Frases de la película Ana Karenina

Ana karenina

Frases enviadas por de la película estrenada en 1935, dirigida por Clarence Brown, archivadas en Drama, Romance.

- Después de la elegancia de San Petersburgo pensarás que somos unos bárbaros.
- Por el contrario, parecemos gallinas al lado suyo.

- ¿Está casado?
- Sí, hace diez años. Es la madre de mis hijos.
- ¿Y la ama?
- Sí. Ella no me creerá si le digo, pero mi corazón le pertenece. Créeme, le pertenece.
- Le voy a creer si me quita la mano de encima.

¿Por qué la vida no es agradable?

Si lo peor ha pasado, no existen los presagios.

Sabes, Dolly, los hombres como Stiva no son conscientes del engaño. Ponen a su esposa y su hogar en un compartimiento y a esas mujeres en otro. Por extraño que suene es verdad.

- A tu edad, la diversión está en todos lados.
- No, algunos lugares son divertidos y otros no.

Estás en un periodo muy feliz de la vida. Se terminó la niñez y es momento de gozo. Por delante, el futuro es cálido y tentador. Lo recuerdo bien. Uno va flotando en una nube azul como la bruma en las montañas de Suiza. La bruma que todo lo cubre. Y que, al desvanecerse, dejará ver la figura del ser amado. Aunque sea mitad imaginario y mitad soñado.

- ¿Me odias? Deberías odiarme.
- De tener orgullo, tal vez. Pero no lo tengo. Sólo tengo amor.
- Me siento humillada.
- ¿Es humillante tener sentimientos?

- Nuestros encuentros son breves como el baile.
- Pero nuestras reuniones, frecuentes.
- Al dejarte, me siento en un mundo de extraños. Al tomar tu mano, estamos solos.
- Te devuelvo al mundo real.

Nunca olvidaré nada que tenga que ver contigo.

La gente me llama falsa. Es verdad. No sería apropiado ser honesta. Una moneda tiene dos caras y en la vida hay que mirar a ambos lados.

Condenados a la dicha o a la desesperación.

Los dragones bailan en el muro.

- Lo que digo, querida, lo digo por ti y por mí también. Soy tu marido y te amo.
- No es a mí a quien amas, sino a tu carrera y a las apariencias.

No hay nada más efectivo. El coñac para asentar el estómago. Y el pepino y la champaña te reaniman. Te hace sentir como un cosaco.

- De hecho, he estado analizando nuestro código y no tiene sentido. Escucha: Uno debe pagarle a los fulleros pero no al sastre.
- Es verdad.
- No debe mentir a los hombres aunque sí puede a las mujeres.
- Naturalmente.
- No es ilícito engañar a nadie, pero sí a los maridos.
- Inevitablemente.
- Es imposible perdonar las ofensas pero está permitido ofenderse.
- Obviamente.
- Eso es trivial. No tiene sentido.

- ¿Alexei?
- ¿Sí, Ana?
- ¿Acaso existe el dolor en el mundo? ¿Existe el llanto?
- En este momento se extinguieron.
- Siento dolor. Siento lágrimas.
- ¿Por qué?
- Porque estoy feliz. Sin pensar, sólo vivir, sólo sentir.

Aún los que nos aman mueren. Y aquellos a quienes amamos.

nos envió estas frases

Tania Ochoa alias Robotania es Diseñadora Gráfica y vive en la ciudad de Guadalajara, México. Trabaja en su proyecto de comunicación en Robotania y conduce y produce el Deshoras Podcast.


Twitter: @robotania
Web: http://robotania.com

ha mandado las frases de 184 películas, ¡te invitamos a enviar las frases de una película!

Más frases de películas

Orgullo y prejuicio
entrevista con el vampiro
Dulce Noviembre
Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Te recomendamos