una pelea limpia.

- Juegas contra el crupier. Te dan dos cartas. Las figuras valen 10 puntos. El que se acerque más a 21 gana. Si te pasas, pierdes. Si el crupier se pasa, pierde. Es el juego de cartas más popular del mundo. Es un juego de memoria. Las cartas jugadas son el pasado, las que vienen, el futuro. Y la mejor parte es que uno puede ganar.
- ¿Estás hablando de contar cartas?
- No. Estoy hablando de volverte muy, muy rico.

- ¿Google contrató a Jimmy?
- Sí, es una frase simpática.
- Si ganaba tanto aquí, ¿por qué se fue?
- Ben, dije Google, no Sizzler.

Yo creo que lo mejor de Las Vegas es que puedes volverte cualquier persona.

- ¿La cuenta?
- Más 12. Huevos. Doce huevos en una caja.
- ¿Y ahora?
- +9. Los gatos tienen 9 vidas.
- Gato.
- DULCE = +16 Los dulces 16 años.

Cada carta tenía un valor. Una carta alta, -1. Una carta baja,+ 1. El resto, cero.

Las palabras eran números, y los números eran palabras.

- Sólo estoy haciendo esto para pagar mis estudios de medicina que cuestan $300.000. Si me puedo acercar a esa cifra, voy a parar.
- En primer lugar, Ben, no es "si", es "cuando". Y en segundo lugar, entiendo completamente.

- ¿Crees que le puedes ganar al sistema? Éste es el sistema, desquitándose.

- Cuenta a 5 para que vea que no tienes daño cerebral y puedas irte. Empieza por el 1.
- 1, 2, 3, 4, 5.
- Muy bien. Ahora, deja de contar.

Ellos están apostando el mínimo de la mesa contando, esperando una cuenta favorable. Cuando una baraja se llena de cartas altas el ubicador llama al apostador grande.

El apostador fuerte sigue llevando la cuenta. Cuando se equilibra la baraja, se va.

Tu cerebro es como un chip Pentium.

Gana como hombre, pierde como tal.

Peor que perder es no admitir un error.

- Dime, si cuentas tan bien ¿por qué sigues asesorándonos?
- Lo mismo me pregunto. Me gusta estar de su lado de la estafa.

Nada costaba demasiado. Nada estaba fuera de nuestro alcance. El anfitrión del casino del destino pasó a Ben Campbell a un nivel superior. Los dormitorios se volvieron suites de jugador fuerte. Las bicicletas se volvieron limusinas. Y los bares universitarios con sus chicos de fraternidades pues, se volvieron algo más interesante.

- Hola, Sierra. Yo soy Salvador Sánchez.
- ¿Quieres una danza privada, Salvador?
- Todo depende de cuánto me va a costar, Sierra.
- $20 por canción, 30 canciones mínimo.

- Él viene a la mesa. Trabajan juntos.
- Lindo.
- A ver qué computadora hace eso.

Me encanta la escena en que el retrasado mental gana jugando 21. Te ves idéntico. Lo que nunca logré entender es cómo alguien tan retrasado podía ganar tanto sin que lo notaran.

Hay una palabra que no uso muy seguido. "Genio."

¡Me sirves tanto como el dinero que ganes que ahora no vale mucho!

Nadie sabe lo que pasó de verdad. Nunca lo probaron, y sin pruebas es como si nunca hubiera pasado.

Pero como la historia lo demuestra, algunos estudiantes nunca aprenden.

Déjame ver si entendí bien: Dinero, chicas, suites de apostadores fuertes, clubes, Las Vegas. Sí. Yo también hubiera mandado a volar la Competencia 2.09.

Se pueden hacer cosas increíbles desde dentro, ¿no?

- Yo necesito este dinero. No sabes qué hice para conseguirlo.
- Ya lo sé. Pero te las ingeniarás para obtener lo que quieras porque eres listo.

Me saqué 1590 en el SAT. Me saqué 44 en el MCAT. Y saqué un promedio de 10 en MIT. Creía que tenía toda mi vida planeada. Pero recordé lo que me dijo mi profesor de ecuaciones no lineales: "Siempre toma en cuenta el cambio variable."

Decepcioné a mis buenos amigos. Pero resultó que no eran malos para la aritmética. Acabé con la chica más bonita de la escuela. Me partió la cara un matón de Las Vegas que se resistía a la idea de retirarse. Hicimos un trato que le dio una buena pensión. Y le mentí a mi madre. Pero le confesé la mentira, y todavía me quiere. En mi último año de la universidad, entré a ese equipo. Y aprendí una nueva habilidad. Fui a Las Vegas 17 veces para usarla. Gané cientos de miles de dólares contando cartas. Y luego me los robaron todos. Dos veces. ¿Qué le pareció esa experiencia?
¿Lo deslumbré? ¿Salté de la página?

Frases archivadas en Crimen, Drama, Thriller/Suspenso, enviadas por .

nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y es el fundador de Frases de la película.


ha mandado las frases de 219 películas, ¡Te invitamos a enviar las frases de una película!

Deja un comentario

  • Andreina

    Muchas gracias por todas las frases que comparten, muchas de ellas las coloco en mi twitter estoy muy agradecida :)

  • Hola, Andreina:

    Una forma de agradecer a Frases de la película las frases que extraes es colaborando. También es otra forma de promocionar tu cuenta de Twitter.

    Es muy fácil y entretenido hacerlo.

    Te dejo el enlace.
    http://frasesdelapelicula.com/envia-tus-frases

    Saludos,

    Jos Velasco
    Editor de Frases de la película

Síguenos en las redes sociales

Frases de la película es desarrollado por Jos Velasco