Frases de la película Un novio para mi mujer

Un novio para mi mujer

Frases enviadas por de la película estrenada en 2008, dirigida por Juan Taratuto, archivadas en Comedia.

¿Sabés cuál es una de las cosas que más detesto en esta vida? Los buscadores de coincidencias, te juro que es una cosa que no lo puedo soportar. Me enerva. ¿Viste la gente que está buscando coincidencias pelotudas todo el tiempo? ¿Ubicás lo que te digo? Me encuentro con la mina del 2º B ayer y me pregunta de qué signo soy. ¿De qué signo soy? Pero si no me conocés. No sé qué te importa. "Sagitario", le digo. "Ah, ¿qué día naciste?" ¡Uy, no lo puedo creer! "19 de diciembre." Me dice: "Yo tengo una amiga que nació el 11". Ah, ¿y? ¿Y cuál es la coincidencia? No entiendo, ¿de qué me estás hablando? ¿Qué carajo me importa? O sea, tenés una amiga que nació dos días después. Punto. Permiso. Qué vieja hija de pu**. Dice: "¿Tenés hermanos?" "Sí, tengo hermanos." "¿Qué, varón o mujer?" "Mujer, tengo una hermana mujer." ¿Por qué? ¿Vos, tu amiga... alguien tiene una hermana mujer? ¿Vamos a tener una coincidencia grosa? ¿Ahora mismo va a pasar algo intenso? ¿Qué es lo que va a pasar? Dice: "¿Qué, es más chica o más grande que vos?" "¡Melliza! Tengo una hermana melliza. ¿Que te parece?" Qué coincidencia de la concha de la lora, ¿no? ¿No te parece una coincidencia de la concha de la lora? ¿Viste la gente que te habla, te habla, te habla, sin parar? Pero aparte como si fuera que esta coincidencia no sé... nos hace más cercanas. ¿Qué es, que ahora podemos hablar cosas? No sé, qué sé yo. Es mi vecina y punto. No sé. La mina del 2º B. No es que me tengo que poner a hablar con ella, qué sé yo... Vive en el mismo edificio. Ya está. La verdad que si me lo pongo a pensar... está arriba nuestro y por ahí está escuchando todo, esta vieja del culito.

¿Qué se le regala a un gestor? ¿Qué, te enojas? Lo que pasa es que la palabra gestor ya... O sea, lo pensás, hay gente que vive de la transa... y está oficializado y nadie dice nada.

- Y el sábado vamos a ir al cumpleaños.
- ¿Ah, vamos a ir al cumpleaños?
- Sí. ¿Qué pasa?
- Genial, bueno. Vamos a escuchar hablar a una madre primeriza de la caca del bebé. La vamos a pasar genial. Está buenísimo. Ustedes se conocen, hablan entre ustedes, tienen códigos del orto. Voy a quedar como una boluda esperando que algún idiota me hable.

- Cuando la miro a los ojos, siento algo en el pecho que me paraliza. Te lo juro, no puedo.
- No sé, mirá. Separate de espaldas. Pero te tenés que separar. Así no da para más, mirá cómo estás. Eso no quiero, la estoy pasando muy mal. Tres palabras, Tenso. Son tres palabras. Me, una. Quiero, dos. Separar, tres. Si cuando la mirás a los ojitos no se las podés decir porque sos un gonca... entonces, no sé, mirá a la pared, dale la espalda... pero decíselas, porque vas a reventar.

- Tenso, Tenso, hay que aguantar. El matrimonio es un trabajo.
- Al que quiero renunciar.
- Pero claro, Tenso. Vos tenés que cambiar la rutina. Tenés que... no hacer lo que hacés siempre.
- ¿Entendés?
- No entiendo.
- Es muy fácil. Vos cuando llegas a tu casa, ¿qué hacés?
- Me pongo el piyama.
- No te lo ponés.
- Me lavo las manos.
- No te las lavás.
- Y después, me siento a cenar.
- No te ponés el piyama... no te lavás las manos, y cuando te dice que está la cena... no tenés hambre. No te sentás a cenar. Y ahí te quedás erguido,
de espaldas... y mirando la pared, le decís las tres palabritas:
- Me quiero separar.
- Y te vas.

