Frases de la película La ciudad del pecado (Sin City)

la ciudad del pecado

Frases enviadas por de la película estrenada en 2005, dirigida por Frank Miller y Robert Rodriguez, también conocida como Sin City, archivadas en Acción, Crimen, Robert Rodriguez, Thriller/Suspenso.

Nada destruye más al hombre que la estupidez ignorante y la conformidad.

¿Qué clase de bestia podría no llevarse bien con una niña tan divina?

Nada de gritos. Llegué justo a tiempo o demasiado tarde.

- ¡No me puedes hacer nada, Hartigan! ¡Tú sabes quién soy! ¡Tú sabes quién es mi padre! ¡No me puedes tocar, policía de mierda! ¡Mírate! Ni siquiera puedes levantar ese cañón que traes.
- Claro que puedo.

Todo se oscurece. No me importa mucho. Me está dando sueño. Está bien. Ella estará a salvo. Un viejo muere, una niña vive. Un intercambio justo.

Claro, limpiaré su cuña y limpiaré su trasero. Ese es mi trabajo. Pero no espera que sea amistosa con usted, señor. Supe lo que hizo a esa niña. Espero que desaparezcan la llave.

El poder no proviene de una placa o una pistola. El poder proviene de mentir. De mentir en grande y hacer que todo el mundo te siga la corriente.

No le salvas la vida a una niña para regresar y echársela a los perros.

Un pedazo de carne que debería ser el dedo índice de una chica de 19 años.

¿Crees que el látigo es lo peor que tengo? Esas fueron las caricias preliminares.

Un viejo muere, una joven vive. Un intercambio justo.

El silenciador convierte el disparo en un susurro.

Si doblas por la esquina correcta en Ciudad Pecado, puedes encontrar lo que sea.

El infierno es despertar todos los días y no saber qué hace uno aquí.

Si caminas por el callejón correcto en Ciudad Pecado, puedes encontrar lo que sea.

- Y ya que andas por ahí, pregúntale si vale la pena morir por el cadáver de una mujerzuela.
- Vale la pena morir por él, matar por él, e ir al infierno por él.

Los coches modernos parecen máquinas de afeitar eléctricas.

Cuando estás mal, es malo olvidar tu medicina.

Las mujeres. A veces sólo tienen que desahogarse y varias cubetas después es como si nada hubiese pasado.

No puedes matar sin saber qué es lo debido.

Nadie coquetea con una mesera que tiene la cara amoratada.

Es diferente enojarse con un tipo que no es malo en general, que descubrir que te engañó un fracasado imbécil, que deja a una esposa que ni sabías que existía cada vez que se emborracha, que es muy seguido. Sobre todo la clase de imbécil que tiene que golpear a una chica para sentirse hombre.

Alcahuetes, palizas, drogas, violaciones.

Nadie realmente lo deja nunca. Un fumador es un fumador a la hora de la verdad.

nos envió estas frases

Tania Ochoa alias Robotania es Diseñadora Gráfica y vive en la ciudad de Guadalajara, México. Trabaja en su proyecto de comunicación en Robotania y conduce y produce el Deshoras Podcast.


Twitter: @robotania
Web: http://robotania.com

ha mandado las frases de 184 películas, ¡te invitamos a enviar las frases de una película!

Más frases de películas

Lilo & Stich
The Master
Amar te duele
Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Te recomendamos