Amor que se descuida siempre muere.

- ¿Quién es el "Cuervo Flores"?
- Era, un fenómeno.
- Un tránsfuga.
- Un talento, se rompió el molde.
- Es genético lo que tenía el tipo.
- Bueno, también hizo mucho daño. Únicamente. En mi casa no se lo podía nombrar. El cuervo Flores tenía algo en la piel, en la mirada. Algo salvaje, un perro de caza era el tipo. Sabía que para seducirlas había que hablarles... decirles cosas, hacerlas reír. Las hacía reír él. Caían como moscas. Así. La convenció de hacerle la despedida de soltera... y hasta la hizo faltar a su propio casamiento.

- Una santa, no sabés lo que es, divina.
- ¿En serio?
- Sí, salvo cuando tiene gasecitos, que eso la pone... porque es constipada, pobre. Igual que yo. En eso salió a mi. Igual, toda mi familia, preguntale a mi hermana, son todos constipados. Le di el gen del tránsito lento, pobre santa.
- Sí, ahora está flojita igual, ¿viste?
- Sí, ¿no?
- El pañal...
- Sí, está con caquita líquida... entonces le tengo que cambiar el pañal constantemente... La despierto a la noche, pobre, la estoy molestando yo... Aparte estoy con poca leche, y me tengo que estar exprimiendo... ¿Viste? La... la teta, perdón, como una naranja.
- ¿De qué te reís?
- Me causa gracia lo que dice, lo de la...
- Tenés que vivir tu propia experiencia.
- Y sí, sí, sí.
- Ay, sí, pero son divinos, divinos.
- ¿Tenés chicos vos, Tana?
- No.
- No, no tenemos.
- ¿Vos, todo bien, no?
- Bien, muy bien.
- Qué bueno, estás linda.
- Gracias.
- ¿Y a qué te dedicas Tana vos?
- ¿Qué, qué?
- ¿A qué te dedicas?
- A nada. Nada.
- ¿Pero, qué es lo tuyo?
- ¿Cómo lo mío?
- Tu pasión.
- ¿Mi pasión? No, no... No tengo, no tengo ninguna pasión.
- No, sí tenés pasión.
- No, no tengo pasión.
- No digas "no tengo pasión".
- ¿Cuál es mi pasión? No tengo, no pasa nada, ¿está mal?
- No, está bárbaro. Digo, yo tampoco estoy haciendo nada ahora, ¿eh? ¿De qué signo sos, Tana?
- De Sagitario, ¿por?
- ¡Ay, que no te puedo...! ¡No te puedo creer! ¡Mi ex era de Sagitario! En realidad es, no se murió. Tengo dos muy muy amigas, Gachi y Pachi... las dos de Sagitario. Tana, no lo puedo creer.
- No lo puedo creer. No lo puedo creer. No te lo puedo creer, qué increíble. Sos vos, tu ex... y tus dos amigas Gachi y Pachi, ¿son todos de Sagitario?
- Claro
- ¡Sí!
- Es increíble. ¡Pero no se puede creer! ¿Escuchaste amor lo que está contando? Ella, Gachi y Pachi y Laura, y todos... el ex novio...
- Era Lorena.
- Lorena, todos de Sagitario. Es impresionante. Porque es mucha coincidencia... parece una boludez, pero es una coincidencia total. Y acá seguro que también debe haber gente... ¡Eh! Che, disculpen... Chicos, bajen la música. Bajen la música.
- Tana...
- ¿Hay alguno de Sagitario acá?
- Tana...
- Pará un poco amor, no pasa nada... estoy preguntando, no pasa nada. ¿Cuál es el problema? ¿Vos sos de Sagitario? Qué increíble, ya está pasando. ¿Vos también? Esa mano bien arriba entonces si sos de Sagitario. ¿Alguno más de Sagitario? ¿No? ¿Solamente dos? Bueno, es un montón igual. Mirá, dos más acá de Sagitario también que hay. O sea que ya son... Gachi, Pachi, ella, el novio, el ex-novio... yo, y estos dos pelotudos, todos de Sagitario. Está lleno de Sagitario, muy impresionante, de verdad, muy groso. ¿Querés que te diga también qué día nací yo? Porque por ahí también coincidimos con tu novio... y te digo que nos caemos de orto todos. Toda la fiesta, nos caemos de orto.

Estoy casado con Andrea "La Tana" Ferro, me quiero separar y no puedo y por eso lo vengo a ver a usted, que tiene amplia experiencia en la seducción,para pedirle por favor que seduzca a mi mujer y no pare hasta que ella se separe de mí.

Discúlpeme, señora, quería rendirle un pequeño homenaje a su belleza. A la flor más bella, una redundancia.

- ¿Gustos musicales?
- ¿Gustos?
- Gustos musicales.
- No entiendo.
- Nacional, progresiva, pop, rock, salsa merengue, étnica.
- ¿Le gusta Phil Collins?
- ¿Cuál es Phil Collins?
- ¿Fuma?
- Mucho.
- ¿Cine? ¿Comercial? ¿De autor? ¿Comedia, drama, ve televisión?
- ¿Qué lee?
- Bucay lee.
- ¿Ah, Bucay? ¿Es pastera? ¿Se deprime, angustia recurrente, es de llorar?
- Llora mucho.
- ¿Grupos de amigos frecuentes?
- No tiene.
- ¿Padre ausente, padre presente?
- Ausente.
- Relación con la madre...
- Están peleadas.
- ¿Hermano?
- Se acaba de pelear.
- Él le presta una plata, ella...
- ¿Infidelidad?
- ¿Tríos, cuartetos?
- ¿Perdón?
- ¿Vouyerismo, exhibicionismo?
- ¿Qué es eso?
- ¿Cambios de rol? ¿Activa, pasiva, propone?
- ¿Ah, ella? No, no...
- ¿Necesita estímulo?
- ¿Qué estímulo?
- ¿Le gusta la charlita?
- ¿Qué charla?
- ¿Es pícara, es pícara?
- ¿Pícara en qué sentido?
- ¿Cómo sos con ella en el sexo? ¿Sado, chiches? ¿Te gustan los chiches, los juguetitos?
- No, ¿qué juguetes? No, nada, o sea, normal... O yo arriba... O ella así... fuerte arriba, pero... Disculpame, ¿cuánto tiempo más te va a llevar hacer este trabajo?

- ¿Cuánto cobra una locutora? Más o menos.
- Y... alrededor de 500 pesos. Más o menos eso.
- ¡La pago yo! La pago yo... No vamos a discutir por dinero... vos y yo somos la misma sangre, por favor. La pago yo, te llevás una joya, es una persona muy talentosa. No para de hablar. En público. Te va a volver loco y te va a encantar. Vas a ver.

¿La gente... una foto de la gente en la costa en la tapa del diario? ¿Eso es noticia? ¿No tienen otra cosa que poner? No entiendo, ¿no viven acá en verano? Siempre en todos los veranos, en éste, en el anterior, todos... en un momento hace frío. ¿Se van a sacar esta foto? Están hechos mierda.

Quieren matar al ladrón......que se robó una mujer.¿Quieren saber dónde está?Nunca lo van a saber,Yo sé por qué, yo sé que......quieren matar al ladrón...Nunca lo van a saber,yo sé por qué, yo sé por quéNunca sabrá que estás conmigoen un rincón de mi cabañapues no conocen el caminoy no conocen las montañasYo sé que a mí me están buscandopues se quedaron con las ganas.En el momento de robarteen el apuro fracasaraQuieren matar al ladrón.

- ¿Me podés decir por favor si me puede atender o no? Que si no me voy a mi casa no tengo tiempo mientras vos estás con el mensajito de texto, ¿puede ser?
- Si no te pagaron la jubilación o te pasó algo ¿Sabés? No es mi culpa. Damián está al aire por eso no viene ya a atenderte ahora ya a vos.
- ¿La jubilación a tiempo? ¿Se supone que tiene que herirme lo que me decís? No entiendo. No sé, tengo treinta y monedas o sea que... ese comentario si fuera que me tiene que herir, no sé. Me tendría que matar. Igual me quiero matar.

- Bien. Estoy buscando a Kepelsky.
- Sí, soy yo.
- Bueno, ¿y tu papá?
- No, no, soy yo el encargado de la radio, por eso. ¿Hablo con vos entonces?
- ¿Vamos a hablar nosotros?
- Sí, conmigo. ¿Qué tipo de formato te interesa... hiciste algunas cosas antes?
- Sí, bueno, perdón... Ya con la palabra "formato" tengo problemas.

- Sí, sí, te puedo decir por ahí lo que no me interesa que me resulta más fácil... Bueno, no sé, los buscadores de coincidencias, por ejemplo... me caen bastante para el orto, ¿viste? La gente que como no tiene nada que hacer... entonces se dedica a buscar
coincidencias constantemente... puede ser, no sé, tu fecha de cumpleaños... signo del cual sos... lo que sea.
- ¿Qué más?
- Las modelos... Las modelos me caen bastante mal... la gente que sonríe todo el tiempo, la falsa humildad, ¿viste?
El agradecimiento excesivo... ¿Viste? Sobre todo los agradecimientos familiares, ¿viste? Ya desconfío. Bueno, los fondos de pantalla familiares
también es algo que me cae muy mal... cuando la familia va para adelante, va para atrás.
- Fondo de pantalla...
- Sobre todo si es en la playa... Y con anteojos.

- Hay 500 pesos, ¿sabés?
- Oy... no, no me cierra.
- ¿Qué cosa no te cierra?
- La plata.
- ¿Y cuánto querés?
- No, no, es que no es por negociar, ¿eh? No, no, ni mucho menos. No, no, para nada. Aparte soy pésima negociando. No sé, el doble.
- ¿El doble?
- Sí.
- No, pero nosotros somos una radio chica, no manejo ese presupuesto.
- No, obvio, obvio. No, no, por eso, bueno... Dejémoslo para cuando la radio crezca.

800 pesos... Escuchame una cosa... Escuchame, es el precio de la libertad, Tenso. Tenés que hacerla circular. Aparte es una guita que vuelve a tu casa, ¿o no?

- ¿Te puedo hacer una pregunta?
- Sí.
- ¿Vos sabés lo linda que sos?
- Muchas gracias.
- Pero lo sabés, ¿realmente?
- Gracias.

- Que yo a veces te buscaba y sentía cosas que...
- ¿Vos me buscabas a mí?
- Sí, yo te buscaba a vos.
- Hubieras hecho un ruido o algo porque la verdad... nunca me di cuenta que me buscabas. Nunca ni me di cuenta que me buscabas.
- Cuando me subía arriba tuyo, ¿qué era eso?
- Ah, pero... no quiero ser hiriente... Sinceramente ni me acuerdo cuándo fue la última vez que acabé.

- Tana, ¿cómo estás?
- Mal.
- ¿Mal?
- Sí... ¿Para qué te voy a mentir? Ando mal.
- ¿Y qué te anda pasando, a ver?
- Bueno, básicamente me doy cuenta que tengo muchos problemas para vivir en sociedad.
- ¿Por qué? ¿Qué te pasa?
- Y bueno, no sé, porque me siento rodeada de mediocres... de gente falsa, de optimistas... y me di cuenta especialmente esta última semana... que yo detesto profunda y enérgicamente el optimismo. No sé, me parece un error el optimismo... me parece una manera estúpida de encarar la vida, no sé... y aparte vi también, observé que tengo muchísimos optimistas alrededor... entonces esa sonrisa de medio pelo, ¿viste? Me saca, no lo puedo controlar.
- Bueno, para algunas personas el optimismo es una manera de lidiar...
- Sí, el optimismo básicamente es una manera de negar la realidad. Yo el otro día, sin ir más lejos, me encontré con un amigo... que ahora pasó a ser ex-amigo, y me cuenta que chocó el auto... que le quedó hecho percha, que estaba con un yeso del tobillo a la cadera... y le digo: "Boludo, qué cagada lo que te pasó, no lo puedo creer"... y me dice: "No, Tana, pero vos sabés que dentro de todo... fue una desgracia con suerte." Yo, a mí me gustaría... que alguno me explique cuál es el concepto de "desgracia con suerte"... porque no entiendo cuál fue el componente de "suerte" que tuvo en todo esto. ¿Por qué ver las cosas de una manera tan positiva? Si este pobre diablo encima chocó el auto por qué por lo menos... no tiene oportunidad de decir: "La concha de la lora... qué suerte pu** que estoy teniendo, es lo mínimo que puede... A mí la queja no me molesta, para nada, a mí, al contrario... Me encanta la gente que se queja, me cae bien. Para mí "abajo el optimismo, viva la queja".
- Sabes que me estás convenciendo, ¿no?
- ¿Sí?
- Ponele,si yo digo que tu llegada a este programa fue un hecho de suerte... ¿lo considerás un comentario muy optimista?
- No, no, para nada. Lo considero un comentario muy atinado... es el más atinado que hiciste desde que empezaste el programa.
- Gracias, Tana.
- No, no, gracias a ustedes. Adiós amigos.
- La vida es un bajón. Nos vemos.

- ¡Qué lindo te queda el pesimismo! ¿Qué hacés vos acá?
- ¿Qué es esto?
- No hay casualidades. Necesito comer con vos.

Y, por unos días vas a pensar que te vuelve a gustar, pero tranquilo, ¿eh? Cordial pero distante. Si te habla, manejamos monosílabos, ¿okay?

La radio no finaliza cuando termina el programa.

- Detesto la cultura de autor, me cae mal.
- A ver... ¿Y qué sería para la Tana Ferro la cultura de autor?
- Todo, todo, no sé. El cine, la ropa... Los zapatos, la comida. Hasta el vino es de autor ahora. No sé qué les pasa a ustedes los de Palermo... con sus "croutones" y sus "pennes rigantis". Aparte, convirtieron un barrio que era popular, hermoso... en una cosa globalizada, asquerosa. El otro día casualmente fuimos con unas amigas a comer a uno de estos lugares... y nos encontramos con un menú donde había cosas preciosas como éstas, por ejemplo: Carpaccio macerado... en sémola con salsa de tinta negra y un leve toque de jengibre y nuez... "mezclum" de finas hierbas... Y en un momento aparece el señor, el "autor", que me comenta... Yo maceré el carpaccio, luego lo "mezclumé"... en tinta negra y le hice una rociadura, una ralladura de jengibre y nuez. Así que yo le dije: Si a vos no te cae mal, disculpame que te interrumpa... pero yo no te cuento... "Me levanté a la mañana me di una ducha fría, me pasé el peine fino y me fui a trabajar". ¿Me podés vos traer por ahí una ensalada, no sé de hortalizas de las que te parezca, de la huerta con unos huevos del corral, por ejemplo, y algún tomate que puede ser o duro para ensalada o perita, cualquiera que no sea cherry?
- ¿Y qué pasó?
- Y nada, me tuve que ir a otro lugar donde le pedí una ensalada de lechuga y tomate y cebolla, que se llama mixta y la fina bola de lomo rebozada, que es una milanesa que me encantó. Y fui feliz.

Lo que me ayudaría, es en el desayuno que le hagas por favor un licuado, anotá, por favor, es fundamental esto. Granadina, maracuya y leche de coco. Fundamental, un vasito en ayunas.

- Es oro lo que te llevás. Oro. No te merecés ni el 10 por ciento, ¿me escuchaste?
- Pero vas a parar, ¿no?
- Lo que arreglamos del contrato yo te lo voy a cumplir.
- Cuando te conocí me caíste muy mal. Ahora que te conozco más... sos el imbécil más grande que conocí en toda mi vida.

Ya está, estás solo, te separaste.

- Bastante para la mierda, para qué te voy a mentir. Con un instinto asesino importante.
- ¿Y a quién querés matar, hoy?
- A todos los cobardes. A todos los cagones, sin personalidad que se comportan como unos hijos de pu**, básicamente. Este... me gustaría dedicarles la columna del día de hoy a todas esas personas que son capaces de convivir durante años con alguien que no aman y que no se animan a decírselo que no pueden mirar a los ojos, hablar francamente. Todas estas personas, los que llegan a hacer planes increíbles adolescentes, cuasi infantiles, por favor... los que se sientan identificados con esto manténganse alejados de la Tana Ferro. Vos sabés que yo conocí un tipo que era tan tenso, tan tenso, tan pelotudo... que mirá lo que hizo... Les cuento esto porque es increíble... no se puede creer, pero es un caso real. Contrató a un hombre para que seduzca a su mujer y no pare hasta que ella lo deje por él, con tal de no poner los huevos sobre la mesa. Es increíble, pero existen hombres así. Bueno, esto fue todo por hoy.
- Bueno, esa fue la Tana Ferro, en su columna de "Las mañanas no son para mí".

- A ver, a ver... ¿Entonces ustedes ya están separados?
- No.
- Sí.

Bueno, tampoco soy tan vieja, no sé, 30 y monedas, tampoco es tanto. Pero bueno, por ahí recién ahora puedo pensar... o hubiera podido pensar, no sé, en ser madre aunque no tengo la más pu** idea ni cómo se prende un microondas siquiera... menos cuidar un chico pero... por ahí lo podría haber empezado a pensar. No sé, yo opino diferente, quizás que él... y... no sé. Me parece que las personas no son felices todo el tiempo... menos las parejas.

Me da vergüenza decirlo, pero no sé... un domingo al mediodía, leyendo el diario los dos tirados en el sillón... pensaba que eso también eraparte del amor, no sé. O llevarte un té a la cama si te sentías mal.

Miedo a todo. No sé. Miedo a poner tu negocio, miedo a tu papá. Miedo a mí, porque obviamente por algo hiciste todo esto. Miedo al miedo, porque sos miedoso. Porque no sé, porque el miedo te paraliza... y empezás a hacer no sé, la pelotudez que hace...

JosVelasco
nos envió estas frases

Jos es desarrollador web y fundador de Frases de la película.


Twitter: @JosVelasco
Web: http://josvelasco.com

ha mandado las frases de 162 películas, ¡te invitamos a enviar las frases de una película!

Más frases de películas

Posdata, te amo
Eterno-resplandor-de-una-mente-sin-recuerdos
Contacto sangriento
Búsqueda personalizada

4 Respuestas a “Frases de la película Un novio para mi mujer”

  1. lorena dice:

    Hola.. por favor posteen el dilogo ebtero de natalia cuando habla al final en la secion con la psiquiatra

  2. Flor dice:

    es lo más jaja

  3. Nami dice:

    Me encanto la Tana . Voy a una partida de Rol y mi pj se le parece mucho. Me encatnto

  4. eddie dice:

    Gachi y Pachi

Deja un comentario

Te recomendamos